Seguidores

viernes, 5 de julio de 2013

SANAR LA RELACION CON UNO MISMO ES LA UNICA FORMA DE AVANZAR.



SANAR LA RELACION CON UNO MISMO...

No existen caminos distintos en la vida para gozar de una libertad emocional que trabajar con tu interior.
Todos queremos que los demás cambien y que nos hagan una vida más amable, que nos quieran, que nos digan que somos importantes y que por supuesto somos esa persona especial para ellos.

Y si bien en este mundo encontramos personas que responden a esta necesidad no siempre es posible mantener a esa persona para siempre para nosotros.

Estamos destinados a hacernos responsables de nosotros mismos y si hemos tenido heridas de guerra del vivir quiere decir que estamos vivos, que nos encontramos en la existencia de una manera comprometida.

Lo importante es saber cómo respondemos a esa situación que estamos viviendo. Nadie se escapa de encontrar un momento en su existencia en la que parece que todo se ha derrumbado. Y sin embargo continuamos en caminando.

A veces caminamos con la cabeza agachada, otras con la cabeza en alto, en otro momento, con la cabeza apenada, pero solo tomando el coraje necesario para vivir tu propia vida y darle la vuelta. Y cerrando ciclos y recuperar la propia confianza.

Y solo es posible a través de ver nuestras acciones, nuestros pensamientos y sentimientos y vivimos llenos de miedo y de retos.

Pero para sanar necesitamos tomar conciencia, darnos cuenta estar alertas para no volver a caer en situaciones destructivas, que nos restan energía y que nos llevan a violentar nuestra propia existencia.
Nadie va a dejar nada para que tu sanes. Solo te corresponde a ti tomar la responsabilidad de tu vida.
Sanando el amor a la propia persona es una necesidad y una responsabilidad personal. En estos tiempos tenemos que permanecer atentos a nosotros mismos.

Y dejar de estar atados a situaciones que no nos corresponden en:
- El amor-
- La estima propia.
- El trabajo.

Cerrar ciclos en la vida y voltear la página de nuestras vidas es un acto de amor hacia nosotros mismos
Publicar un comentario