Seguidores

miércoles, 29 de abril de 2015

LOS ÑOQUIS DE LA SUERTE, DEL DIA 29 DE CADA MES


LOS ÑOQUIS DE LA SUERTE, DEL DIA 29 DE CADA MES:

Los Ñoquis del 29, es la costumbre de comer los ñoquis (en italiano: gnocchi) el día 29 de cada mes. Costumbre muy difundida en el Cono Sur, especialmente en Argentina, Uruguay y Paraguay, siendo los dos primeros países destino de una gran inmigración italiana a finales del siglo XIX y principios del XX, en donde además constituyen la mayoría étnica. 

El ritual que lo acompaña de poner dinero bajo el plato simboliza el deseo de nuevas dádivas. Es costumbre dejar un billete debajo del plato para poder atraer de esta forma suerte y prosperidad al comensal.

La tradición de servir ñoquis los días 29 de cada mes tiene al menos 2 versiones difundidas, aunque también existen otras versiones. El origen italiano nace de una leyenda basada en la historia de San Pantaleón, un joven médico de Nicomedia que, tras convertirse al cristianismo, peregrinó por el norte de Italia. Allí practicó milagrosas curaciones por las que fue canonizado.

Según cuenta la leyenda, en cierta ocasión en que pidió pan a unos campesinos vénetos, éstos lo invitaron a compartir su pobre mesa. Agradecido, les anunció un año de pesca y cosechas excelentes. Aquel episodio, que contaremos más adelante, habría ocurrido un 29 de julio, por tal razón se recuerda ese día con una comida sencilla representada por los ñoquis.

Origen en la pobreza:

Otra versión es que el origen de la costumbre hace referencia a que en esa fecha, al ser uno de los últimos días del mes, las personas de pocos recursos, que cobran a principios de mes su sueldo, no tenían dinero más que para comer lo que estuviera hecho de las materias primas más baratas

El origen de San Pantaleón:

San Pantaleón era un joven médico vivía por entonces en Nicosia -Asia Menor- y, tras convertirse al cristianismo, peregrinó por el Norte de Italia, donde los ñoquis -gnocci, como se los llama en la península- eran ya un plato tradicional. Pantaleón practicó en Italia gran cantidad de curaciones milagrosas, por las que a su muerte fue canonizado. 

La historia de los ñoquis del 29 se vincula a una leyenda que da cuenta de que un 29 de diciembre, San Pantaleón, hambriento y vestido con andrajos luego de peregrinar durante varios días, tocó a la puerta de unos campesinos vénetos para pedirles un poco de pan. Estos, llenos de bondad y conmovidos por su aspecto, lo invitaron a compartir su mesa que, aunque pobre, estaba llena de buenas intenciones: había sólo siete ñoquis para repartir entre ellos y el recién llegado. Agradecido por poder saciar su hambre, el médico-santo les anunció un año de pesca y excelentes cosechas, profecía que, finalmente, se cumplió: “Será un año de abundancia y prosperidad para vosotros”, les dijo. 

Esa misma noche, al levantar la mesa luego de que Pantaleón se hubo marchado, la mujer del campesino encontró una sorpresa inesperada: debajo de cada plato había varias monedas de oro, con las que inauguraron ese período de prosperidad que el santo -mártir de los enfermos- les había augurado. San Pantaleón fue consagrado, junto a San Marcos, patrono de Venecia. 

Como el episodio ocurrió un 29, ésa es la razón por la que se conmemora ese día de cada mes la tradición de los ñoquis, una de las comidas más sencillas, con las que se alimentaban los pobres del siglo VIII. El ritual que lo acompaña, y que consiste en poner dinero debajo del plato, recuerda el milagro producido esa noche por Pantaleón y simboliza el deseo de nuevas dádivas. A medida que la leyenda se fue divulgando a lo largo y a lo ancho del mundo, se comenzó a seguir en muchos sitios el rito de colocar un billete de escaso valor debajo de los platos con ñoquis, cada 29. 

Para que el ritual funcione se deben separar siete ñoquis, ponerse de pie y pedirle a cada uno un deseo diferente, mientras que el dinero debe quedar guardado hasta el próximo 29, con lo que se garantiza la abundancia.


Griegos y romanos:

Los “gnocci” fueron el primer tipo de masa casera, anteriores a los ravioles y aun a los spaghettis. En efecto, existen, aunque cueste creerlo, desde la época de los griegos y los romanos. En Italia, país donde más se difundió, se los llamaba primero macarrones, pero en la Edad Media pasaron a ser conocidos con su nombre actual, como símbolo de la cocina itálica. Hay quienes consideran que su nombre significa “pelota” ya que, aunque actualmente son más difundidos los realizados con papa, los originales italianos eran pelotitas de harina amasadas con agua. Con el tiempo los ingredientes fueron variando y en la actualidad hay muchas clases de ñoquis: de harina, de pasta, de sémola, de espinaca, etc. Pero en su base siempre está la de ser un alimento económico y sustancioso.


