Seguidores

viernes, 25 de abril de 2014

ANGEL DE LA RECONCILIACION


EL ÁNGEL DE LA RECONCILIACION

REINO ANGÉLICO: Ángel del Cielo de la Creación.

FUNCIÓN CELESTIAL: Reconciliamos con la Luz.

DONES PARA LA TIERRA: Puede ayudamos a liberar traumas dolorosos que distorsionan nuestra visión de la vida; a traemos más plenamente al flujo presente de la vida; a abrir nuestros corazones al bien.

El Ángel de la Reconciliación nos ofrece la oportunidad de deshacemos del bagaje viejo e inútil de nuestro pasado.

Reconciliándonos con el pasado nos descargamos de las penas, daños y resentimientos que taponan y congestionan nuestra energía y nos cargan con su peso. Necesitamos nuestra vitalidad para vivir en el presente, no para sumergir nuestra vida en viejos resentimientos.

El Ángel de la Reconciliación trabaja para ayudamos a integrar nuestro pasado con nuestra realidad presente. Nos ayuda a ver las verdades espirituales, de modo que podamos aprender de nuestro pasado. De este modo cualquier cosa dolorosa de nuestras vidas puede ser vista de un modo nuevo como un paso positivo del crecimiento -incluso las experiencias más brutales.

Este ángel está siempre facilitando la transición desde el pasado al presente, ofreciéndonos cualquier oportunidad de aceptar las cosas tal como son. Trátese de algo que hicimos a los demás o a nosotros mismos, o de algo que nos sucedió, este ángel nos ayudará a reconciliar nuestro pasado. El proceso de dejar marchar el pasado nos ayuda a redimir nuestro espíritu. Libera la energía que hemos invertido en proyectar nuestros sentimientos sobre situaciones, personas y sucesos pasados. Cuando estamos limitados por la pena, el duelo, los agravios o la amargura, estamos realmente destruyendo la vitalidad y el gozo del ahora siempre presente. El pasado es una piedra de tropiezo en el camino hacia la salud, si preferimos verlo de ese modo podemos ofrecer nuestras plegarias al Ángel de la Reconciliación para que nos ayude a aceptar el pasado tal como fue, y a abandonar nuestras ideas negativas acerca de cómo debería haber sido. Podemos pedir que las lecciones de las experiencias pasadas nos ayuden a desarrollamos como adultos de mente sana capaces de avanzar hacia el gozo del presente. Esto nos dará tanto placer como sabiduría.

Pedimos a este ángel que nos muestre cómo integrar nuestro pasado en un presente vivo, pleno de gozo y realización. Pedimos guía para abandonar el pasado y aceptar que siempre podemos hacer un nuevo comienzo. La reconciliación no tiene que ver con cambiar algo que no puede ser alterado. Es más bien transformar nuestra visión de cómo fue el pasado, y cómo podemos facultarnos y capacitamos ahora a nosotros mismos haciendo elecciones positivas para nuestro bienestar.
Publicar un comentario