Seguidores

martes, 13 de septiembre de 2016

ENAMORATE DE UNA MUJER SOLITARIA....


"Enamórate de una mujer solitaria, no para acompañarla, sino para llenar tus vacíos."

Por Olympia Villagrán

...No estoy loca, tampoco sola, lo único que quiero es algo realmente especial. Con esas palabras le respondí a mi madre cuando me preguntó por qué nunca me había dado la oportunidad de enamorarme. Al principio me sentí apenada, con ella y conmigo misma. Después mi cabeza se llenó de preguntas y finalmente entendí que yo ya me había enamorado. Una y mil veces me he sentido cautivada, hipnotizada y embelesada por lo que veo y escucho, tengo cada uno de los detalles de mágicas experiencias tatuados en la piel, las sonrisas de las personas que amo son parte de los recuerdos más hermosos que abrazan mi alma y cada una de las palabras que mis amistades más atesoradas me han dedicado son las que hoy guardo con mayor cuidado en el corazón.

Explicarle esto a todas las personas que siempre me han considerado una mujer solitaria dejó de importarme hace mucho tiempo. Cuando aprendí que no existía nada más exquisito que la soledad, el día que encontré la paz justo dentro de mí y la mañana que descubrí que el tiempo no se mide, sólo se vive, entendí que mi retraimiento era el único compañero que se quedaría conmigo sin importar nada. Lejos de ser un vacío de ecos, una ola de oscuridad y un camino tortuoso, la soledad me enseñó a ser paciente, aún cuando la espera doliera. Caminar sin compañía me volvió valiente, lo suficiente como para confiar en mi independencia de manera humilde; a pesar de que ésta terminara por asustar a los demás.

No dudo que conocer a alguien que no necesite de nadie sea un tanto sorprendente, pero no debería ser intimidante. Jamás me atrevería a decir que mis deseos son más valiosos que los de otros y menos aseguraría que mis respuestas son las únicas correctas. Simplemente creo que cuando sabemos lo que nos merecemos dejamos de preocuparnos por lo que nos falta. Estamos completos, somos perfectos y cuando cada uno lo descubra dejará de buscar para comenzar a recibir. Yo no busco la perfección, no espero que alguien me acompañe siempre, tampoco que me entregue todo, sólo quiero que alguien me haga sentir que vale la pena compartir mi vida.


Abrimos la posibilidad de un Nosotros....

He tenido sueños muy lúcidos, sobre la fuerza con la que estoy dispuesta a amar a alguien. Sin abandonarme jamás estaría lista para ofrecer toda mi fortaleza a la persona que esté conmigo, cuando la necesite. Sin pensarlo dos veces me atrevería a abrirme de par en par hasta volverme transparente, pues el miedo sólo aletarga el sufrimiento, pero también impide la felicidad. Aunque no sepa exactamente cómo se siente ni a dónde voy, no me detendría a la mitad del camino si del otro lado me espera el amor.

Y a ese amor le diría… no he salido a buscarte porque se que será difícil encontrar a alguien que no busque sólo acompañarme, pues no he perdido nada, hoy estoy más que llena y puedo avanzar sin tomar tu mano. No intentó convertirme en otra persona para que me idolatres, tampoco quiero ser el sueño que siempre hayas tenido, sólo quiero sentirme dichosa de haberte elegido. Deseo estar segura de percibir tu calor a lado del mío para sentirnos sin decir nada. Quiero que conozcas todo de mí sin que me lo preguntes y necesito que aceptes mi voluntad aún si nunca la entiendes.

Te prometo quedarme contigo aún si me encuentro lejos de ti, jamás dejaré que ninguno le dé al otro menos de lo que nos merecemos y siempre intentaré que lo nuestro sea algo especial. Te juro desaparecer del planeta el día que la costumbre nos aborde; si empiezas a necesitarme, en lugar de amarme, o yo a ti, sabré que es tiempo de dar media vuelta y cuando mis decisiones no sean las mejores para ti entenderé si tu paciencia se agota. Lo único que te pido es que me dejes ser feliz, contigo y sin ti. Date la oportunidad de llenarte de mí sin vaciarme por dentro. Ambos podemos disfrutar de nuestra existencia sin tener que robarnos la esencia del otro. Yo puedo amarte sin dejar de amarme...

Mitos del amor que los libros nos hicieron creer...

Por último, te propongo que aprendamos juntos, yo te compartiré todo lo que la soledad me ha regalado y tu puedes mostrarme cómo es que el amor no me hará menos fuerte... Me esforzaré por hacerte sentir más libre que nunca, mientras tú me cuentas sobre la capacidad de un amor sincero y leal.

Te prometo abrirte mi corazón, pero jamás intentes cerrar mis alas. Abre las tuyas conmigo y enséñame que el amor existe, aún cuando lo único que conozco es el remanso de la soledad.


*Fuente, creditos y autoria de la nota: Por Olympia Villagrán, culturacolectiva.com




Publicar un comentario