Seguidores

miércoles, 7 de mayo de 2014

LOS DELFINES, LAS BALLENAS..... LA MAGIA DE LOS CETACEOS


"Las ballenas y los delfines son "personas" por el alto nivel de conciencia de sí mismos que poseen. Los delfines poseen características como la autoconciencia, que antes se consideraba exclusiva de los humanos”

Los delfines son mamíferos acuáticos que habitan en casi todos los mares del planeta. aunque viven en mar abierto también se acercan a la playa, pero sin llegar a la orilla. En el planeta existen 32 especies de delfines; en las costas mexicanas habitan 17 de ellas.

Una de las cualidades que mejor distingue a los delfines es la velocidad con que nadan, pues algunos alcanzan 45 kilómetros por hora, que equivale a que tú corrieras 700 metros en un minuto. también pueden sumergirse hasta 300 metros y aguantar la respiración durante casi veinticinco minutos antes de salir a tomar aire. Algo muy curioso es que nunca duermen. para descansar su organismo disminuyen la actividad, flotan y dejan sobresalir su respiradero; a esto se le llama letargo.




Los delfines viven en manadas, pero no permanecen en la misma durante toda su vida, cambian de grupo para migrar, aparearse o buscar comida. los grupos se integran desde diez hasta diez mil delfines según la especie. al estar agrupados se protegen de sus depredadores, entre ellos los tiburones y las orcas. Así, cuando un tiburón los ataca se defienden en grupo golpeándolo con el hocico hasta matarlo o lograr que huya. si algún delfín resulta herido, uno de sus compañeros lo sostiene por debajo de sus aletas y lo lleva a la superficie a respirar.

Para comunicarse entre ellos o localizar su alimento utilizan silbidos, gruñidos o chasquidos que producen con su garganta dentro y fuera del agua. esos sonidos que emite el delfín viajan en el agua y si encuentran un objeto en su camino producen un eco que regresa al animal. este eco le permite saber a qué distancia se encuentra el objeto, cuál es su tamaño y qué forma tiene.



No le temen a los humanos; si se encuentran con ellos se muestran amistosos. Se ha dado el caso de delfines que tratan de empujar a buzos del fondo del mar a la superficie, pues creen que necesitan ayuda.

Existe un delfín de gran tamaño que también es llevado a los acuarios: la orca. Muchas personas creen que las orcas son ballenas, pues llegan a medir nueve metros.

Las orcas son de color negro en el dorso y blanco en el vientre, su aleta dorsal parece un triángulo y puede medir casi dos metros de alto; son muy rápidas al nadar y viajan en grupo guiadas por un macho.

Mientras las orcas viven hasta cien años, casi todas las especies de delfines lo hacen entre cuarenta y sesenta años. A pesar de su apariencia son tan amistosas como el resto de los delfines. Gracias a su empatìa con los humanos, y a su gentileza con los mismos, los delfines forman parte de terapias que se realizan a niños con transtornos de neurodesarrollo, con la finalidad de "aumentar la calidad de vida de los menores y de sus familias". Aùn con todo lo que le brindan al ser humano, no hacemos lo mismo por estos animales.



Los cetáceos son seres de altisima vibración, que han venido con un propósito firme de ayuda al hombre, a despertar a la humanidad a la llamada de su corazón, del Amor Mas Grande. Con su vibración ayudan a la Tierra, y a todos los seres que vivimos en ella, a anclar la luz, a vivir desde la alegría, la compasión, le florecimiento, el amor incondicional, a sentir lo que somos en esencia, a que nos desprendamos de tantas y tantas capas de control y miedos, ellos sostienen el proceso maravilloso que esta haciendo la Tierra y todos nosotros como parte de ella.

La conciencia cetácea, proviene de una estrella llamada Sirio B, considerada la estrella más brillante de todo el hermisferio Sur,, situada en la constelación de Can Mayor, que forma parte del grupo de Orión, a 8,6 años luz de distancia.De color azul como turquesa, o al menos así es como yo la siento. Sirio es una estrella muy importante, para muchas civilizaciones como la egipcia que rendían culto a Sirio, cuando se alzaba en la tarde coincidiendo con el desbordamiento del Nilo, y que además tenían asociada a su gran diosa madre Isis, ellos llamaban Sothis a Sirio, y justo esas noches, se realizaban las iniciaciones de las escuelas inciáticas de misterios.



