Seguidores

lunes, 12 de mayo de 2014

LOS 36 ASPECTOS DEL LIBRE ALBEDRIO


" El Libre Albedrío "

Dios en su intenso amor por nosotros, nos entrega la libertad de escoger nuestra forma de respuesta y de actuar en pensamiento, palabra y obra. A esto se le denomina, libre albedrío, nosotros sin influencia alguna, ni siquiera de Dios, somos libres de elegir nuestra forma de vida y de seguir un camino de positividad o de negatividad.

La Jerarquía Divina tiene todo el interés de que tomemos el libre albedrío positivo pero no nos presiona, simplemente trata de hacernos ver mediante ejemplos vividos lo que nos hace bien y lo que nos es dañino.

Nuestro ángel de la guarda, nos ama intensamente igual que una madre a su hijo y nos entrega su amor aún cuando no lo tomemos en cuenta ni nos enteremos de su existencia, de todas formas nos ama profundamente, cuando nos percatamos de ello es tal su alegría que en alguna ocasión tratará de hacernos sentir su presencia y siempre tratará de guiarnos hacia lo positivo. Pero la elección de hacer de nuestra vida algo positivo o negativo es exclusivamente personal, nadie puede influenciarnos.

Claro, que nuestros padres en cada encarnación, si llevan una vida adecuada y nos guían de igual manera, ellos tratarán de que sigamos una vida con éxito, aún cuando ellos mismos quizá no lo tengan muy presente, por amor nos querrán llevar por el camino del bien. En otras ocasiones, los padres no son de vida ejemplar y su misma vida nos puede llegar a confundir y tomar el camino inadecuado, pero la elección finalmente es de cada quien.

Cuando estamos en las encarnaciones iniciales e impera la conciencia física, muchas veces el instinto y el deseo es lo que nos guía y nos lleva por caminos equivocados, después de dar tumbos en la vida, encarnación tras encarnación, entramos a la conciencia mental y ello nos puede ir encaminando a lo positivo hasta que logramos despertar la conciencia y entrar a la conciencia espiritual y empezamos con la búsqueda de la Verdad, ello generalmente nos lleva a un libre albedrío totalmente positivo y nos encontramos con nuestra conciencia Crística y entonces si, va a imperar siempre lo positivo en nuestras vidas.

Solo existen en cada encarnación tres oportunidades de conocer las Sagradas Enseñanzas, en la mayoría de las vidas no se nos presenta ninguna, porque hasta que el alumno está preparado, aparece el Maestro con la oportunidad de conocer la Enseñanza Sagrada, si despreciamos una oportunidad, puede presentarse otra, pero después de despreciar la tercera, ya no se presentará ninguna mas, a menos que por libre albedrío entremos en la búsqueda de otra oportunidad. El libre albedrío, nos coloca entre dos caminos, uno que finalmente nos llevaría a la Vida Eterna y otro que nos lleva a una vida inútil.

Conforme vamos tomando el lado positivo, este nos lleva a otro y a otro mas, hasta que despertamos la conciencia y aparece la oportunidad, con un Maestro que nos guiará a la Enseñanza Sagrada. Cuando tomamos el camino de negatividad, este igual abre la puerta a otra negatividad y así, nos perderemos en el intento. La negatividad de los placeres mundanos, son temporales, van a terminar con enfermedades tanto del cuerpo físico, como del mental y del emocional, no nos llevan a ningún logro y se terminan con la transición, solo nos llenan de karmas negativos que nos pesan cada vez más.


