Seguidores

sábado, 19 de octubre de 2013

LA PODEROSA FORMULA DE ORACION Y SONIDO (MANTRAS)


La poderosa fórmula de oración y el sonido — Cantando el mantra:

Las oraciónes y el sonido nos ayudan a alcanzar la paz y la tranquilidad. El sonido es una manifestación muy poderosa dentro del espectro de las ondas electromagnéticas. En el relato del Génesis, la Creación se hizo por medio del sonido, por eso en el texto se repite tantas veces:

“y Dios dijo.” Las palabras tienen el poder de liberarnos o de entramparnos, es por eso que necesitamos tener tanto cuidado con las cosas que decimos.

Pero hay dos tipos de palabras, las audibles y las que repetimos mentalmente. Usualmente mantenemos monólogos o conversaciones mentales que lejos de darnos paz y tranquilidad son la fuente de depresión, ansiedad y fracasos.

Hace más de 20,000 años, en la India y en otros pueblos antiguos, se crearon formulas sonoras y oraciones que tienen como propósito transformarnos en seres más positivos, puros, pacíficos, exitosos y saludables. En la India se les llamó mantras y se desarrollaron más de siete millones de estos para distintos propósitos en la vida del ser humano.

La palabra mantra viene del sánscrito y está dividida en dos raíces: “man” que significa mente y “tra” que significa proteger. Así, pues, el mantra es una fórmula para proteger nuestra mente. En la tradición judeo cristiana el “amén” y los salmos son el equivalente de los mantras.

La mayoría de nosotros usamos la mente en contra de nuestros propios intereses, por lo tanto, el mantra nos protege de que no la usemos en forma inapropiada. Si fuéramos capaces de mantener nuestra mente ocupada durante el día repitiendo mentalmente una oración corta, evitaríamos muchos problemas y entraríamos a un estado de paz y tranquilidad.

Pero, el mantra también se usa para proteger la mente de aquellas personas que amamos. Si sabes que un ser querido está sufriendo o pasando por alguna situación riesgosa entonces usa una de estas fórmulas. El mejor modo de hacerlo es tomar una foto de la persona y mirándola a los ojos repetir el mantra o la oración de forma audible. Está seguro de que tu pensamiento será transmitido a ese ser que te preocupa y recibirá la ayuda esperada.

Cantando el mantra:

Hay dos formas de cantar un mantra: de forma audible o mentalmente. La primera tiene efecto en el ambiente que nos rodea y la segunda sobre nuestros proceso mentales. La repetición regular de un mantra tiene un efecto sanador en nuestra mente y, por consiguiente, en nuestro cuerpo, mejorando la salud gradualmente.

La mayoría de los mantras comienzan con la silaba Om, que representa a Dios. Esa silaba es la contracción de tres letras aum. Para entenderlo dentro de la tradición cristiana la a es el Padre, u es el Hijo y la m es el Espíritu Santo. El “Om” o el “aum” es lo mismo que el “amén”, a pesar que este último es usado como un elemento afirmativo, como decir “así sea”. Así que el mantra más corto, y fácil de aprender es “Om”.

Podemos darle más poder y fuerza a la oración o mantra sincronizando la respiración de la siguiente manera:

- Inhala mientras lo repites tres veces mentalmente y exhala mientras lo repites tres veces mentalmente. Si lo deseas hacer de forma audible, inhala profundamente y cántalo suavemente, alargando la “m” final.

- Durante el día, no permitas que tus pensamientos vuelen. Así como un jinete mantiene control de su caballo con la bridas, mantén el control de tu mente con el mantra o la oración.

- Si no deseas usar el “Om” usa el “amén”. El efecto será el mismo. También puedes utilizar los salmos, como, por ejemplo, el Salmo 23: El Señor es mi pastor.

Con esta práctica, removerás los obstáculos de tu vida, atraerás la paz, y vencerás la depresión y la ansiedad. Lo que es más importante, tu mente será una fuente de irradiación de bendiciones para quien se acerque a ti.

Autor: José García — La poderosa fórmula de oración y sonido
Publicar un comentario