Seguidores

lunes, 5 de enero de 2015

TRES PASOS METAFISICOS PARA ATRAER EL DINERO


Tres pasos metafísicos para atraer el dinero:

Como quizás ya sepas, en el mundo de la metafísica, existe un concepto muy importante conocido como la “Ley de Atracción.”

Esta Ley se aplica en muchas situaciones, y, si pudiéramos describirla en pocas palabras, podríamos decir que para atraer lo que estás buscando, tienes que pensar como si ya lo tuvieras.

La razón por la que muchas personas se interesan en el tema de la Ley de la Atracción es porque quieren atraer el dinero. Si bien esto es posible (y en lo personal conozco muchos casos de éxito), es importante que si tú estás interesado te tomes el tiempo para aprender acerca de la Ley y cómo te puede beneficiar.

Si no estás familiarizado con el concepto de la “Ley de la Atracción” y cómo atraer el dinero a través del pensamiento positivo, es probable que esto te suene algo extraño.

Se nos ha enseñado toda la vida que el dinero sólo se consigue trabajando duro. Todos conocemos ejemplos de personas que trabajan “duro” y tienen dinero. 

Pero, si miras a tu alrededor, también encontrarás muchas personas que NO trabajan “duro”, y aun así, también tienen bastantes recursos económicos.

Este es el tipo de persona en que sugiero que tú te conviertas. ¿Qué es exactamente lo que diferencia a estos individuos ricos e independientes del resto de las personas sin dinero? Una parte importante de la explicación la podemos hallar en los principios metafísicos de la atracción de riqueza.

Aprender todo sobre la Ley de Atracción está más allá del alcance de un artículo como este, sin embargo, sólo la comprensión de los principios es lo que te podrá ayudar a decidir usar a la Ley de la Atracción como el gran instrumento benéfico que es, y te ayudará a alcanzar todas las cosas buenas que se pueden esperar de la vida, el dinero incluido.

Tres pasos para usar la ley de la atracción y el dinero:

PRIMERO: 

Toma consciencia tanto de la salida de dinero como de su entrada.

Para entender esto, debes de saber que todo a tu alrededor fluye un patrón casi circular. Las cosas llegan a nuestras vidas, y las cosas se van de nuestras vidas. 

Así, si alguna parte del círculo se rompe, el flujo no puede ocurrir en la forma natural en que debería.

 ¿Qué significa esto?

Esto significa que debes de centrarte en el flujo de dinero, y el flujo tiene tanto una salida como una entrada. Cuando hagas ejercicios emocionales y de visualización, no debes de concentrarte únicamente en lo que vas a hacer cuando tengas mucho dinero (salida de dinero), sino que también debes de visualizar y sentir las emociones correspondientes para la ENTRADA del dinero.

Cuando hagas este tipo de ejercicios, procura hacerlos de forma balanceada (entrada y salida). Así, el flujo natural del dinero no se verá obstaculizado ni a la entrada ni a la salida, completándose, por esto mismo, sera de manera más rápida, balanceada y  estable.


SEGUNDO. 

Despeja tu mente de malas ideas y creencias

Limpia tu mente de pensamientos negativos acerca del dinero. Es muy fácil para ti caer en la trampa de pensar que el dinero y el deseo de tener dinero son algo negativo.

La gente que no sabe de esto, y los medios masivos de comunicación, a menudo te hacen sentir que el deseo de ganar dinero te convierte automáticamente en alguien codicioso. Este tipo de pensamiento te hace muy difícil atraer el dinero hacia tu vida.

En realidad, el simple deseo de tener dinero no hace a una persona codiciosa. La codicia se encuentra  determinada únicamente por la intención de dicho deseo, y como pones en uso esta energia.

Si tienes la intención de acumular dinero y no compartirlo para que siga su camino en el ciclo natural de las cosas, entonces eso sí representa una conducta codiciosa.

Tener dinero nada más para acumularlo, sin usarlo de forma apropiada, como lo que realmente es (una herramienta) es una conducta codiciosa.

Tener dinero con la intención de deliberadamente causar envidias en los demás, es no solo una conducta codiciosa, sino altamente dañina para tu espíritu. Si para eso quieres el dinero, entonces te estarías ocasionando un mal a ti mismo y a los que te rodean.

Sin embargo, si deseas el dinero para que pueda hacer la vida más fácil para ti y tu familia no es un pensamiento ávido o codicioso en lo absoluto. Debido a los malos entendidos sobre esto, muchos de nosotros crecemos con la idea de que desear tener dinero es malo o está mal visto por los demás.

Debes de meditar sobre estos conceptos y aclararlos en tu mente, porque son un obstáculo que bloquea el flujo del dinero desde y hacia ti.


TERCERO. 

Te mereces tener todo el dinero que deseas.

Date cuenta de que te merece el dinero que estás deseando. Puede ser muy difícil para ti ver esto, debido quizás que vienes de una familia pobre y creciste en medio de una escasez crónica.

Tal vez ahorita tienes trabajo, si, pero ganas poco y vives al día. Apenas recibes tu pago y ya te lo gastaste todo. Tal vez le debes muchísimo a la tarjeta de crédito, y todo lo que ganas es para medio irla pagando. Tienes, sin embargo, que romper estas “cadenas emocionales” que mantienen abajo a tu nivel vibratorio. Quizás te parezca difícil o imposible, pero la decisión es enteramente tuya: O sigues hundido pensando en términos de pobreza y desilusión,  o te tomas  el tiempo para hacer algo de visualización e imaginarte con mucho dinero. Gastando dinero y ganando dinero.

No tengas miedo de pensar en las cosas buenas que podrías hacer si tuvieras más dinero en tu vida. Es tu propia capacidad para visualizarte y sentirte con el dinero o que te ayudará a atraer riqueza a tu vida.

Y empieza desde hoy mismo a hacerlo.

~ Tony Dillard.


Publicar un comentario