Seguidores

jueves, 26 de noviembre de 2015

RITUALES DE LUNA LLENA


La energía de la Luna Llena es muy poderosa para conseguir deseos importantes en tu vida, como es el trabajo y el amor. 

RITUAL DE LUNA LLENA 1

Hay que hacerlo la noche de Luna Llena a ser posible mirando la Luna o su reflejo que se percibe en el firmamento. Mira al cielo y pronuncia estas palabras:

“Lady of luck, come out of your hidden course. Bless your light upon me as the light of the Moon shines above. And in the light of luck will be blessed I, when the Moon is next to be full.”

(“Dama de la Suerte, sal de tu oculto curso. Bendíceme con tu luz mientras la luz de la Luna brilla en lo alto. Y en la luz de la fortuna seré bendecido, cuando la Luna Llena está por llegar”.)

RITUAL DE LUNA LLENA 2

Con Luna Llena, preferiblemente por la noche, pues las energías se perciben y canalizan mejor en esta FASE LUNAR LLENA, escribe en un papel tus deseos (uno o varios). Coloca, al lado, un vaso con agua, y cubre el papel con hojas de laurel, y lo dejas toda la noche.

Mira a la Luna -si no la puedes ver, no importa, pues la energía está envolviéndolo todo- y le diriges estas palabras nacidas del corazón:

“Que la fuerza de la energía que desprendes me ayude a conseguir (formula tus deseos), y puedes seguir diciendo todo aquello que surja de tu interior.”

El deseo o petición puede ser uno o varios (siempre deben ser demandas fundamentadas y precisas) y el tema puede ser acerca del trabajo, la salud, el amor, etc.

Al día siguiente, guarda el papel de los deseos en una cajita o en un pañuelo de celulosa hasta que se cumplan. A continuación, quémalo junto con las hojas de laurel.

RITUAL DE LUNA LLENA 3

Con Luna Llena, preferiblemente por la noche, pues las energías se perciben y canalizan mejor, escribe en un papel tus deseos (uno o varios). Coloca, al lado, un vaso con agua Y UNA FLOR de color blanco.

Mira a la Luna -si no la puedes ver, no importa, pues la energía está envolviéndolo todo- y le diriges estas palabras nacidas del corazón:

“Que la fuerza de la energía que desprendes me ayude a conseguir (formula tus deseos), y puedes seguir diciendo todo aquello que surja de tu interior.”

Coge, a continuación, la flor blanca y arranca suavemente cada pétalo, pidiendo al hacerlo tus deseos –éstos se pueden repetir- y los dejas posar suavemente en el vaso con agua.

Después, da las gracias a las fuerzas cósmicas y a la Luna por todo lo que te van a conceder, y a la mañana siguiente, tira el agua junto con los pétalos.

RITUAL DE LUNA LLENA 4

Hay que escribir en un papel aquellas cosas que queremos apartar de nuestra vida y lo dejamos toda la noche en un recipiente con agua, para que se diluya.

En otro recipiente debemos poner arroz o lentejas y escribir en un papel lo que deseamos que venga a nuestra vida. Hacemos un rollito con el papel, lo metemos en el cuenco con arroz o lentejas y lo dejamos toda la noche.

Al día siguiente, el papel que tenemos sumergido en agua, lo rompemos y lo tiramos lejos de casa. El otro papel lo guardamos en una cajita con unos granitos de arroz o con algunas lentejas hasta la siguiente Luna Llena.

  
Cómo hacer un ritual de purificación en luna llena:

Dejar ir lo pasado es parte esencial del crecimiento espiritual. Liberar los viejos eventos, los propósitos, los proyectos o las relaciones te renovará, te refrescará y te abrirá para recibir cosas nuevas en tu vida. Utilizar la potente luz de la luna llena es una manera poderosa de traer conclusiones claras y alegres a tu vida. La luna llena es una ocasión para cosechar lo que has sembrado, para que estés libre para plantar nuevos sueños. Sigue los siguientes pasos para crear tu propio ritual de purificación en luna llena.

Instrucciones:

1
Instala tu espacio de trabajo. Crea un altar en una superficie sólida y resistente. Coloca cada objeto con un propósito específico. Por ejemplo, pon un plumero en el altar mientras pretendes que el elemento del aire esté presente; intenta que tu guía espiritual esté presente cuando coloques la vela en el altar, etc. Vierte todo tu amor en el espacio usando objetos, esencias y colores que disfrutes. Si el clima lo permite, también puedes crear tu espacio ritual en el exterior. Construye un lugar seguro para hacer una fogata o usa una hoguera. Si no puedes hacer una fogata, utiliza un tarro de arcilla y una vela. Accede a los elementos haciendo un llamado, o una oración de honor, al fuego, al aire, a la tierra y al agua. Hacer el ritual afuera, bajo la luz de la luna llena, es poderoso pero no necesario.

2
Inicia la ceremonia. Enciende la vela y toma unos minutos para concentrarte. Si lo deseas, puedes decir una oración, llamar a tus guías espirituales, meditar o respirar profundamente para empezar. Quemar incienso u otras hierbas también es fantástico para iniciar un ritual.

3
Escribe cualquier cosa que quieras terminar o de la que quieras liberarte. Por ejemplo: "Quiero terminar y disolver todas las ataduras que tengo con cualquiera de mis amores pasados". La energía que pongas en el propósito es importante. Siempre debe estar en lo positivo, lo que significa que nunca debe existir la intención de herir, dañar o despreciar nada o a nadie. Solo enfócate en ti misma y piensa en la terminación y la liberación.

4
Cuando termines, revisa lo que escribiste. Lee cada propósito en voz alta. Haz una pausa. Mira la flama de la vela y visualiza la flama como si rodeara y disolviera lo que quieres dejar ir. Si estás en un espacio en donde puedas quemar el papel, hazlo, pero asegúrate de tener un tazón con agua para apagarlo. Permítete sentir gratitud por estos eventos, por la gente o por las cosas que alguna vez estuvieron en tu vida. Liberarse de esta forma regresa la energía al universo y es una forma fantástica para eliminar tus cargas.

5
Respira profundamente varias veces. Deja que tus sentimientos salgan. Cuando dejas ir algo, las emociones pueden aflorar y estas son parte del proceso de terminación. Date todo el tiempo que necesites. Este también es un momento para celebrar lo que has concluido. ¡Siente tu amor y disfruta!.


*Consejo:

Termina el ritual agradeciéndole a los elementos de la naturaleza, diciendo una oración o lo que quieras. Apaga la flama con un sofocador de velas o con una cucharita de metal, jamaz soples la vela.

Publicar un comentario