Seguidores

lunes, 22 de septiembre de 2014

QUE NOS PUEDE ENSEñAR NUESTRA SUBLIME MADRE TIERRA

"¿Qué Nos Puede Enseñar Nuestra Sublime Madre Tierra?."


A experimentar la unidad en la multiplicidad y la multiplicidad en la unidad. 

Que todo está interrelacionado y ninguna cosa puede existir por sí sola. 

Que el ser humano forma parte de la naturaleza y ella de él. 

Que el daño que le causamos nos lo hacemos a nosotros mismos.

Que si vibramos emocionalmente con la naturaleza, es porque quizás compartamos la misma esencia.

Que en el fondo, nada es patrimonio exclusivo de nadie y que en la naturaleza no existen guerras ni fronteras, las cuales las hacen los hombres.

Que cualquier elemento de la naturaleza es infinitamente más complejo, que el más complejo de los inventos humanos. 

Que en la Naturaleza todo tiene lugar espontánea-naturalmente. 

Que todo lo que ocurre tiene un sentido y nada sucede sinsentido, que el mundo es un"cosmos" y no un "caos". 

Que el mundo de las apariencias es "polar", que ningún atributo existe sin su contrario. 

Que vida y muerte son dos caras de la misma moneda.

A ser más concientes, a escuchar y mirar, más allá del oír y el ver. 

A ponernos en "el aquí y el ahora", a situarnos en la realidad. 

A descubrir y vivir lo genuino, lo espontáneo, lo auténtico, lo esencial. 

A saber disfrutar de los placeres simples y "gratuitos". 

A saber estar, el valor del silencio, y el de la compañía. 

A aceptar las cosas como son, a asumir lo incontrolable, lo imposesible, lo incambiable. 

A amar sin condiciones lo que nos rodea, a respetar, a ser flexibles y adaptables. 

A, desprovistos de artificios y máscaras, ser más concientes de las "luces y sombras" de nuestro siquismo. 

A sentirnos a la vez ¡tan pequeños! y ¡tan grandes!, a ser más concientes de nuestras limitaciones y nuestras capacidades. 

A ser más humildes y menos vanidosos y prepotentes. 

A vivenciar la energía vital y sus diversas manifestaciones, fluyendo constantemente. 

A superar nuestra vivencia de "estar solos" en el mundo. 

A confiar en la vida y en la persona, vida conciente de sí misma. 

Sobre todo, a encontrar en la naturaleza nuestra propia Naturaleza. 


Publicar un comentario