Seguidores

lunes, 22 de junio de 2015

PIEDRAS MISTERIOSAS ALREDEDOR DEL MUNDO


LA MISTERIOSA PIEDRA FILOSOFAL

La antigua ciencia alquímica, siempre tuvo como meta la búsqueda de la legendaria “Piedra filosofal” o el artefacto mágico capaz de transformar todo lo que toque en oro literalmente.

Las Tablas Esmeralda del gran Hermes Trismegisto hablaban de un catalizador maravilloso y de ese conocimiento secreto que solo conocieron ciertos iniciados, se derivó la leyenda o realidad de la piedra filosofal como símbolo eterno de la búsqueda alquímica. Según cuentan las leyendas, San Alberto Magno fue quién llegó a lograr la transmutación mágica y a Helvetius recibió una parte de la piedra filosofal de un misterioso hombre de negro.


Algunos alquimistas creían que la piedra filosofal, provenía de la luna o las estrellas y que había caído en la Tierra donde al solidificarse se convirtió en un catalizador capaz de trasmutar la materia en oro.

Sin embargo las obras de los alquimistas mas conocidos de la historia, pusieron en evidencia que la piedra filosofal no era realmente una piedra del todo, ya que según los antiguos escritos también se la relacionó con un niño divino, un ángel, un dragón, un elixir, una tintura, o un compuesto químico.

Por lo tanto muchos alquimistas consideraron que de alguna manera la piedra filosofal no era una cosa, sino un sistema de conocimiento, a través del cual se podría percibir la realidad que había detrás de los símbolos, alcanzando un nivel intelectual y espiritual tan elevado, que se traducirán en uno de los mayores poderes del mundo.

Muchos estudiosos han insistido desde entonces que los verdaderos alquimistas no pretendían convertir metales comunes en oro, sino que por el contrario la meta era transformar la materia densa del cuerpo físico en una entidad inmaterial o evolucionada espiritualmente, por lo cual bajo ésta perspectiva, la piedra filosofal se convierte en el Espíritu Santo que transforma místicamente a los humanos en verdaderas manifestaciones de Dios en la Tierra.


LAS ESFERAS DE PIEDRA DE COSTA RICA

Uno de los más extraños misterios arqueológicos se sitúa en el delta del Diquis de Costa Rica, ya que desde los años 30, se comenzaron a descubrir cientos de bolas de piedra de diferentes tamaños que oscilan desde unos pocos centímetros a metros de diámetro.

Algunas llegan a pesar hasta 16 toneladas y casi todas ellas son de granodiorita, una piedra muy dura, alcanzando un total aproximado de trescientas y que fueron consideradas como esculturas monolíticas hechas por la mano del hombre.

Años antes de la llegada de Colón, una civilización existió en Costa Rica con evidencias fechadas en 10.000 años atrás, y las esferas de piedra forman parte de los misterios culturales, pertenecientes a los habitantes precolombinos.

En el Parque Nacional Guayabo, se descubrieron ruinas de una ciudad antigua, con acueductos y trabajos maravillosos de jade y oro, datados en unos 1000 años de antigüedad, así como también existe evidencia de la influencia olmeca y náhuatl (civilizaciones mexicanas), se encuentran en sitios arqueológicos de la sierra central y Guanacaste.

El mito local relaciona a las esferas con las estrellas, pero por supuesto que del mundo científico solo se consideran objetos basados en medias y posibles significados culturales, pero en también existen otros puntos de vista relacionados con la ovnilogia, donde nace el misterio, así las esferas de piedra de Costa Rica, se han transformado en objetos de especulaciones, que comenzaron a tomar fuerza a partir de la publicación del libro “Recuerdos del futuro en 1971” de Erich von Däniken, en el cual se las relaciona con una procedencia extraterrestre.

Más recientemente han vuelto a encontrarse en el centro de atención al mencionarse en libros relacionados a la Atlántida, donde sus autores las incorporan en sus obras, aumentando el misterio sobre ellas o tergiversando aún más su verdadero origen y significado.

Muchas de las esferas se encontraron en alineaciones de líneas rectas y curvas, así como los triángulos y paralelogramos, pero un grupo de cuatro estaba dispuesta en una línea orientada al norte magnético, lo cual ha llevado a especular que podrían haber sido organizados por personas familiarizadas con el uso de las brújulas magnéticas, o alineaciones astronómicas. 


LA FAMOSA PIEDRA MAGICA VIKINGA:

Los científicos creen que un cristal rectangular descubierto en los restos del naufragio de un buque de guerra Inglés del siglo 16 puede ser la piedra del sol legendario, un dispositivo casi mítico utilizado por los navegantes vikingos para navegar.

Por otra parte, una leyenda vikinga que habla de la brillante "piedra del sol", describe como ésta podía marcar la posición del Sol en un día nublado o con densa niebla, algo fundamental para los antiguos marinos a los que les brindaría una guía para navegar y que hoy se descubre que más allá de la leyenda, podría ser cierto según creen los científicos.

