Seguidores

miércoles, 16 de octubre de 2013

ANGEL DE LA ARMONIA



EL ANGEL DE LA ARMONIA

"Vivo en la armonia cuando estoy en sintonia con la fuente Divina."

REINO ANGÉLICO: Ángel del Cielo de la Creación.

FUNCIÓN CELESTIAL:Permitir que nuestras almas descansen en armonía.

DONES PARA LA TIERRA:Puede ayudamos a vivir una vida armoniosa; a buscar gente y lugares armoniosos; a expresar nuestros espíritus de un modo armonioso.


EL Ángel de la Armonía comparte su gracia con nosotros cuando decidimos vivir una vida armoniosa. Vivir en armonía implica muchas cosas. Tiene un aspecto físico, que puede encontrarse en el ambiente en el que escogemos vivir. Es también un estado emocional, que refleja los grados de apertura, honradez e integridad que introducimos en nuestras vidas. Vivimos en armonía, en parte, cuando aceptamos nuestra dependencia de la tierra que nos alimenta y sostiene la vida. Estamos en armonía con nuestros sentimientos cuando les damos espacio para ser reales para nosotros.

Vivir en armonía con nosotros mismos significa que honramos nuestros propios dones especiales. Cuando vivimos en armonía con la verdad universal buscamos dar lo mejor de nosotros y recibir con corazón abierto. Vivir en armonía es un verdadero estado de energía, a partir del cual podemos experimentar la vida en un estado óptimo de flujo. Esto significa que queremos que un alimento bueno e integral enriquezca nuestros cuerpos y que evitamos toda forma de abuso de sustancias. Necesitamos tener el descanso y el recreo suficientes de manera regular, y hacer un trabajo que sea a la vez creativo y emocionalmente satisfactorio. Juego, descanso, buenos amigos, belleza y estímulo espiritual son todos ingredientes vitales de una vida verdaderamente armoniosa.

Vivir en armonía con nuestra naturaleza interna profunda es vivir de acuerdo con las verdades universales. Estas verdades existen en todas las religiones y han sido aceptadas entre todas las culturas a lo largo de las edades. Son la base de un código ético que respeta la dignidad del individuo.

Vivimos en armonía cuando abandonamos el pasado y expulsamos nuestra negatividad. Aferrarse a la energía negativa es la base para la disonancia, y se conoce como enfermedad. Finalmente, encontramos gratitud en nuestros corazones para todas las cosas buenas que nos han sido dadas. La gratitud siempre nos dará la sensación de estar viviendo en armonía.

Podemos apelar al Ángel de la Armonía para que nos ayude a encontrar el sendero correcto hacia la armonía, y podemos pedir su asistencia para honrar cualquier cosa que podamos requerir para hacer nuestras vidas más gozosas y creativas. La armonía es un equilibrio entre los planos espiritual, emocional y físico.
Publicar un comentario