Seguidores

sábado, 20 de septiembre de 2014

LA CONSCIENCIA DE PROSPERIDAD


La conciencia de Prosperidad le da a la persona un sentimiento profundo de abundancia, amor, gozo, paz, confianza y la libera del miedo a la escasez. Como consecuencia natural viene la manifestación externa del dinero y la sanación de toda la experiencia de vida de la persona.

El dinero trae conflictos y se acaba sin la Conciencia de Prosperidad, sin la Seguridad Perfecta de nuestra Esencia Divina, de que somos Seres Superiores en unión indestructible con la fuente de toda Provisión.

Quien tiene dinero y no tiene Conciencia de Prosperidad, tiene patrones inconscientes de pensamientos de escasez, que le producen apego desordenado al dinero porque lo ven como algo separado de su esencia Divina y piensan que la Provisión depende de fuentes externas. Eso le produce miedo a no tener dinero, a que se termine.

Por lo tanto lo que la persona necesita es la comprensión de las Leyes Espirituales de la abundancia y que Dios en ella es fuente ilimitada de su provisión. Entonces el dinero se convierte en una profunda experiencia espiritual, que mantiene a la persona en el Pensamiento de “amor” más elevado, y en actitud continua de alabanza y Acción de Gracias a Dios por su “abundancia”.


Afirma:

"Yo Soy la libre expresión de la ilimitada riqueza del Universo que se manifiesta a través de mí, para mi propio bienestar y el bienestar de toda la humanidad."

Cuando la persona reconoce:

"Yo Soy uno con Dios.
Todo lo que Dios tiene es mío.
Todo lo que Dios es Yo Soy."


La persona que reconoce que es Una con Dios, sana su personalidad egoísta y entra en la vida impersonal, llegando al punto donde sabe que está totalmente unida en el Amor a Dios y a toda la Creación. Ya no ve separación entre su mundo interior y su mundo exterior. Su voluntad es una con la de Dios y su Conciencia Individual reclama lo que le pertenece por derecho de conciencia, del tesoro Universal siempre disponible e ilimitado. 

Toda persona puede ser tan rica como quiera ser. Si se conforma con sobrevivir eso tendrá. Si se dispone y toma la decisión de lograr total independencia económica, reconociendo que en ella misma está Su Propia Fuente de Prosperidad, hará los cambios necesarios en su conciencia para lograr completarse totalmente como individuo que reconoce que es un Ser Superior Divino.

Para que la persona sea realmente próspera espiritual, mental, y materialmente, es necesario que incorpore totalmente en su corazón,” la conciencia espiritual de la abundancia”, que es vivir continuamente la Práctica de la Presencia de Dios en el Silencio de Su Corazón.

Esta es la experiencia más elevada del Ser, el Reino de los Cielos, en cada individuo. Esta es la conciencia espiritual de que no existe la separación entre el mundo espiritual y el mundo material. Desde esta conciencia fluye la manifestación externa de todo lo que la persona desee en lo profundo de su corazón. Relaciones amorosas en su vida, pareja, dinero abundante, trabajo perfecto, la total realización de su Ser Superior.

Afirma:

"La Abundancia es mi estado natural.
Yo Soy naturalmente abundante."


Afirma:

"La Sustancia, la Energía del Pensamiento de Dios en mí, es la única realidad, la única riqueza en la cual yo………………….,vivo y me muevo. La Energía de Dios en mí, fluye a través de mí instante a instante y se manifiesta por el Poder de Dios en mí en el plano físico, como un espejo de mis creencias y patrones de pensamientos. La Energía de Dios en mí, Su Sustancia, es mi Fuente Abundante e ilimitada Provisión, y llena absolutamente todas mis necesidades manifestando en mi experiencia de vida en cada instante lo que en Su Infinita Sabiduría sabe que Yo………………, necesito: compañía, dinero, viajes, carro, casa, trabajo, cuerpo sano."

Dios, la Conciencia Infinita se manifiesta individualmente en cada persona y se expresa a través de ella en el mundo de las formas. La Conciencia de Dios en cada persona es la Energía creativa que manifiesta en el mundo las ideas de Dios.

Si la persona corrige los errores en su mente, sus creencias, y pensamientos en error, no habrá obstáculos en el fluir de la Sustancia, y la persona manifestará sin esfuerzo el Plan Divino para ella. Para esto es necesario que la Conciencia de Dios en ti sea integrada a tu persona total: cuerpo, mente y espíritu, y la sientas y la vivas continuamente. Es la realización del Yo Soy en tu corazón sintiéndolo vibrar apasionadamente en toda tu persona, dándole total libertad de expresión a través de ti sin resistencia de ninguna clase.


Las herramientas para lograr la Conciencia de Prosperidad son: el Silencio, la Respiración y la Afirmación.

"Yo………………., Soy Dios en expresión. La totalidad de Dios se expresa a través de mí.
Yo……………….., Soy la inocente, perfecta hija de Dios.

Gracias Padre porque esto es así, Aquí y Ahora."


Publicar un comentario