Seguidores

martes, 19 de mayo de 2015

TRATAMIENTO ESPIRITUAL DEL RAYIMAT PARA LA PROSPERIDAD


"Tratamiento del Rayimat para la Prosperidad"

La Prosperidad es un don de la Gracia Celestial. Es tener toda necesidad cubierta. 

Rayimat es una palabra sánscrita que significa aumentar todo el bien. El Tratamiento Espiritual de la Prosperidad es un reencuentro con la fuente de toda prosperidad, es la enseñanza del maestro Sibak, el tratamiento consta de una meditación diaria para ser realizado durante 40 días consecutivos, y una práctica a realizar, que te permitirán encontrar el equilibrio de tu ser. 

Esto nos recuerda la cita bíblica "busca primero el Reino de Dios y su Justicia Divina y por añadidura lo demás se te dará". 

Te recuerdo que una llave para abrir la abundancia en tu vida es el dar, imagina lo que pasaría si tu das la llave de la abundancia a todos tus seres queridos y amigos, es por eso que si te motiva tanto como a mi el llevar felicidad a los demás te invito a compartir esta información. Hagamos de este mundo un mundo abundante, un mundo de amor.

Te darás cuenta que conseguirás despertar el RAYIMAT que Dios sembró desde la creación en tu alma y que las posibilidades de prosperar en TODO aspecto son posibles gracias a las leyes espirituales que rigen el Orden Divino Universal, manifestación visible de un Dios real, Padre Bondadoso y Poderoso que se exalta en ver nuestro bien y desarrollo espiritual.

El RAYIMAT te ayudará a romper con falsas imágenes grabadas en tu mente y que cohíben el fluir natural de tu derecho de conciencia a prosperar.

RAYIMAT no es simplemente una palabra de poder (mantra), sino que trasciende con su esencia el poder divino que Dios sembró en nuestro corazón. A medida que estudies y practiques los valiosos conocimientos de este Tratamiento, irás comprendiendo el significado maravilloso de la Ley Divina de la Prosperidad a través de la victoriosa aventura que Dios nos ofrece en el RAYIMAT.

Para saber realmente lo que es RAYIMAT, vive cada una de estas páginas con tu corazón, la Ley Divina está esperando a que tú la evoques con tu actitud y buena voluntad. ¡Feliz Rayimat!



Indicaciones:

1 – Este Gran Tratamiento se realiza sin interrupción durante 40 días. Cubre todas las necesidades, por ello, está enfocado más hacia la prosperidad.

2 – Cada día se debe encender una vela correspondiente al color diario:

Domingo: Azul.

Lunes: Amarillo.

Martes: Rosa.

Miércoles: Blanco.

Jueves: Verde.

Viernes: Naranja.

Sábado: Violeta.


3- Cada día es una Meditación Diaria. Se puede agregar otra oración si se está haciendo algún otro tratamiento. Fuera del cirio del día, también puede prenderse otros cirios necesarios dentro del tratamiento.

4- Si por algún motivo no se realizó la oración el día asignado, entonces al día siguiente se realiza la oración del día anterior más la del día. Si hay un atraso de más de 3 días, el tratamiento se ha dañado y es necesario iniciar de nuevo.

5- Este ofrecimiento se puede realizar por cualquier necesidad ya sea de prosperidad, salud, bienestar, trabajo, etc;

6- Preparar un altar si no se tiene. Orar en lo humanamente posible en el mismo altar. Ofrecer flores, incienso y fuego (cirio del día mínimo).

7- Este servicio está dirigido en Plano Espiritual por la Jerarquía Angelical de los Siete Rayos, por lo tanto hay que procurar hacer un absoluto orden minutos antes de comenzar. Se recomienda una meditación de cinco minutos con respiraciones suaves y profundas.

9- Al final de cada oración hay una “PRÁCTICA” que debes aprender y aplicar durante todos los 40 días.


Primera Semana: 

(*Las demas semanas de practicas las encontraras a traves del link al final de esta publicacion).

Día 1: Lunes. El eterno presente

Hoy vivo en un Eterno Presente. El pasado no existe, pues ya pasó y no tiene por qué hacerme daño, ya que no volverá.

El futuro no ha llegado y cuando llegue será un presente; el futuro tampoco me dañará con la ansiedad que pueda haber por el porvenir. Sé que Dios vive en el hoy. Dios es el Eterno Presente. Yo quiero vivir en Dios, en ese Eterno Presente.

Si vivo este momento, disfrutaré del Eterno Presente, en sus enseñanzas, experiencias, oportunidades y en sus satisfacciones. Haré lo mejor; así, ese llamado futuro será un maravilloso presente, por lo que siembro en este momento.

Mi prosperidad está en vivir intensamente este momento, en dar lo mejor de mí, en no dejar para después lo que sé que puedo realizar en el “ahora”. Hoy vivo sin quejarme, sin alimentar un equivalente mental de víctima y sin pensar y sentir que el mundo está contra mí.

Hoy perdón y sabiduría que irradia en todo Eterno YO SOY Presente para mí, mis seres amados y en proyección y expansión hacia toda la humanidad. Gracias Padre por escucharme en este hermoso momento en que puedo meditar en tu Divina Luz. Amén.

Práctica: Dibuja una sonrisa:

La sonrisa es uno de los mejores remedios contra los mayores males del mundo. En esto debemos imitar a los niños. El aprender a sonreír con amor, sencillez, sinceridad, voluntad y diplomacia, crea en nuestro campo de fuerza un aura de carisma que atrae todo bien. ¿Quién no pone más cuidado a la persona que nos atiende con una sonrisa?

Trata de sonreír con mayor frecuencia. Menos viejo te volverás y tus actitudes serán más sanas, fuera de que ganas mayor simpatía entre las personas que te rodean.

Sonríete a ti mismo cuando te mires al espejo y di afirmaciones positivas que sugieran el éxito de lo que haces. No te amargues la vida. Mira que la vida no es fácil, por favor no la hagas todavía más difícil. Sólo tú puedes crear el ambiente a tu existir. No estés más a la defensiva.

Igual que tú, el prójimo no es perfecto y también tiene problemas, no necesita de tu reproche, sino de tu comprensión y de tu alegría.

Lee varias veces la ORACIÓN DE PAZ de San Francisco de Asís y trata de cumplirla. Sólo así serás verdaderamente feliz y la Prosperidad será tu principal aliada.

Recuerda: “LA PRÁCTICA HACE AL MAESTRO”. No te desanimes si al comienzo no es tan rápido como esperas; persevera y alimenta la seguridad en ti mismo y la fe en la Divina Presencia de Dios. Recuerda que todo se da en el tiempo perfecto y sagrado de Dios. Tu se perseverante, suelta tu intencion y fluye con la energia cocreadora de tu Ser. Como todo, hay que ganar la experiencia.

Esta practica espiritual del Rayimat para la prosperidad es muy poderosa, hay muchisimos testimonios de exito.

¡Tú puedes hacerlo! Luego cuéntame cómo te fue.


*En el link siguiente encontrarás las oraciones y practicas completas, incluyendo 
EL TRATAMIENTO COMPLETO DEL RAYIMAT:


¡Feliz Reencuentro con la PROSPERIDAD!

Publicar un comentario