Seguidores

viernes, 2 de agosto de 2013

MATERIALIZA ABUNDANCIA EN TU VIDA CON EL MAPA DE LA RIQUEZA


MATERIALIZANDO ABUNDANCIA CON EL MAPA DE LA RIQUEZA:

Para llevar a cabo este ejercicio de atracción de prosperidad, debes hacer una lista de tus DESEOS MATERIALES Y CUALIDADES PERSONALES DESEADAS. (Debes ser muy sincero contigo mismo y buscar en lo profundo de tu ser aquello que deseas realmente, no lo que otro ser desea, excluyendo por cierto todo aquello que pudiera dañar o perjudicar a alguien).

Por orden de prioridad de tus deseos comienza la lista sin mezquindades contigo mismo, puesto que el creador de todo lo creado no tiene limitaciones, y tu no debes tenerlas tampoco. Debes romper las estructuras de limitación cristalizadas en tu subconsciente a través de toda tu existencia; volverte como niño y volver a empezar, para lo cual describiremos los pasos a seguir:

Una vez escrita tu lista de deseos, debes leerla en soledad y tranquilidad y en voz alta si es posible, dos veces por día (durante diez o quince minutos) meditativamente, creyendo que lo recibirás y agradeciendo porque ya está en camino de materializarse.

En agradecimiento, haz la siguiente afirmaciones:

"En mi mundo existe prosperidad sin faltar nada. Gracias padre porque mis deseos están ya en camino de materializarse."

Al principio, si quieres milagros instantáneos, conviene comenzar la lista con cosas sencillas para ir acostumbrando al subconsciente a obedecer y a tu mente conciente a creer, pues las dudas podrían alejarte de la meta que te propones. Esto se denomina LEY DE DISPONIBILIDAD, es decir, aquello que está a tu alcance inmediato. Esta ley involucra cosas de menor cuantía, por ejemplo: una planta, un libro, un perfume, etc., hasta que logres un mayor dominio y puedas incluir cosas que aparentemente te parecía fuera de tu alcance en el presente y que sorprendentemente caerán en tus manos como regalo del cielo, al ir adquiriendo la práctica de esta disciplina. Toda riqueza depende de la clara comprensión del hecho de que la mente y el pensamiento son los únicos creadores.

SON EL LAZO DE UNIÓN ENTRE LO HUMANO Y LO DIVINO:

El gran negocio de la vida es pensar; al controlar el pensamiento se controlan también las circunstancias, siendo la mente la que rige al mundo, puesto que todo es MENTE.

Una clara comprensión de esto explica el poder de la oración. La respuesta a la oración no significa que hayas CONVENCIDO a Dios de que te otorgue un favor especial, puesto que él ya te ha dado todo y sólo debes reclamarlo con serenidad y abrirte para recibir con fe.

¿Y que es la fe sino la certeza de que tienes las cosas que deseas y que pides, y no es esto otra cosa que el pensamiento sosteniendo vibrante de Dios que nos otorgará lo que pedimos?

Al orar con intensidad pero serenamente, formas una imagen mental del objeto deseado y la mantienes fuertemente en tu pensamiento. Luego, si pones la fe necesaria en lo que recibes, atraes la suficiente energía creadora para llenar tu imagen como si fuera un molde, y hacerla nacer en su manifestación física.

“Llamad y se os abrirá, buscad y encontraréis, pedid y se os dará”. Son las promesas bíblicas. Mantén el fuego de tus deseos ardiendo constantemente en una llama de fe, no te contentes con vanas esperanzas. La esperanza es la hermana débil de la fe. Mantén tus objetivos en mente afirmándolos de manera constante, creyendo que ya existen.

Di con Jesucristo:

“ Por lo tanto yo os digo: Todo aquello que pidiereis cuando oréis, creed que ya lo habéis recibido y lo tendréis." (Marcos 11,24).

Posteriormente debes dar gracias, relajarte y dormir tranquilo, dándole así la oportunidad a la mente subconsciente de atraer la concreción de tus deseos sin interferencias de dudas de la mente consciente. Si en algún momento durante el día te asalta la duda, debes repetir:

"En mi mundo todo es creación y todo está ya en camino."

Y da gracias porque el asunto ya está en manos de la Mente Divina y pronto se manifestará.

El deseo crea la actitud mental, desarrolla la fe, nutre la ambición, desarrolla los poderes latentes para el logro y tiende directamente y con certeza hacia el éxito.

La pobreza está reñida con la libertad, te restringe en tu expresión, en tu desarrollo y en el logro de tus aspiraciones.
No es ninguna virtud ser pobre, debes caminar sobre esta tierra erguido y con la frente alta como corresponde a tan divina herencia como hijo de Dios.