LOS TREINTA Y SEIS ASPECTOS DEL LIBRE ALBEDRÍO:

¿Tiene fe en Dios?
¿El altruismo predomina sobre el egoísmo?
¿Tiene duda existencial? ¿Duda del valor de su vida? ¿Desprecia el motivo para el que nació?
¿Está en pecado? (La noción de pecado depende de la idiosincrasia de la conciencia espiritual colectiva de su entorno, e individual de su propia autoexigencia).
¿Tiene fe en el hombre? ¿Puede percibir la presencia de Dios en los hombres? ¿Tiene fe en sí mismo?
¿El espíritu domina sobre la mente o descree de la vida espiritual, y sólo le queda lo mental o material como valor?
Sigue un camino espiritual correcto o se ha desviado?
Ante sus errores, ¿busca justificarse o aprender?
¿Busca el despertar espiritual o ignora la presencia del superhombre dentro del hombre común en espera de su despertar?
¿Su karma gobierna su situación actual o hace los esfuerzos necesarios para superar los condicionamientos de origen kármico?
¿Participa en las luchas que le impone la sociedad desde la ley (humana y divina), o desde la violencia de los planos inferiores (del hombre, de la sociedad, o de los
mundos negativos)
¿Tiene la sufi ciente autodisciplina y espíritu de lucha para asegurarse su progreso o se abandona errático a las circunstancias?
¿Merece castigo por acciones incorrectas?
¿Es justo o injusto?
¿Tiene buen corazón o le falta humanidad?
¿Busca la verdad o se engaña a sí mismo con falsos argumentos?
¿Es buena o mala persona? ¿Predomina en usted su cuerpo angelical o diabolical?
¿Hace un esfuerzo para fortalecer su cuerpo angelical?
¿Sube su estado de conciencia cuando aprende, o vuelve al estado anterior?
¿Guía sus energías hacia estados más genuinos de libertad interior que sirvan para modelos de otros?
¿Es congruente en los diez planos de la realidad?
¿Usa sus poderes al servicio de la humanidad para abrir puertas al mundo invisible?
¿Busca caminos para el dominio de las emociones?
¿Usa la libertad sexual como medio de intercambio de energías, y como medio de expresión de energías cósmicas y telúricas de mejor calidad sin vulgaridad?
¿Se orienta hacia el sentido de vida que fi rmó antes de nacer, y como consecuencia sus actos lo llevan hacia el cumplimiento de su misión espiritual?
¿Busca su mente unirse con su espíritu?
¿Los veintiocho instintos permanecen intactos y guían sus acciones, manteniendo sana su pulsión de vida, y reduciendo al máximo su entrada de energía de muerte?
¿Hay en usted un vínculo directo entre pensamiento y acción, o actúa dejándose llevar por impulsos animales?
¿Predomina la orientación hacia la salud y la práctica de lo sano?
¿Siente la necesidad de aprender para crecer sin límites?
¿Se relaciona con los seres positivos, visibles e invisibles?
¿Tiene confi anza en el poder de la acción correcta?
¿Cumple sus promesas?
¿ Mide la distancia que media entre sus metas y su situación presente para calcular el esfuerzo que necesita hacer, tanto para que no se quede corto en su alcance como para que no derroche energía?
¿Se aplica su intención a interactuar con las demás personas para integrar su esfuerzo personal al esfuerzo del conjunto porque conoce las limitaciones de su poder evolutivo si se aisla de los demás?
¿Reconoce que su alma es semejante al alma divina en todo momento, y que cuando desaparezca su cuerpo físico volverá a Su seno regresando así al océano de la vida?
¿Su medida del tiempo se amplifi ca al infinito?

El libre albedrío positivo, nos guía hacia la Libertad espiritual, que es nuestra Meta, generalmente tomar el camino adecuado si perseveramos llegaremos a logros maravillosos, nos dice nuestro Amado Maestro Saint Germain, que el camino de la Libertad espiritual, es una ascensión a la cima mas elevada y sin nos detenemos a medio camino podemos irnos hacia abajo, por ello, es importante que sepamos que no debemos desistir de seguir subiendo, porque volvernos atrás, ya conociendo el camino de la ascensión es peor que haber desechado la oportunidad al inicio, el karma negativo que atraemos al dar la espalda a la Vida Eterna es desastroso.
Publicar un comentario