Seguidores

viernes, 11 de octubre de 2013

ORACION DE LA MAESTRIA ESPIRITUAL



"Oración de la Maestría Espiritual "


"Padre/Madre Dios:

Ayúdame a sentirme Uno contigo

y a sentir que mis hermanos, mis hermanas y yo

somos iguales.



Ayúdame a reconocer mis juicios

y a mirar dentro de mí para corregirlos.



Ayúdame a liberarme de toda vergüenza

y toda recriminación,

y a aprender de mis errores para ya no repetirlos.



Ayúdame a cuidar de mi persona, de mi familia,

de mi comunidad y de mi planeta.



Ayúdame a crear aquello que es lo mejor para mí

y para los demás.



Ayúdame a responsabilizarme de mis creaciones.



Ayúdame a liberarme de mi mentalidad de víctima

y a reconocer que soy un ser poderoso

dotado de innumerables opciones creativas.

.

Si he de defenderme, ayúdame a hacerlo con amor,

sin atacar a los demás

ni tratar de influir en sus decisiones.



Ayúdame a dejar a los demás ser libres

para que yo, a mi vez, pueda serlo.



Ayúdame a acoger compasivamente

a aquellos que están agobiados por el dolor,

a quienes han sufrido pérdidas,

a los que viven abrumados por el estrés,

a los que tienen cualquier limitación,

y permite que les dé esperanza y aliento.

Permíteme abrirles mi corazón.

Permite que mis ojos vean más allá

del comportamiento motivado por el miedo

o por no sentirse dignos de amor.



Que pueda yo brindarme y brindar a los demás

el amor y la aceptación que tú me brindas

sin condiciones.



Ayúdame a desarrollar mis habilidades y talentos

para ponerlos a tu servicio

y cumplir mi misión aquí en la tierra.



Ayúdame a asumir el papel que quieres para mí

y así inspire, empodere y anime a los demás.



Ayúdame a confiar en mis dones

y a darlos sin esperar nada a cambio

siempre que se presente la oportunidad.



Ayúdame a dar y a amar desinteresadamente

y a poner en tus manos lo que haya de suceder.



Ayúdame a renunciar a mi necesidad de controlar

para que así pueda vivir con espontaneidad

y con tu gracia.



Ayúdame a comprender y a sanar mis heridas

para que así no ahuyente al amor

ni obstaculice su presencia en mi corazón

y en mis relaciones.



Ayúdame a ser sensible y vulnerable.

Ayúdame a aprender a pedir ayuda

y a confiar en la ayuda que tú me brindas.



Permite que sane mi pasado

para que así pueda acceder plenamente

al presente.



Haz de mí un portal para la sanación de otros

y permite que traspase valientemente

la puerta que se ha abierto para mí.

Ayúdame a desprenderme de lo que es falso

y a aferrarme, con fuerza y convicción,

a lo que es verdadero.



Ayúdame a poner en práctica lo que predico,

a escuchar atentamente,

y a hablar sólo cuando tenga algo constructivo que decir.



Ayúdame a entender que el Amigo

siempre está conmigo,

y que mi único propósito es ser un Amigo

para los demás.



Ayúdame a desapegarme del renombre y de la fama,

y a renunciar a todo tipo de autoridad externa

para que la autoridad interna sea mi guía.



Permíteme saber en todo momento y en todo lugar

que lo mejor para los demás es – y siempre será –

lo mejor para mí.



Permite que se desvanezca

todo lo que me separa de los demás,

y pueda así reconocer

que todos somos Uno contigo.



Permite que realice mi trabajo en la tierra

con esmero y con humildad,

y que vuelva a ti cuando haya cumplido mi misión.



Que se disipen todos los velos y las barreras

que nos separan,

para que así pueda yo permanecer plena y totalmente

en el corazón de tu amor."

Amén.


Lo Siento...Perdóname...Te Amo...Gracias!


Autor: Paul Ferrini
Publicar un comentario