La pobreza te limita, sin poder expresar a Dios ni cumplir con la misión que te ha dado ni expresar tu talento ni tus dones.
Aquel que es arrogante en sus expresiones, que asume respecto a estas enseñanzas una actitud de duda o resistencia, aprenderá poco o no obtendrá resultados valederos. Pero aquel que los siga a diario con una mente abierta, obtendrá resultados sorprendentes.

Como medida previa durante el periodo de gestación, tal como es en la naturaleza, se requiere silencio y secreto absoluto. No debes comunicar a nadie ni los planes ni la tarea a la que está abocado (salvo en caso de un matrimonio donde los dos participan del mismo proyecto) hasta que puedas pisar territorio firme, es decir, hasta que puedas ver la materialización de tus aspiraciones. De lo contrario, la fuerza se disipará y no llegará a hacerse concreta, pues sería como si una vez plantada una semilla, se removiera la tierra para ver cómo va creciendo, lo cual detendría la germinación y moriría la planta. También debes evitar que a tu “mapa de riqueza” Lo vean otros ojos, para no dar prematuras explicaciones. Mantén presente en tu mente la advertencia de no revelarlo ni a tu más querido amigo; ello llevaría a dispersar las fuerzas necesarias para su realización.

Mantén tu secreto hermético dentro de tu corazón. El tiempo llegará cuando pueda ser revelado y compartido para el beneficio de muchos.
No te pedimos que creas a ojos cerrados lo que te estamos tratando de enseñar, pero tampoco deseamos que tengas dudas o resistencias, puesto que evitaríamos que lograras tus objetivos. La actitud correcta o adecuada sería la siguiente:
Aceptaré estas enseñanzas con una mente abierta y receptiva, determinada a obtener los beneficios que las mismas encierran para mí.

El hecho de que tú, en el presente, no las comprendas o no las creas, no las hace sin embargo, menos verdaderas. Haz un limpieza mental de toda negatividad. Que permanezca en ti sólo aquello que sea conducente en cualquier imagen sostenida firmemente en cualquier forma y en cualquier mente tiende a realizarse para el bien o para el mal.

No debes olvidar tampoco que estás ya en la Era de Acuario y que todas las ancestrales estructuras de limitaciones solidificadas en tu subconsciente deben ser disueltas y olvidadas para siempre, renaciendo a un nuevo florecimiento espiritual y económico, llevándote como águilas en alas del Verdadero hijo de Dios. Aquellas ideas, sentimientos o imágenes fuertemente arraigadas en lo profundo de tu ser o de tu conciencia, son como objetos palpables, o mejor dicho, tiene vida. Por tal motivo, las Escrituras dicen:

“Por la renovación de nuestros pensamientos seréis salvos ”.

Es decir, renovados, salvados de los errores, y de las equivocaciones que comentemos diariamente, y lo que se experimenta a través de los cinco sentidos en el cuadro mental, “revelado” como un negativo fotográfico, hecho visible o tangible.

Tal como la fuerza atómica es la mayor energia del mundo, así la mente es el mayor poder de nuestro ser. Importa poco lo que aparentemente hacemos en el mundo exterior, PERO SÍ IMPORTA MUCHO LO QUE HACEMOS DENTRO DE NOSOTROS MISMOS, LOS PENSAMIENTOS QUE ALIMENTAMOS.

Debes pensar completamente tus proyectos en lugar de forzarlos por medios ajenos a ti mismo, ahorrando así tu energia física y tu tiempo en búsquedas vanas. Lo primero es DOMINIO, lo segundo es esclavitud.

En este punto creemos necesario dar una breve explicación de los poderes de las tres mentes que forman nuestro ser: la mente consciente, la subconsciente y la supraconsciente, para aquellos que no estén familiarizados con ellas.

La mente consciente es la que gobierna nuestros cinco sentidos, la que está rigiendo nuestro mundo exterior y está a cargo de nuestras fuerzas mentales. Es el guardián o VIGÍA DEL PORTAL y a través de ella podemos llegar a las otras dos. Es por medio de ella que el subconsciente espera órdenes para grandes o pequeñas cosas o realizaciones. La función más importante es centrar tus pensamientos en el objeto de tus deseos o tus planes. Es el CREED QUE RECIBISTEIS YA. Y luego cerrar la puerta a toda sugestión de temor o fracaso, tal como se expulsa una ceniza encendida cuando cae sobre nuestra ropa.

