Seguidores

jueves, 24 de octubre de 2013

LA SANACION MEDIANTE LA RESPIRACION PRANICA


La sanación mediante la respiracion pránica:

A veces conocida como qigong médico o sanación qi, la sanación pránica es una manipulación directa de la energía vital que rodea al individuo, al igual que la canalización de la energía universal para así acelerar y apoyar la capacidad auto sanadora del cuerpo humano.

La sanación pránica es una práctica totalmente natural que no requiere de ningún instrumento, herramienta o preparación medicinal.

La sanación pránica fue creada por Choa Kok Sui, un maestro espiritual de la China que después de años de investigación y experimentación con diferentes modalidades alternativas como el qigong, yoga, Ayurveda y Kabbalah, creó un sistema propio con pasos específicos que llevan a la restauración del estado de salud.

Los seis pasos de la sanación pránica son:

Limpieza. Para mantener una buena salud y balance en nuestras vidas, es indispensable purificar y deshacerse de pensamientos, emociones y creencias limitantes y negativas que bloquean el flujo natural de prana. Es importante identificar estas emociones que obstaculizan nuestra salud y conscientemente purgarlas.

Respiración. La tradición pránica trabaja con técnicas de respiración rítmica que inspiran y retienen el prana en los pulmones por un determinado tiempo y luego lo distribuyen lentamente. El ciclo se repite un número específico de veces, usualmente 100. El yoga pranayama está basado en estas técnicas de respiración.

Manipulación de la energía. Esta parte de la sesión de sanación consiste en una evaluación, limpieza y energización. La evaluación identifica los lugares donde la energía no está fluyendo o está causando problemas. Usualmente el practicante mueve sus manos – como un scanner - y utiliza la intuición. La limpieza también involucra movimientos de manos con los cuales se mueve la energía y se promueve el flujo de ésta. Finalmente, el sanador atrae el prana y lo canaliza hacia los lugares donde hace falta, proyectándolo de manera que energiza a quién lo recibe.

Mantenimiento. Existen ciertas técnicas para mantener el prana fluyendo. Éstas incluyen la práctica frecuente de ejercicios de respiración, una dieta saludable, práctica de ciertos ejercicios físicos – como yoga- y balancear los estados anímicos al igual que mantener un entorno libre de negatividad.

Meditación. Practicar frecuentemente técnicas de meditación mantiene el flujo de prana y por ende nuestra salud mental, emocional, energética y física.


Ejercicios del maestro Choa:

Estos ejercicios son prácticas específicas que combinan movimientos de yoga tibetano y la mentalfísica. Los primeros consisten en cinco posturas de yoga que aumentan el nivel de energía del individuo, y la mentalfísica es una rutina de ejercicios de respiración para canalizar y aumentar el flujo de prana.

Prana es la energía universal, presente en todos los seres vivos y a nuestro alrededor, que nos mantiene vivos y que afecta nuestros estados de ánimo y de salud.

El concepto hindú de prana es similar al de ki o chi en medicina china tradicional.

Esta terapia, que se caracteriza por la imposición de manos y movimientos rítmicos sin tocar directamente al paciente, está basada en la creencia que el cuerpo humano es sabio y todos tenemos un sanador interno capaz de reparar cualquier daño y restaurar la salud. Un sanador pránico trabaja con la energía vital que ya está presente en el sol, el aire, el agua y la tierra y la canaliza hacia el individuo para apoyar y acelerar su proceso natural de sanación.


"Cada latido de tu corazón es el ritmo de tu Alma.La voz de tu Alma es tu respiración". 
- Yogi Bhajan 


¿Dónde está el prana?

El prana no necesariamente "está" en algún lugar. El prana es la energía que sostiene la vida en el universo. En el cuerpo humano, el prana viaja a través de canales o meridianos llamados nadis. Existen tres nadis principales - ida, pingala y sushuma - aunque en la tradición yoga se cree que hay más de 7,000 en total.

Prana es energía etérea y por lo tanto afecta nuestro cuerpo etérico primero, el cual a su vez de compenetra e interactúa con el cuerpo físico. La sanación pránica cree que toda enfermedad y perturbación emocional proviene de interrupciones en el flujo del prana en este cuerpo etérico o bioplásmico, o en cualquiera de los nadis.

