Seguidores

miércoles, 21 de mayo de 2014

"EL REENCUENTRO FINAL", CUENTOS ESPIRITUALES.



....Hace dos mil años existieron dos seres que recorrieron el mundo para aprender los secretos del universo encerrados en cada rincón del planeta.... Una mujer y Un hombre, ambos tomaron caminos diferentes, acordando que al sentir que ya tenían dichos conocimientos regresarían al punto de partida y esperarían por el otro hasta su llegada, prometiendose mutuamente que al llegar la hora de su reencuentro compartirian todos los secretos y misterios aprendidos el uno con el otro. Así pasaron los años, y desafortunadamente nunca mas volvieron a saber el uno del otro.

La mujer al sentir que ya tenia el conocimiento completo del universo decidió regresar al inicio de su viaje y allí esperar la llegada de su compañero, al llegar no había señales de el, y como acordaron espero y espero en el mismo lugar, no hacia nada mas que esperar, y poco a poco las personas que pasaban por ese lugar sintieron curiosidad y se acercaban a la mujer para hacerle preguntas, ella al tener el conocimiento, la sabiduria del universo siempre daba la respuesta acertada.... Así pasaron aun mas años y la mujer se convirtió en una guía para los seres humanos siendo bautizada como "La Sabia".

La sabiduría de esta mujer era sorprendente, jamas los seres de ese lejano lugar habían visto algo semejante... En su recorrido por el mundo ella sentía que su espera se había hecho eterna y su compañero aun no llegaba al pactado reencuentro, la curiosidad se adueño de la mujer y decidió abandonar el lugar donde prometieron esperarse el uno al otro. Al momento de retomar su viaje, un anciano que siempre la observaba a lo lejos, se acerco y con una sonrisa y le dijo: "parece que su paciencia es mucho menor a la del joven anterior", la dama sorprendida le pregunto al anciano: "De que joven habla?", y le contesto: "bueno, tome asiento por favor, deje que le cuente esta corta historia".


....."Hace aproximadamente unos diez años antes de que Usted llegara a este lugar, apareció un joven el cual se quedo aquí sin hacer nada mas que esperar, y al igual que a Usted, las personas que pasaban por este rumbo lo tomaron como un "Sabio Guía", la dama sorprendida por esa esta revelación, le pregunto: "Y ese hombre, a donde se ha dirigido?", el anciano con una gran tristeza en su mirar y con la sonrisa apagada le contesto: "El murio, falleció pocos años después de su llegada a este lugar, el era un joven muy sabio, pero al parecer había algo que nunca pudo aprender, y eso fue olvidar el gran amor de su amada, no pudo soportar mas su ausencia. Poco a poco se fue marchitando al igual que una flor, y un día dejo de existir."

Las personas que fueron instruidas por la sabiduria de ese joven, decidieron darle santa sepultura en el lugar donde siempre espero la llegada de su compañera, de su amada "Grisol", como el en repetidas veces se referio a su compañera del alma, palabra que jamas comprendimos... Ese fue su unico secreto que mantuvo con gran recelo dentro de el, como el mayor de sus tesoros.


La dama al conocer el final de su compañero corrió de inmediato a ese lugar, y busco entre sus cosas un amuleto muy particular, era el símbolo del mundo, un maravilloso objeto, el cual encontró en su largo viaje, tenia la particularidad de conceder un deseo a cambio igualitario. Este objeto no era nada mas que una piedra mística llamada "piedra filosofal", y solo los mas sabios alquimistas podían saber este secreto y dominar su poder, pero como es bien sabido, en la alquimia existe una sola gran ley, y esta es para poder traer algo debes de perder algo de igual valor, la dama decidio entonces en esa noche de luna llena, que daria su vida a cambio de la de su compañero. Ella sabia que la muerte de el se debío a la ausencia de su gran amor, su "Grisol". Entonces ella tomo la piedra en sus manos, y creo un circulo de trasmutación, y entregando su preciada vida a cambio dio luz al alma de su compañero, logrando en los últimos minutos de su vida el despedirse de su gran amor, recordandole que siempre estaría a su lado, amandole toda la eternidad.

A los pocos días el joven retomo su viaje nuevamente, solo se veia su figura triste y abatido alejándose de ese lugar, tomando un sendero incierto, alejandose cada vez mas sin mirar atrás.

Cuenta la leyenda que una dama de cabellos rizados y rubios como el sol, vistiendo un largo traje color plateado como la luna, aparece en ese lugar cuando la luna se encuentra precisamente en la plenitud de su fase llena. También se dice que cada año viene un joven y se sienta frente a ese lugar, llorando desconsolado por aun no encontrar la manera de reencontrarse con su gran amada la cual entrego su vida por el, en una indudable prueba de amor incondicional....


(Alma Gemela)
Publicar un comentario