*Fuente, cortesia y autoria de la nota: diarioelnorte.com.ar


Cuestion de tradicion? Leyenda o supersticiones? Lo cierto es que esta tan popular tradicion se ha extendido por todo el mundo, siendo motivo de que muchas personas recomienden seguir con el ritual para asi acrecentar la suerte,  las oportunidades y la abundancia.

Aqui te compartimos dos recetas para preparar los tan famosos ñoquis:

Es muy tradicional en varios sitios del mundo el hecho de comer ñoquis cada 29 de cada mes. Esto se hace en honor a San Pantaleón, el patrono de dicho alimento de origen italiano y es una tradición bastante particular en diversas partes del mundo. Es una receta fácil de preparar, la segunda es una mezcla de sabores que traera una delicia a tu paladar.

Los ñoquis -o gnocchis, como gusten, pueden prepararse con diversas salsas y también con diferentes materias primas.  


Receta #1

Ingredientes (para cuatro personas):
Cuatro papas grandes
Un huevo
Harina (la necesaria)
Aceite
Sal (a tu gusto)


Preparación:

En primer lugar, debes comenzar por hervir las patatas con su piel, para que no absorban mucha agua. Una vez que están a punto, las pelas y las pisas, haciendo un puré sin grumos. Añade también sal y un poco de aceite, puedes agregar si gustas algo de queso rayado como un mozzarela o algo asi, eso es cuestion de gustos, el tradicional solo lleva papa, harina y sal.

A continuación, debes agregar un huevo y mezclar la preparación. Ese será el momento de añadir el harina poco a poco e ir mezclando. Debes tener en cuenta que la consistencia debe ser esponjosa pero no debe quedar totalmente dura.

Luego debes amasar tiras circulares con la mezcla de patatas, huevo y harina con un diámetro de aproximadamente un centímetro. Será el momento de cortar los ñoquis uno a uno con un cuchillo. Si quieres, puedes darle forma con un tenedor o un adminículo especial y luego los hierves en agua caliente hasta que suban a la superficie. No debes dejarlos mucho tiempo porque se pasarán irremediablemente.

Para la salsa, puedes escoger la que tu desees. Recomiendo especialmente la bolognesa (con carne picada y tomate) o también una salsa de tomate tradicional. Otra de las buenas opciones es hacer alguna crema especial con algun ingrediente que te resulte de interés y que sea de tu preferencia. Terminar con un buen queso rallado.

Importante compartir en familia y amigos y poner algún billete debajo del plato mientras comas para que de buena suerte, tal cual la tradición.


Receta # 2

Ñoquis con salsa de vodka:

Ingredientes:

 250 ml. de leche
 120 gr. de harina
 80 gr. de mantequilla
 80 gr. de queso gruyere
 2 huevos
 espinaca
 Sal


Para la salsa de vodka:

 150 ml. de caldo de verduras
 100 ml. de crema de leche
 50 ml. de vodka
 Piel de 1 limón
 espinaca
 Pimienta
 Sal

¿Cómo preparar ñoquis con salsa de vodka?

Para hacer los ñoquis con salsa de vodka, tenemos que lavar, secar y echar la espinaca en una sartén, con unas gotitas de aceite. Rehoga durante un minuto y retira del fuego.

A continuación, ponemos la leche en un cazo al fuego, junto a la espinaca, la mantequilla y la sal. Al primer hervor, vamos a añadir la harina de un golpe. Tenemos que remover continuamente para que la harina se integre correctamente.

Retiramos la cazuela del fuego y agregamos el queso rallado y los huevos, de uno en uno. Continuamos removiendo hasta obtener una masa homogénea.

Ahora que ya tenemos la masa de los ñoquis (gnocchis), vamos a colocar la masa en una manga pastelera, mientras ponemos a cocer abundante agua con sal, en una olla. Tenemos que formar los ñoquis de un centímetro y medio de longitud, y tal cual salen de la manga pastelera, los dejaremos caer en el agua de cocción.

Deja que los ñoquis con salsa de vodka se cuezan durante 30 minutos. Mientras tanto vamos a preparar la salsa de vodka.

En una sartén amplia, a fuego fuerte, vamos a echar el vodka, para darle un hervor. Al llevar tanto alcohol se prenderá fuego, una vez apagado, incorporaremos el caldo de verduras , la piel de limón y la crema de leche. Remueve todo y deja cocer hasta reducir su volumen.

Antes de verter la salsa sobre los ñoquis, retira la piel de limón. Con esto, nuestro plato de ñoquis con salsa de vodka estará listo para servir.


Muy buen provecho!!  Y que la suerte este a tu favor!!!

Publicar un comentario