Si tú logras esto, nada te será imposible, por cuanto el subconsciente es OBEDIENCIA y no razón. SI LA MENTE CONSCIENTE ENVIA PENSAMIENTOS DE SALUD; ÉXITO O PROSPERIDAD; IRREMEDIABLEMENTE SERA CUMPLIDO:

En cambio, la mente subconsciente ocupa todo el cuerpo y cuando no se le contraría de ninguna forma tiene absoluto control sobre todas las funciones, condiciones y sensaciones del cuerpo. Puede ver sin tener ojos, funciona por intuición, tiene poder para comunicarse con otros por sí misma, puede leer los pensamientos de otros y transmitirlos a grandes distancias. Esta mente es la que lleva a cabo la asimilación y reconstrucción del cuerpo mientras dormimos. Es también la que hace una realidad y un hecho PALPABLE la presencia de Dios, manteniendo la personalidad en perfecta paz y armonía. Nos advierte también de la cercanía del peligro. Es una fuerza poderosa infinitamente más sabia que nosotros(mente conciencia). Puede también ser su sirviente o su amo, pudiendo traer bien o mal.

La mente subconsciente se llama subjetiva porque no decide ni ordena. Es súbdito más bien que amo, su naturaleza es obedecer o cumplir los mandatos de su corazón. El poder de la mente subconsciente es ilimitado. Cualquier cosa que tengas que hacer de una manera correcta, ordénala a la mente subconsciente y te dará la fuerza y la habilidad de llevarla a cabo.

Cualquier bien que se desee lo manifestará. EL REINO DE LOS CIELOS ESTÁ DENTRO DE NOSOTROS.

Siendo también el recinto de las emociones, debe tratársele con amor y ternura al dirigirse a ella cuando se solicite algún deseo o al pedirle ayuda para que intervenga en nuestros planes.

El supraconciente es la parte divina en el hombre, al ángel guardián de las religiones. Es todopoderosa y toda sabiduría y es únicamente a través del subconsciente que el hombre puede participar de esta sabiduría y este poder. Es el nexo que puede atraernos su intervención, solucionarnos todo el problema y lograr cualquier cosa que deseamos. Cuando vivimos en perfecta armonía y amor con nuestro subconsciente podemos comunicarnos con nuestro ser superior que es parte de la Mente Universal y es Omnipotente. La meta del ser humano es llagar a unificar las tres mentes en una sola Voluntad.

Entonces no habrá limites para lo que podamos llegar a ser y manteniendo nuestros deseos en confianza, serenidad y fe, atraeremos del dominio invisible todo lo necesario para satisfacernos.

Si deseas multiplicar y aumentar el poder, la Sustancia y la vida que hay en ti a tu disposición, tienes que tranquilizarte y hacer que tus riquezas estén en el Espíritu, que es Dios, y que están aquí en toda su plenitud.

Debes bendecir todo cuanto posees, ya que puedas aumentar y multiplicar lo que tienes mediante palabras habladas. Jesús dijo que Sus palabras eran Espíritu y vida. ¿Has pensado alguna vez que tu palabra esta cargada con tal fuerza de vida espiritual? Lo está. Sé cuidadoso con tus palabras. Al hombre se le hará responsable aun de su palabra mas sencilla. Si mencionas a la Sustancia en forma negativa, tus finanzas disminuirán, pero si hablas de ella con aprecio y visualizando abundancia, tendrás prosperidad.
No tengas fe en nada que no sea menos que Dios, en nada que no sea Mente Única, porque cuando tu fe se centra en ella, estás construyendo para la eternidad. La mente y las ideas de la mente no pasaran jamás, nunca habrá un final de Dios. Jamás Habrá un final de sustancia que Dios es. Construye con la sustancia divina, cultiva tu fe en realidades y haz tesoros en el cielo.

Cada vez que dices:”No tengo dinero” o “No tengo el dinero que necesito”, estás poniendo un limite a la Sustancia en tu propia conciencia. ¿Es eso sabiduría? Tú deseas una mayor provisión, no una provisión limitada de Sustancia. Por lo tanto, es muy importante que vigiles tus pensamientos de tal manera que la mayor provisión pueda pasar de tu mente a tus asuntos. Afirma: “Yo soy un hijo de Dios y debo pensar como Dios piensa. Por lo tanto, no puedo pensar en la escasez y en las limitaciones”.

Tú estás unido a la mente espiritual por medio de la Mente Crística. Es a través de la Mente Crística que todas las cosas llegan a ti; Es el canal que conduce a la mente universal del padre. Confecciona la unidad del todo con la mente de cristo. Ten siempre presente que tu eres el maestro con el maestro, uno con la sustancia todo proveedora y que tu prosperidad se derrama. A medida que comienza estas procesó de unificarte en la vida y sustancias internas, éstas brotaran dentro de ti derramándose en tus asuntos, y de este modo serás próspero. Mantente fiel a esta vida interna sin importarte las apariencias externas, y nada podrás evitar que las cosas buenas de la vida se manifiesten.

