Seguidores

jueves, 31 de octubre de 2013

ALINEAR TUS CENTROS ENERGETICOS


ALINEACION DE CHAKRAS:

El ser humano está formado por una energía que fluye dentro de su organismo y le hace sentir y vivir la vida de acuerdo al movimiento de esta energía interna. Se alinea a través de la espina dorsal en 7 remolinos conocidos como chakras, los cuales si giran de forma armónica en la dirección de las agujas del reloj nos mantienen en equilibrio, tranquilidad, paz y nos permiten ser felices. Si alguno se desalinea, esto provoca un desequilibrio en la faceta de nuestra vida que se asocie al chakra que no está en armonía.

Instrucciones:

El primer chakra o chakra raíz se sitúa bajo la columna.

A través de él nos conectamos con la tierra, absorbemos su energía y evacuamos las energías que nos sobran. Este chakra se relaciona con la supervivencia en lo terrenal y el sentirse seguro en las cuestiones básicas de la vida, con la abundancia y prosperidad economica. Es necesario para desbloquear este chakra dejar fluir la energía, dejarse llevar con la vida y liberarse de los obstáculos que te impidan avanzar y adaptarte al mundo.


SONIDOS PARA ARMONIZAR, ALINEAR TU PRIMER CHAKRA:












El segundo chakra se encuentra situado en el bajo abdomen, a la altura del ombligo.

Este chakra se relaciona con el deseo, la pasión, el movimiento y el cambio. Se relaciona con el sexo y una persona que tenga desactivado el segundo chakra o perderá el apetito sexual, o sus relaciones la reducirá a sexo sin más. Para alinear este chakra se recomienda crear relaciones estables, basadas en la confianza, el cariño y el sexo de forma ordenada.



El tercer chakra se sitúa en el plexo solar y es el encargado del poder y la energía.

Una persona con este tercer chakra descontrolado siente la necesidad de poder, de mandar sobre otras personas o, por el contrario, no tiene el control sobre su propia persona y se deja manipular por los demás. Equilibrar este chakra consiste en desarrollar la confianza en uno mismo y mantener relaciones humanas sanas y cordiales.





El cuarto chakra se sitúa en el corazón y regula lo relacionado con el amor.

Este amor nada tiene que ver con el amor sexual, se relaciona con el respeto, con la libertad y con la tolerancia. Consiste en mantener relaciones sentimentales sanas, de entender desde el corazón, de aceptar lo que va y viene y ser felices amando de esta forma.

El quinto chakra se encuentra en la garganta y es el encargado de la comunicación.

Cuando el chakra está desequilibrado, nos cuesta mucho comunicarnos con los demás y, por lo general, la comunicación es nefasta, tenedemos a tener y ocasionar problemas en este aspecto de nuestra vida. Tranquilidad, alegría, dejarse llevar y abandonar los miedos son los elementos esenciales para desarrolar una buena comunicación con nosotros mismos y los demás.




El sexto chakra se encuentra en el entrecejo y se encarga de regular todo lo relativo a la intuición.

Es conocido como el tercer ojo. Tenemos que atender más a nuestra intuición personal para equilibrar este chakra, meditar y visualizarnos tal y como queremos vernos para ser felices.

El séptimo chakra se sitúa en la coronilla. Centro de sabiduría y la espiritualidad plena.

Se tendrá equilibrado cuando la persona evoluciona de forma espiritual y se abre a nuevas dimensiones. Cuando este chakra está desequilibrado nos sentimos solos y desamparados. La mejor manera de alinearlo es quererse a uno mismo y fluir con la vida, de esta forma, comprenderemos nuestra esencia espiritual.
Publicar un comentario