Otro pueblo que veneraba, y aun lo hacen, a Sirio y los cetáceos, son los Dogones, una tribu africana de Malí, que ya tenian conocimiento de esta estrella desde los origenes de su pueblo, de cual era su distancia, su orbita, de muchos otros planetas, estrellas y sistemas, algo que siempre sorprendió a los científicos y estuidiosos de esta tribu, los dogones describieron a unos seres que les visitaron desde el cielo, y que les dieron muchisima información sorbe el Universo, sobre la vida, rituales etc,, Vivian en el agua, con una inteligencia increíble y que eran capaces de crear la vida y eran la expresión máxima del amor.




Del oráculo de Delfos a la sonrisa de un niño: la delfinoterapia:

De esta relación ancestral entre delfín y hombre surge una forma de terapia en donde el delfín actúa como catalizador y asistente en el progreso del paciente. El agua es un medio ideal para la terapia y los delfines son los mejores motivadores. Dirigida a niños y adultos autistas, con síndrome de Down, parálisis cerebral, paraplejias, trastornos emocionales, depresión, retraso psicomotor y cáncer, entre otros, terapeutas y entrenadores trabajan conjuntamente siguiendo protocolos preestablecidos y midiendo los resultados.




Entre los muchos efectos positivos que se han obtenido con este tipo de terapia están una gran relajación –esencial para realizar ejercicios de fisioterapia–, la mejoría en el lenguaje, mayor control y balance en el cuerpo, aumento muscular por el ejercicio, los niños tienen más confianza en sí mismos, mayor independencia y ganas de cooperar. La cantidad y calidad del sueño mejora y aumenta el interés por el entorno.

Los especialistas en delfinoterapia explican que las ondas ultrasónicas que emite el delfín (sonar) generan endorfinas y otras sustancias que ayudan a mejorar la conexión entre las neuronas y además incentivan el funcionamiento de ambos hemisferios cerebrales. Los cambios neurológicos y neuroquímicos que se generan se traducen en diversos beneficios físicos, emocionales e intelectuales, tales como mejoras en el sistema inmunológico, en la coordinación motora, en el estado de ánimo, el contacto social y en el lenguaje. El delfín es también increíblemente sensible ante una persona con trastornos físicos o emocionales, y percibe y actúa de acuerdo a las necesidades de cada paciente.



Uno de los fenómenos más estudiados con relación a la delfinoterapia es su potencial didáctico, especialmente en el aprendizaje de niños con ADD o con síndrome de Down. Pequeños con síndrome de Down que han interactuado con delfines han aprendido de 2 a 10 veces más rápido que quienes han trabajado sin ese estímulo. Además, en un 50% de los casos, podían retener tales lecciones incluso un año después de la terapia.

Desde 1988, el DRC ha asistido a niños y adultos con necesidades especiales a mejorar su calidad de vida y a fortalecer su espíritu. Tienen programas de terapia de cinco días de duración (Dolphin Child Therapy Program) o sesiones de media mañana (Special Needs) que se concentra en brindar momentos de relajación y recreación para los participantes. Existen otros programas similares en otros centros de los Estados Unidos con una mayor duración, como por ejemplo el Dolphin Human Therapy (Key Largo, Florida). También los hay en España, México y Australia, entre otros países.



Una magia que perdura:

En el firmamento se les ha dado una constelación con su nombre y en la tierra diversas culturas celebran y reverencian esa alegría de vivir que contagian los delfines, para muchos, seres que comparten ancestros comunes con el hombre. Una cosa es cierta: hay algo en ellos que tiene magia. Una energía y sensibilidad especiales que se quedan contigo a pesar del tiempo y que hacen que no vuelvas a mirar la vida con los mismos ojos.



“Vive la Unidad, siente la Unidad, sólo así podrás conocer que cuando te sientes triste, porque ves algo que te disgusta, no es  otra cosa, que a ti mismo, cuando no amas, te separas, te rompes en muchos pedacitos que después hay que encontrar y volver a sellar. Así que piensa y crea en la Unidad, en Todo lo Que Es, se UNO CON EL TODO.”


~ Keiko, Orca protagonista de Liberad a Willy.
Publicar un comentario