Seguidores

martes, 16 de septiembre de 2014

SOMOS ESPEJO....


NUESTRO ESPEJO REFLEJA AL MUNDO, QUIENES SOMOS Y CÓMO ESTAMOS.
“Cualquier situación que te encuentras en el exterior es un reflejo de tu estado interior”. 

Cuando nos molesta algo fuera de nosotros, nuestra reacción nos muestra que tenemos una herida interna que no está curada. Muchas de nuestras reacciones pueden ser inconscientes y muestran heridas en nuestro ser interior. Si estamos preparados para ver realmente lo que está sucediendo, debemos empezar por centrarnos en ver lo positivo en el “otro” o en el espejo.

Dejar de centrarnos en lo negativo demuestra un cierto autodominio y una actitud positiva ante la vida. 


¡Recuerda que nadie quiere vivir al lado de alguien que está continuamente quejándose! 

Y además, aquel defecto que ves en la otra persona, no es más que un defecto que tienes en ti mismo/a.


Todas las personas vivimos siempre afectadas por el espejo, que refleja nuestras propias creencias y limitaciones. Está en nuestras manos hacer de ello un instrumento consciente o que se convierta en una herramienta de tortura sutil. Los demás tienen derecho a equivocarse y corregirlos continuamente sólo indica nuestra intransigencia y falta de amor en el desarrollo de nuestros seres cercanos que nos sirven de espejo. El espejo es un instrumento que nos ha de servir a cada uno de nosotros individualmente para mejorar, pero nunca debe usarse como herramienta para burlarse de los demás, ya que entonces pierde su sentido.

Así el espejo puede ser uno de los instrumentos más poderosos para el crecimiento personal, si miramos con honestidad en nuestras relaciones podemos aprender mucho de ellos.


Publicar un comentario