Jamás limites la sustancia que tú creas necesitar o desear; en vez de eso, expande tu conciencia y deja en libertad a la mente infinita para hacer Su trabajo, y todo bien en la medida necesaria se te proveerá. . Haz tus afirmaciones amplias y comprensivas de suerte que tu mente se pueda expandir hacia el infinito en vez de tratar de estrechar el infinito en tu mente.

Si deseas aprender a demostrar Prosperidad en el hogar mediante la aplicación o uso correcto de los poderes y habilidades de que Dios te ha dotado, piensa desde el principio que posees estos poderes y habilidades. Tú estás en posesión de todo lo necesario para la demostración de la Prosperidad y puedes emprenderlas con la mayor confianza y fe. Puedes substraer de la Sustancia omnipresente por toda la eternidad, y no mermará jamás, por que ella está conformada de ideas. A través del pensamiento tú te apropias estas ideas y ellas comienzan a manifestarse en tus asuntos.

Así como el amor atrae, el odio ahuyenta.

No envidies al rico. Jamás condenes a quienes tiene dinero por la sencilla razón de que ellos lo poseen y tú no. No preguntes cómo hicieron ellos ese dinero ni sientas curiosidad por saber si son o no honrados. Todo esto no es un asunto de tu incumbencia. Tu negocio es hacer que todo cuanto te pertenece, llegue a ti y haces esto pensando acerca de la Sustancia omnipresente de Dios y cómo te la puedes apropiar por medio del amor. Haz contacto con las riquezas espirituales de Dios, aprópiatelas por medio de amor, y tendrás suficiente para cada día.

El amor divino suple abundantemente y aumenta la Sustancia para satisfacer todas mis necesidades.

Si haz tenido el hábito de atesorar o de practicar una economía rigurosa, cambia tus corrientes mentales hacia la generosidad. Practica el dar, aunque se en pequeña escala. Da con espíritu de amor y no cuando veas posibilidad alguna de recompensa. Salpica con Sustancia verdadera tu regalo impregnado de la Sustancia del corazón, el dinero o lo que des. Por medio del poder de tu palabra, tú puedes bendecir y multiplicar espiritualmente todo cuanto das. Visualízate como el administrador de Dios dando de Su inextinguible provisión. De esta forma estarás poniendo en acción fuerzas mentales y espirituales que eventualmente manifestarán grandes resultados. Sé alegre en tus dádivas. Dios ama a un dador alegre porque su mente y su corazón están abiertos al fluir de la Sustancia pura del Ser que equilibra todas las cosas.

Saca de tu mente todo pensamiento de escasez y afirma la abundancia de todo bien. La Sustancia infinita que la Mente Infinita te ha dado está alrededor de ti ahora, pero tienes que apropiártela. Tienes que cultivar este poder maravilloso de la mente para comprender que todo existe en abundancia y que este poder para apropiarte la Sustancia invisible en la mente, unido a la fe, manifiesta las cosas. Tienes que saber que tenemos tanto ahora, en realidad y en Verdad, como jamás hemos tenido. En Dios no existe escasez, carestía o depresión.

Si tu provisión en forma de dinero es escasa o tu cartera está vacía, tómala en tus manos y bendícela. Visualízala llena de la Sustancia viviente, lista para manifestarse.

A medida que preparas tus alimentos bendice la comida con el pensamiento puesto en Sustancia espiritual.

Cuando te vistas, bendice tus vestiduras y piensa que te estás vistiendo constantemente con la Sustancia de Dios. No centres tu pensamiento en ti. Tus intereses, tus pérdidas o ganancias; sino piensa siempre en la universalidad de la Sustancia. Mientras más consciente estés de la presencia de la Sustancia viviente, en mayor grado se manifestará para ti y más rico será el bien común para todos.

Identifícate con la Sustancia hasta el punto en que la hagas tuya; ésta cambiará tus finanzas, disipará tus temores, pondrá fin a tus preocupaciones, y muy pronto comenzarás a regocijarte en la abundancia de Dios siempre presente.

Cálmate y vuélvete dentro de ti a la gran fuente. Mira con tu ojo lleno de fe que el mundo está lleno de Sustancia. Visualízala como copo de nieve de oro y plata cayendo a tu alrededor mientras afirmas con convicción:

JESUCRISTO ESTA AQUÍ AHORA, ELEVÁNDOME A SU CONCIENCIA DE LA OMNIPRESENTE Y TODO PROMETEDORA SUSTANCIA DE DIOS Y MI PROSPERIDAD ESTA ASEGURADA. TENGO ILIMITADA FE EN LA SIEMPRE PRESENTE SUSTENCIA ESPIRITUAL QUE AUMENTA Y SE MULTIPLICA CON MI PALABRA!.




Publicar un comentario