Seguidores

viernes, 5 de julio de 2013

OSHO, EL AMOR DA LIBERTAD



El amor da libertad…

"Si entendemos el amor como el encuentro de dos almas, no sólo un encuentro sexual, biológico, de hormonas masculinas y femeninas, entonces te puede dar alas, te puede permitir una gran interiorización en la vida. Y los amantes se pueden convertir por primera vez en amigos. De la otra manera han sido siempre enemigos disfrazados.

Las religiones, y los llamados santos, que han huido del mundo, cobardes que no pueden afrontar un encuentro con la vida, han envenenado por completo la idea del amor como la única espiritualidad. Han condenado el sexo, y con la condena del sexo han condenado también el amor, porque la gente piensa que sexo y amor son sinónimos. No lo son. El sexo es sólo una mínima parte de tu energía biológica. El amor es todo tu ser; el amor es tu alma. Tienes que aprender que el sexo es simplemente una necesidad de la sociedad, de la especie, para su propia continuidad; si quieres, puedes participar. En cambio, no puedes evitar el amor. En el momento en que evitas el amor, toda tu creatividad muere y todos tus sentidos se vuelven insensibles; se acumula un montón de polvo a tu alrededor. Te conviertes en un muerto viviente.

Sí, respiras, comes, hablas y vas a tu trabajo todos los días, hasta que llega la muerte y te libera del aburrimiento en el que has estado sumido toda tu vida.

Si el sexo es todo lo que tienes, entonces no tienes nada; entonces eres un instrumento de la biología, del universo, destinado a reproducirse. Eres una máquina, una fábrica. Pero si puedes concebir el amor como tu auténtico ser, y el amor a otra persona como una profunda amistad, como una danza entre dos corazones con tal sincronía que casi los convierte en uno, no necesitas otra espiritualidad. Ya la has encontrado. El amor te conduce a la experiencia suprema, llamada Dios, llamada absoluto, llamada verdad. No son más que nombres. En realidad, lo supremo no tiene nombre; es innominado, pero el amor te conduce hacia él.

Si sólo piensas en el sexo y nunca eres consciente del amor, te estás equivocando por completo. Sí, traerás niños al mundo y serás infeliz, jugarás a las cartas, irás al cine, verás fútbol y tendrás grandes experiencias de extrema futilidad, aburrimiento y una sensación constante de ansiedad, llamada angustia por los existencialistas. Pero nunca conocerás la auténtica belleza de la existencia, el verdadero silencio y la paz del cosmos. El amor lo puede hacer posible....

Pero recuerda, el amor no tiene fronteras. El amor no puede ser celoso, porque el amor no posee. La simple idea de que posees a alguien porque lo amas es horrible. Poseer a alguien significa que lo has matado y lo has convertido en un artículo de consumo. Sólo se pueden poseer las cosas.

EL AMOR DA LIBERTAD. EL AMOR ES LIBERTAD."

-Osho, Amor, libertad y soledad. Una nueva visión de las relaciones-
Publicar un comentario