Seguidores

miércoles, 16 de octubre de 2013

EL HOMBRE MAS LIBRE DEL MUNDO....


"Era el hombre más libre del mundo. Ninguna atadura lo vinculaba a nada. Nada podía perder porque nada tenía. ¿A qué temer? ¿Por qué turbarse?¿Acaso no es la turbación un ejército de combate para la defensa de las propiedades amenazadas? Al que nada tiene y nada quiere tener, ¿qué le puede turbar? El hermano no tenía ropa, comida, techo. No tenía padre, madre, hermanos. No tenía prestigio, estima ciudadana, amigos, vecindario. Y ahí, en la tierra despojada y desnuda nace y crece, alto, el árbol florido de la libertad.

El Pobre de Asís (San Francisco de Asís), por no tener nada, ni tenía proyectos o ideas claras sobre su futuro, ni siquiera ideales. Aquí está la grandeza y el drama del profeta. Es un pobre hombre lanzado por una fuerza superior a un camino que nadie ha recorrido todavía, sin tener seguridad de éxito final y sin saber qué riesgos le esperan en la próxima encrucijada.

Por no saber nada, ni siquiera sabe de qué manera ser fiel a Dios al día siguiente. Le basta con ser fiel minuto a minuto. Abrir un camino, paso a paso, golpe a golpe, sin saber cuál será el paso siguiente a dar, acostarse hoy bajo las estrellas con la amapola de fidelidad en la mano sin saber cuál amapola cortará mañana, abrir los ojos cada mañana y ponerse solitariamente en camino para seguir abriendo la ruta desconocida...

Cuando fallan todas la seguridades, cuando todos los apoyos humanos se fueron al suelo y se volaron los atavíos y las vestiduras, el hombre, desnudo y libre, casi sin querer, se encuentra en las manos de Dios. Al tener a Dios lo tuvo todo, pero para tener a Dios tuvo que despojarse de todo".
Publicar un comentario