Seguidores

viernes, 4 de octubre de 2013

EXPERTOS EXPLICAN QUE NOS ATRAE DEL SEXO OPUESTO


"Expertos explican qué nos atrae del sexo opuesto"

Para nosotros, algunas personas son como imanes, mientras que otras nos producen indiferencia. La ciencia comienza a arrojar algo de luz sobre uno de los misterios más impenetrables de las relaciones amorosas: ¿qué nos atrae del otro?, ¿cómo elegimos a nuestras parejas?.

Según una investigación de expertos de la Universidad Federal de Paraná (UFP) en Curitiba, Brasil, la gente tiende, de manera inconsciente, a elegir como compañero a una persona cuyas características genéticas son diferentes de las propias.

El trabajo brasileño encontró evidencias de que las parejas casadas tienen más posibilidades de tener diferencias genéticas en una región del ADN que controla el sistema inmunológico, es decir en las defensas orgánicas, en comparación con un grupo de personas unidas de forma aleatoria.

De acuerdo con la doctora María da Graça Bicalho, directora del estudio y del laboratorio de histocompatibilidad e inmunogenética de la UFP, es probable que este fenómeno obedezca a una estrategia evolutiva para garantizar una reproducción saludable, porque la variabilidad genética es una ventaja para la descendencia.

Los científicos aún no tienen claro cuáles son las señales del cuerpo de las personas genéticamente diferentes que más nos atraen, aunque creen que el olor corporal o la estructura del rostro podrían desempeñar un papel importante en las elecciones de pareja.

Otro estudio, publicado en la revista "Psychological Science", de la Asociación para las Ciencias Psicológicas (APS) estadounidense, indica que las mujeres y los hombres son igual de selectivos para elegir pareja, poniendo en entredicho la creencia de que los varones son menos exigentes en ese aspecto.

"Esta investigación sugiere algo fascinante: que la diferencia en la selectividad amorosa podría deberse a los roles que hombres y mujeres desempeñan en los primeros segundos de un nuevo contacto romántico, es decir al acto físico de quién se acerca a quién", explica el autor del estudio, el doctor Eli J. Finkel.

Según este psicólogo, el mero hecho de aproximarse físicamente a una pareja potencial para tomar contacto o entablar una conversación parece aumentar el deseo por la persona que se acerca y toma la iniciativa.
Publicar un comentario