Existen tres fuentes principales de prana: el sol, el aire y la tierra. El prana solar proviene de los rayos del sol y puede absorberse en corto tiempo al estar al aire libre o bebiendo agua que ha sido expuesta al sol por un tiempo. El prana del aire se absorbe a través de los pulmones y de los siete chakras. Por último, el chakra de la tierra se absorbe por las plantas de los pies.

Prana también se puede absorber a través de lo que comemos y bebemos ya que el agua y los alimentos a su vez absorben prana en su contacto con el sol, el aire y la tierra donde crecen. Por esta razón, la dieta es un componente importante de la sanación pránica y se recomienda comer alimentos frescos y no refinados o preservados artificialmente.




Respiración Alternada para el Equilibrio Nervioso.

L a fosa nasal derecha está vinculada al hemisferio cerebral izquierdo que es lógico y activo.

La fosa nasal izquierda está vinculada al hemisferio cerebral derecho que es creativo y pasivo.

Cuando se practica este pranayama lo que estamos haciendo es alternar los estímulos a cada hemisferio, impulsando de esta manera una sincronización de los mismos que resulta en un mejoramiento equilibrado del sistema nervioso todo.

Por lo tanto la Respiración Lenta Alternada es ideal para quienes sufren de problemas nerviosos, estudiantes y toda persona que busque una mayor armonía en su actividad cerebral.

Necesitamos, como de costumbre un lugar amplio y aireado, de ser posible conviene su realización al aire libre.

Una de las posiciones más comunes (aunque no la única) para realizarla es ubicar nuestros dedos índice y mayor en el entrecejo. Luego, usaremos el pulgar para obturar una fosa nasal, y los dedos anular y meñique para obturar la otra.

Las prácticas de Nadi Shodana son múltiples, pero aquí nos centraremos en la más sencilla de todas, ni siquiera usaremos conteos mentales para que les resulte más fácil.

Para comenzar tapamos una fosa nasal y aspiramos de manera lenta y profunda por la otra.

Obturamos las dos y mantenemos el aire el tiempo que nos resulte cómodo.

Exhalamos por la fosa nasal contraria en forma lenta y profunda. Por esta misma fosa nasal comenzamos nuevamente el ciclo.

Practicamos durante 5 a 15 minutos, de acuerdo a la profundidad de los efectos que queremos obtener. Una práctica diaria de 15 minutos hará milagros en la salud de nuestro sistema nervioso.


**Respiración Alternada para el Equilibrio Nervioso. L a fosa nasal derecha está vinculada al hemisferio cerebral izquierdo que es lógico y activo. La fosa nasal izquierda está vinculada al hemisferio cerebral derecho que es creativo y pasivo. Cuando se practica este pranayama lo que estamos haciendo es alternar los estímulos a cada hemisferio, impulsando de esta manera una sincronización de los mismos que resulta en un mejoramiento equilibrado del sistema nervioso todo. Por lo tanto la Respiración Lenta Alternada es ideal para quienes sufren de problemas nerviosos, estudiantes y toda persona que busque una mayor armonía en su actividad cerebral. Necesitamos, como de costumbre un lugar amplio y aireado, de ser posible conviene su realización al aire libre. Una de las posiciones más comunes (aunque no la única) para realizarla es ubicar nuestros dedos índice y mayor en el entrecejo. Luego, usaremos el pulgar para obturar una fosa nasal, y los dedos anular y meñique para obturar la otra.

Las prácticas de Nadi Shodana son múltiples, pero aquí nos centraremos en la más sencilla de todas, ni siquiera usaremos conteos mentales para que les resulte más fácil. Para comenzar tapamos una fosa nasal y aspiramos de manera lenta y profunda por la otra. Obturamos las dos y mantenemos el aire el tiempo que nos resulte cómodo. Exhalamos por la fosa nasal contraria en forma lenta y profunda. Por esta misma fosa nasal comenzamos nuevamente el ciclo. Practicamos durante 5 a 15 minutos, de acuerdo a la profundidad de los efectos que queremos obtener. Una práctica diaria de 15 minutos hará milagros en la salud de nuestro sistema nervioso.

Publicar un comentario