Seguidores

martes, 30 de julio de 2013

MI ESPACIO SAGRADO


“Mi guía interno dice que entremos en el espacio del corazón, ya que si estamos en la mente lo pasaremos mal, porque estaremos conectados mentalmente a los acontecimientos y este no va a ser un cambo fácil para nadie, Pero si te posicionas en el espacio del corazón será fácil y simple. No tienes que hacer nada; solo conectar con tu corazón y la madre Tierra. La Tierra está al corriente de lo que está pasando. Los pueblos indígenas, los mayas e incluso los japoneses han estado de acuerdo en que la Tierra no era consciente hace 500 años, pero ahora, a partir de la creación de la Red de Consciencia y otros trabajos, la Tierra es del todo consciente y nos reconoce. Así que cuando entras dentro de tu corazón y conectas con esta Red de Amor y este nivel superior de Consciencia que está alrededor del planeta ya no tienes que hacer nada más; solo respirar, no preocuparte por nada, y ella cuidará de ti. Este es el mismo mensaje de los hopi, de los mayas y de los waitanas. No hay que hacer nada. No tendremos que cavar un agujero en la Tierra para poner comida o armas. No tiene nada que ver con protegerse a sí mismo, sino con la vibración del amor todo irá bien y la vida misma te protegerá. Y si no podemos entrar en esta vibración probablemente moriremos, pero no debemos preocuparnos, porque en realidad la muerte no existe y la vida sigue eternamente; solo significaría que habríamos escogido un camino diferente al del resto del mundo. De todas maneras nos reuniremos en el mismo lugar al final. La vida en sí misma nunca sufre ningún daño, pero con estos cambios que se avecinan hay diferentes caminos.”

- Drunvalo Melchizedek -
Publicar un comentario