Seguidores

sábado, 24 de enero de 2015

COMO ES LA MUJER TANTRICA



La mujer tántrica es la gran iniciadora y transformadora del hombre en su camino del despertar. Ella es iniciadora perfecta en el Amor.

El amor es constructivo y creativo, él unifica y eleva. Es un principio rejuvenecedor, una sustancia que transforma todo el medio, el escepticismo o la soledad. Las obras maestras, los poemas, la música inspiradora, todo ello contiene en su textura oculta: amor. Tal como ocurre con todos nosotros, de hecho.

El amor es real; es tan real como nosotras mismas. No es un concepto intelectual desnudo, es una magia misteriosa de todo nuestro ser. Así como el vigor de una hoja de hierba no es accidental, el hecho de que en alguna parte puede haber una persona que nos ame, merece nuestra mayor atención.

Porque, vivimos en la tierra particularmente a fin de expresar completamente el amor hacia quien lo merezca, y principalmente hacia Dios.

Pocas personas comprenden que la evolución por medio del amor es el camino más rápido; él es el único estándar para la medida de todo. El amor en plenitud, compartido en infinitos matices y formas es la auténtica tarea de nuestra vida, cuando merecemos esto. El amor es el modo más simple de vivir nuestra vida, porque es el mejor y el más natural. No se necesita hacer nada más. Todas nos sentimos inclinadas a amar, aún antes de amar a alguien o a algo. Este amor puro y sobrecogedor tendrá una respuesta más pronto o más tarde. El amor es lo que hace que busquemos a nuestra pareja, y nos lleva a cumplir sus sueños. El engendra el misterioso anhelo conocimientos. Si no sentimos más el amor, significa que nunca lo hemos sentido realmente, o que no podemos ver en nuestro interior, donde el amor todavía existe. El amor sabe que todo lo que existe en nuestra mente está sujeto a cambio, y puede ser olvidado o perdido, en cambio el amor puro y sobrecogedor siempre nos hace vencedoras.



Para cada persona inteligente, es evidente que Tantra Yoga es la forma superior de acercamiento al amor, las relaciones, y la vida. Tantra Yoga es el afrodisíaco más poderoso y el método más poderoso para despertar completamente las energías latentes de la mente y la conciencia. Esta ciencia antigua fue y continúa siendo el objeto de investigación reservado solo para aquellos aspirantes que superaron el nivel común del amor y relaciones físicas y ven más allá de rígidas leyes y falso dogma espiritual.

La mujer tántrica es sensible, hermosa, fascinante porque sabe estar centrada en su alma. No existen mujeres no atractivas, sino solo mujeres que no han descubierto todavía su belleza. Cada una tiene una fascinación única.


La efervescencia y la alegría del alma femenina se producen por vivir esta fascinación personal. Ya sea con brillo exuberante o discreta, la hermosura representa en esencia una mezcla de verdad, armonía y bienestar. Es una atracción misteriosa hacia la transformación, una llamada del alma hacia la perfección.

La hermosura y lo sublime que tenemos en nosotras mismas descubre nuestra propia Esencia, que muchas veces hemos negado e ignorado. Estos nos conducen directamente a nuestro centro interior si abrimos nuestros corazones con cariño y aceptamos la naturaleza de este misterio femenino que nos anima más que cualquier otra cosa.

Las inhibiciones psíquicas y mentales, los complejos de inferioridad, las sugestiones negativas, nos mantienen lejos de lo que somos en verdad. Pero, en nuestro interior reencontramos siempre el amor, la sensualidad, la delicadeza y la sensibilidad. Cada una de nosotras es una expresión individual del Eterno Femenino existe en la eternidad.

Desde allí provienen todas sus cualidades: el encanto, la gracia, la pureza, la espontaneidad, la abnegación.

Descubre en ti misma la hermosura del Eterno Femenino y tu encanto será colmado de manera abrumadora. Eres única, goza de tu hermosura.


*Gratitud infinita por la fuente, autoria y cortesia de la nota: yogaesoterico.com.ar
Publicar un comentario