Seguidores

jueves, 19 de marzo de 2015

SI QUIERES UN CAMBIO PROFUNDO EN TU VIDA.....



Cómo cambiar profundamente su vida

Todos en algún momento hemos sentido la necesidad de cambio, de evolución, de dar un paso más allá - nos preguntamos, ¿cómo puedo cambiar o mejorar mi vida?" Esta necesidad, difícil de explicar, es nuestra alma urgiéndonos a cumplir nuestro propósito superior. 

Desafortunadamente, estamos acostumbrados a creer que son fuerzas externas las que determinan nuestra  vida. Por eso culpamos a otros, los acusamos de nuestra infelicidad, nos quejamos, criticamos y hasta tratamos de cambiar a los otros a través de amenazas, recompensas y castigos. Creemos que si el otro cambia, nuestra vida podría ser mejor o más feliz.Y con frecuencia, cuando sentimos esta necesidad de cambio, cuando las cosas no van bien, cuando parece que atrajéramos la “mala suerte” o sentimos que no estamos al mando de nuestra propia vida, una vez más buscamos la respuesta "allá afuera", ya sea en forma de un experto, un amuleto, una fórmula mágica que pueda darnos una salida o solución que cambie nuestro mundo. 

Al querer cambiar nuestra vida, se nos olvida o no tenemos claro que es dentro de nosotros que encontramos las respuestas y donde encontramos un poder que podemos utilizar.Este poder nos ayuda a estar en harmonía con el universo y ese poder está basado en el reconocimiento de que más allá de nuestra dimensión física, coexisten las dimensiones mental y espiritual.Tanto la metafísica, como el chamanismo y la psicología nos hablan de ese poder y, más recientemente, la neurociencia apoya la idea que tenemos inmenso potencial para convocar cambios si conectamos nuestras distintas dimensiones y vivimos conscientemente.

Cambiar la vida con los 4 acuerdos de Don Miguel:

El reconocido autor mexicano Don Miguel Ruíz, quien escribe textos shamánicos basados en las creencias toltecas, asegura que el ser humano puede adueñarse de su destino para cambiar y disfrutar la vida.Cambiar nuestra vida y deshacernos de las creencias limitantes adquiridas a lo largo de nuestra existencia requiere, dice Don Miguel, asumir cuatro acuerdos:


  • Ser impecable con nuestras palabras
  • No tomar nada personalmente
  • No hacer suposiciones
  • Hacer siempre nuestro mejor esfuerzo.


Detrás de esas enseñanzas de Don Miguel Ruiz, que a primera vista pueden parecerle demasiado simples, está la idea de que nuestros pensamientos poseen una energía capaz de afectar cuerpo, mente y alma. Es desde lo que pensamos y decimos que generamos el cambio.

Las palabras, al pronunciarlas, generan una vibración que afecta nuestra propia energía vital e incluso la energía de los lugares que habitamos y la de quienes nos rodean.

Cambie su pensamiento, cambie su vida:

El psicólogo William Glausser, en su libro Teoría de la Elección señaló que nuestro comportamiento es electivo y por tanto podemos cambiarlo para ser más felices. Dice que necesitamos satisfacer cinco necesidades básicas:


  • Sobrevivencia
  • Afecto y  pertenencia
  • Poder
  • Libertad
  • Diversión


Pero es de nuestra satisfactoria conexión con los demás que podemos derivar la satisfacción de dichas necesidades, dice Glausser. La metafísica predica que “somos lo que pensamos”. La neurociencia confirma efectivamente que el “alambrado” de nuestro cerebro cambia permanentemente de acuerdo a los pensamientos y hábitos que cultivamos.Cómo cambiar nuestra vida. Para cambiar ssu vida profundamente, primero debe ser consciente de que es un ser multidimensional. Nuestra vida gana significado si nos concentramos en mantenernos “enteros”, esto es, en evitar la disociación entre cuerpo y alma. Cuando comprendemos nuestra trascendencia, nos hacemos conscientes del poder que tenemos para transformar nuestra vida y darle sentido. Rara vez la transformación ocurre de la noche a la mañana; rara vez viene de afuera.

Para cambiar nuestra vida drásticamente, se requiere consciencia, constancia y disciplina, especialmente si estamos pasando por un mal momento.Recomendaciones:

Llevemos una vida más consciente. En lugar de vivir en “piloto automático” preguntémonos cuál es el propósito detrás de nuestras acciones. Especialmente, si con ellas estaremos buscando controlar a otro.

Ofrezcamos a otros apoyo, aceptación, estímulo, confianza y respeto. Mejorando nuestra conexión con los otros, podremos sentirnos más satisfechos.

Aprendamos a negociar con los demás y evitemos criticarlos y culparlos de nuestros defectos o dificultades.

Tenemos un poder transformador, utilicémoslo para llevar una vida más significativa, estimulante y divertida.

*Fuente, cortesia y autoria de la nota: Silvia Casablanca, para nuevaera.about.com

Publicar un comentario