Seguidores

jueves, 22 de junio de 2017

LOS ANGELES, LA ELEVACION Y EL KARMA, DEL LIBRO “LOS ANGELES AL ALCANCE DE TODOS”


LOS ANGELES, LA ELEVACION Y EL KARMA, DEL LIBRO “LOS ANGELES AL ALCANCE DE TODOS”

V.B. Anglada dice lo siguiente, en relación con estos temas:

"CUANTO MAS ELEVADO ES UN DISCÍPULO MÁS SE ACELERA SU KARMA, ESTAMOS ATRAVESANDO UN MOMENTO DRÁSTICO DE ELEVACIÓN EVOLUTIVA DEL PLANETA Y DE PRECIPITACIÓN KÁRMICA, POR ELLO SE PRODUCEN TANTAS GUERRAS".

Esta afirmación nos parece lógica si tenemos en cuenta que el karma, representa las facturas que nos quedan por liquidar y que nos pesan como un lastre y sabemos que para que un globo suba hay que soltar lastre.

Los ángeles también son un factor decisivo en el proceso de encarnación de un ser humano ya que ellos son los encargados de leernos la "cartilla" de nuestro karma pendiente cuando nos estamos preparando para encarnarnos, de manera que nuestra alma escoja las facturas que está dispuesta a satisfacer en su próxima existencia humana.

Las almas más fuertes y evolucionadas deciden cargar con muchas facturas pendientes, incluso las hay que prefieren liquidarlas todas de golpe en una sola vida. Las más débiles o menos experimentadas solicitan que se les fraccionen los pagos, de modo que tardarán más pero no sufrirán tanto de una sola vez; este trance -previo a la concepción física es un momento muy delicado en que el alma debe cuidarse de no pedir más ración de karma que la que está realmente dispuesta a soportar.

En efecto, puede ocurrir que en el momento de nacer, al ser consciente por última vez (ya que según dicen A y D Meurois: al nacer perdemos generalmente la consciencia de todos estos episodios) de lo que le espera, el alma se arrepienta o se asuste, e intente impedir su nacimiento.

En algunos casos puede ser lo que le sucede a los fetos que se retrasan al nacer, a los que se ahogan con el cordón umbilical o nacen de nalgas, que es una forma de demostrar que quieren darle la espalda al mundo físico. 

Una vez cumplidos estos requisitos, entra en acción otro tipo de ángeles, que le leen al alma otra cartilla, la de las experiencias que le quedan por vivir para alcanzar la perfección. Y el alma escoge, o pacta con ellos, las asignaturas en las que ha decidido graduarse. En este momento el alma visualiza, como si se encontrara ante una pantalla de cine, las grandes líneas por las que va a transcurrir su próxima existencia física. 

En las últimas etapas del proceso, a los ángeles les toca buscar una familia y un entorno adecuados para el futuro encarnante, de modo que encuentre todas las facilidades para llevar a cabo su programa. Ésta es una tarea que les puede costar a los ángeles un gran esfuerzo y un gran despliegue "logístico" ya que si los que han sido designados como los futuros padres más adecuados con los que muy probablemente existen lazos kármicos previos-, no se conocen, habrá que reunirlos, y los ángeles tendrán que crear la circunstancia adecuada para ello.

Si viven en un mismo lugar, tal vez resulte fácil, pero si uno vive en la Patagonia y el otro en Alaska, pongamos por caso, será todo un reto lograr juntarlos. 

Si este proceso fuera conocido por todo el mundo y enseñado en las escuelas, disminuiría sin duda el número de partidarios del aborto voluntario, al ser conscientes de la enorme cantidad de trabajos y desvelos que este acto llega a anular de un plumazo.

A los ángeles también les corresponde fijar el momento astral del nacimiento de un ser, de manera que la posición de los astros ese día sea la adecuada para que pueda cumplir su destino. En ese sentido, los médicos que, por razones de comodidad deciden adelantar los partos estan obstaculizndo la labor angelica y perjudicando a la futura mama.

Publicar un comentario