Seguidores

viernes, 2 de agosto de 2013

LA PIEDRA DE LA GRATITUD


LA PIEDRA DE LA GRATITUD

Si han visto la película o leído el libro de “EL SECRETO”, sabran de que se trata LA PIEDRA DE LA GRATITUD, y el poder que se encierra en este pequeño pero poderoso ejercicio, la piedra de la gratitud nos recuerda que siempre debemos ser agradecidos por todo lo que somos, tenemos, vivenciamos, gozamos y hasta padecemos…

Inspirada en esto, les invito a crear el hábito del agradecimiento y para tener un constante recordatorio de ello nos haremos de una piedra de Gratitud -ahora hay lugares donde las venden- pero yo te recomiendo que seas tu mismo quien encuentre y cree su propia piedra de gratitud. Siempre resulta una grata experiencia y hasta una aventura salir un día de excursión al mar o la montaña con toda la familia para buscar cada uno su piedra con la que dar Gracias. Debe ser una piedra relativamente pequeña, que quepa dentro de tu mano, de contornos suaves y que te agrade ya que desde el momento en que la elijas, tendrás una íntima relación con ella, porque estará siempre muy cercana a ti y la tocarás muchas veces en el día.

Primero debes lavarla muy bien con agua corriente para quitarle energías negativas que puedan tener y luego programarla durante 7 días tomándola en tu mano y repitiendo:¡Gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias!!! 7 veces seguidas y esto 7 veces cada día…

Mientras repites las 7 gracias repasarás en tu mente todas las cosas por las que deberías agradecer al Universo… puede ser por la alegría, por la salud, por tu familia, por el amor, por el trabajo, por la amistad, por los alimentos, porque hoy está lloviendo, porque hoy no ha llovido, porque hoy hace calor, porque hace frío, porque estás contento, porque estás triste, porque hoy tienes el tránsito expedito, porque estás metido en un taco… Puedes agradecer por todo lo que te está pasando ya que así puedes llegar a descubrir el porque te toca vivir esa experiencia.

Agradecer es valorar todo lo que llega hasta ti y cuando das las gracias por un regalo que recibes, la gente siente gusto y seguirá haciéndote regalos. Por el contrario, si pasas la vida quejándote por todo, nadie querrá darte nada… Así funciona el Universo: Cuando percibe que la gente agradece y es feliz con lo que le envía, sigue regalando más y más cosas, en cambio con los quejosos detiene su flujo de regalos porque no es su intención hacer infelices a los demás…

Una vez tengas tu piedra lista puedes llevarla siempre contigo, ya sea en tu cartera o en tu bolsillo y empuñarla en tu mano todas las veces que quieras durante el día para agradecer por algo que te sucede en ese momento o por algo que recuerdas que merece ser agradecido… Descubrirás que tienes muchas cosas más que agradecer que cosas por las que quejarte.

Por la noche ponla en tu mesita de noche para que sea lo primero que veas cada mañana y empieces tu día agradeciendo.

Puedes compartir tu gratitud siendo generoso y regalando una o dos piedras a tus amigos, invitándolos a practicar el agradecimiento. Puedes programar tu mismo la piedra o bien enseñar a los demás a programarla y así podríamos formar una cadena de gratitud para hacer de este mundo un lugar mucho más agradable.

¿Te imaginas que en vez de escuchar quejas en el ascensor, en la cola del banco, en el taxi o en la portera de tu edificio escucharas solo agradecimientos? Sería maravilloso ¿Verdad? Los invito a empezar esta cadena de gratitud…

“Sólo un exceso es recomendable en el mundo: el exceso de gratitud.”

- Jean de la Bruyère -


ORACION DE GRATITUD:

"Gracias Padre, por escucharme.
Gracias por liberarme de las interferencias creadas por Mí.
Gracias por hacerme entender lo que valgo y lo que busco.
Gracias por quitarme las vendas para ver lo que tú deseas para Mí.
Gracias por aquietarme internamente y en esa quietud lograr reflexionar en plenitud y confianza.
Gracias por el Don del Conocimiento y la Confianza.
Gracias Dador de Vida y Sustancia Única Vital por mi futuro encuentro con lo anhelado.
Hoy te amo y te venero, porque todo me lo das y lo acepto con amor.
Publicar un comentario