Seguidores

jueves, 14 de noviembre de 2013

LOS EFECTOS-BENEFICIOS DEL MANTRA "OM"


LOS EFECTOS-BENEFICIOS DE RECITAR (CANTAR) EL MANTRA "OM"...

La cultura hinduista indica que el universo resultó de una vibración cósmica originaria procedente del más profundo de los silencios. El primer OM. El más poderoso de los mantras....

Beneficios del Mantra OM:

Multitud de estudios demuestran que el canto del OM tiene un poderoso efecto directo tanto sobre la glándula pineal, responsable de la producción de la melatonina (hormona de la juventud), así como, sobre la glándula pituitaria, encargada de segregar las hormonas reguladoras de la homeostasis.

Esta vibración tiene un gran poder tanto a nivel mental como a nivel corporal. Nos purifica y nos limpia todas nuestras “koshas” o capas del cuerpo, desde la más burda y externa (annamayakosha o cuerpo físico ) hasta la más sutil de ellas (anandamayakosha o cuerpo causal ) Nos afecta tanto a nivel físico, psíquico y emocional.

Significado del mantra OM:

El sonido Om, está compuesto por tres letras: A-U-M. Sin embargo, hay algunos que opinan que después de éstas, contamos con un “silencio”. Personalmente, me decanto por esta última, ya que creo que después de toda meditación u acción, necesitamos un espacio-silencio para poder “asentarlo” o beneficiarnos de ello.

El A-U-M puede representar diferentes tríadas, entre las cuales está la del Trimurti: Brahma (creador, Vishnu (preservador) y Shiva (transformador) Otra podría ser la que desglosa Brahman (lo es todo y más allá de este Universo): SAT-CHIT-ANANDA (Ser - Consciencia - Dicha), equiparable a ”cuerpo, mente y espíritu”.

¿Cuándo conviene practicar el mantra OM?

Lo más habitual es realizar el canto del OM antes y después de una práctica de yoga o meditación, ya que prepara la mente y el cuerpo para ello. Sin embargo, el canto del OM, ya es por sí solo una meditación. A través de la meditación del Om podemos llegar al Moksha o liberación espiritual.

Dependiendo del efecto que queramos conseguir en el individuo lo recitaremos de una manera u otra. Por ejemplo, la repetición del mantra OM activa y rápidamente, repitiéndola durante varios minutos a cierta velocidad, hará que nuestro cuerpo agilice el riego sanguíneo, proporcionándonos más calor y activación corporal.

También se puede utilizar el mantra OM para controlar estados de ansiedad. Muy recurrente, por ejemplo, después de un momento de gran tensión en la oficina. Recomendaría ir al lavabo a realizar unas respiraciones profundas y repetir 3 veces el Om de una manera larga y pausada, para poder “recuperar la calma”.

Momentos ideales y postura para recitarlo:

El mantra OM se puede recitar (cantar) en cualquier lugar y momento, preferiblemente en un ambiente tranquilo, de paz y armonia.

Ante todo, deberemos ser conscientes de nuestra postura corporal, de nuestra respiración y de una escucha interna profunda en el momento que el sonido es emitido y de una escucha de uno mismo cuando el sonido ha dejado de producirse.

Hay que encontrar una postura cómoda y con una base estable, en la que podamos permanecer cierto tiempo y mantengamos la espalda erguida.

La postura más recomendable es la “postura fácil”: piernas flexionadas, manteniendo un tobillo delante del otro, recomendándose un cojín bajo las nalgas para que las rodillas queden por debajo de la cadera. Las manos descansan sobre las rodillas. Barbilla ligeramente dirigida hacia el esternón.

Personalmente, a esta postura añadiría el Guían Mudra, en el que unimos la punta del dedo índice con la del pulgar. Éste simboliza la unión de la consciencia individual con la consciencia cósmica, y entre otros beneficios, se dice que aporta paz mental y favorece la concentración.


Efectos de la pronunciación del mantra OM:

El efecto sobre los tres cuerpos será triple. Si es entonada correctamente, manteniendo firme el centro de la conciencia en cualquiera de los centros elegidos, los efectos serán los siguientes:

En los niveles mentales:

a. Establecer contacto con el centro coronario, haciéndolo vibrar. Aquietar así la mente inferior.

b. Vincularse con el Ego en mayor o menor grado, pero siempre, hasta cierto punto, por medio del átomo permanente.

c. Expulsar partículas de materia tosca y construir otras más refinadas.

En los niveles emocionales:

a. Estabilizar definitivamente el cuerpo emocional por medio del átomo permanente, estableciendo contacto con el centro cardiaco y activándolo.

b. Expulsar materia burda, haciendo más incoloro el cuerpo emocional o de deseos, a fin de que refleje con más exactitud lo superior.

c. Originar urna repentina afluencia de sentimientos, desde los niveles atómicos del plano emocional al intuitivo, por conducto del canal atómico que existe entre ambos. Dicha afluencia se precipitará hacia arriba y despejará el canal.

En los planos físicos:

a. El efecto será muy similar, pero se sentirá principalmente en el cuerpo etérico, estimulando la afluencia divina.

b. Irá más allá de la periferia del cuerpo y creará un cascarón que servirá de protección. Rechazará los factores discordantes que puedan existir en el medio ambiente inmediato.”

Al practicarlo, procura visualizar los tres cuerpos inferiores… Debiendo considerar deliberadamente que él es un Hijo de Dios que retorna al Padre; que es Dios mismo que busca Su conciencia; un creador que trata de crear; el aspecto inferior de la Deidad , que trata de alinearse con lo superior. Después entonará tres veces la Palabra Sagrada (OM), emitiéndola suavemente la primera vez, afectando así al vehículo mental; más fuerte la segunda vez, estabilizando el vehículo emocional, y aún más fuerte la tercera y última vez, actuando sobre el vehículo físico.


Publicar un comentario