La antigua raza Vikinga que se cree, descubrió a América del Norte cientos de años antes que Cristóbal Colón, era poseedora de la leyenda relacionada a una piedra mágica, que llamaban la “piedra del Sol”, la cual podía guiarlos aun con poca visibilidad, ya que brillaba cuando detectaba la posición del astro rey.

Experimentos científicos han demostrado que un cristal transparente conocido como “espato de Islandia”, podría detectar al sol con una precisión de un grado, permitiendo a la gente de mar en la antigüedad navegar miles de kilómetros en días nublados y con densa niebla, así como durante las cortas noches nórdicas.

Esta piedra es transparente está hecha de calcita y fue encontrada en los restos del naufragio de un barco isabelinos descubierto hace treinta años en la costa de Alderney, en las Islas del Canal después de que se hundió en 1592, sólo cuatro años después de la derrota de la Armada Española.

La leyenda vikinga habla de una piedra del sol o la enigmática “sólarsteinn”, que al direccionarla hacia el cielo, brillaba en dirección al sol determinando así su posición exacta en días nublados o aun por debajo del horizonte, según revela el estudio.


Una saga islandesa describe cómo durante el tiempo nublado o con nieve, el rey Olaf Sigurd consultaba sobre la ubicación del sol tomando una piedra del sol, mirando al cielo y así podía encontrar su dirección, gracias a la luz que la piedra emitía.

Las rutas de los vikingos en el Atlántico Norte a menudo se encontraban cubiertas de una densa niebla y la piedra del sol les permitía seguir en la ruta correcta, los investigadores dijeron que las historias de la piedra mágica  vikinga podían ser reales y en tal caso se confirmaría la teoría de que los Vikingos sin brújula podrían haber descubierto América antes que Colon.

La “piedra del sol”, que fue descubierto en los restos de un barco hundido frente a la isabelino Islas del Canal ha sido durante mucho tiempo el tema de la intriga científica después de su aparición en una saga islandesa como una gema mágica que, cuando se mantiene hasta el cielo, revelaría el posición del sol.

El dispositivo de navegación podría ser uno de los secretos detrás de los Vikings reputación como gente de mar cuyas hazañas notables en la partida en agua inexplorado podría haberles permitido vencer Cristóbal Colón para descubrir América por cientos de años “, informó El ‘Independiente.

Investigadores de la Universidad de Rennes, en Bretaña sugieren marineros Tudor pudo haber utilizado la piedra para navegar en mucho la misma manera que sus predecesores vikingos después de estudiar el paquete de cigarrillos en forma de cristal encuentren a bordo de los restos del naufragio de Alderney.

La piedra – una sustancia conocida como calcita espato de Islandia – fue encontrado por buzos al lado de un par de divisores, lo que lleva a los investigadores a preguntarse si forman parte del arsenal de navegación del buque Inglés, que se hundió en 1592, cuatro años después de que el español Armada.

A pesar de las referencias literarias, ninguna piedra del sol intacto ha sido encontrado en sitios de vikingos.

Sin embargo, después de realizar varias pruebas, incluyendo un análisis para comprobar su aspecto turbio, el equipo liderado por Francia ha concluido que los fragmentos de espato de Islandia puede actuar como una ayuda a la navegación muy precisa, según el informe.

“Alderney cristales de tipo realmente podría haber sido utilizada como una brújula solar precisa óptica como ayuda a la navegación antigua,” Dr Ropars Guy, escribiendo en la revista Proceedings of the Royal Society, dijo.

“Se permite al observador seguir el azimut del sol, muy por debajo del horizonte, con una precisión tan grande como de más o menos un grado. La evolución del cristal Alderney da esperanza para la identificación de otros cristales de calcita en naufragios vikingos, entierros o asentamientos “, dijo Ropars.

El principio detrás de la piedra del sol depende de su propiedad inusual de crear una doble refracción de la luz solar, incluso cuando está oculto por las nubes o la niebla del tipo que habría sido un lugar común para los vikingos, según el informe.


EL MISTERIO DE LAS PIEDRAS DE RUMANIA:

En Rumania existen un gran número de piedras que fielmente crecen por si solas. Estas piedras son reales y son conocidas como trovants.

Los habitantes de la región del sur de Rumania central,  las llaman “las piedras que crecen”, porque eso es lo que exactamente hacen, crecen a simple vista, estas piedras tienen formas extrañas y permanecen con su configuración inicial hasta que llueve. Una vez que reciben la lluvia se inicia su proceso de multiplicación, dándoles movimiento como si estuvieran vivas y las personas que lo ven por primera vez se asombran ante este acontecimiento.

Este fenómeno se da a raíz de que estas piedras o trovants están formadas por arena cementada. Esta arena provine de una cuenca de sedimentación que se ha formado a través de millones de año en estos lugares y ha sido trasportado estos residuos  por el  río. Al lado de estos residuos se ha acumulado carbonato en exceso, este incidente unido a que las capas superiores de esta arena presionan a las capas inferiores, hacen que el agua salga por los huecos de las partículas de arena, creando  así  el fenómeno descrito. Estos trovants  sin embargo tienen un núcleo de piedra dura pero su cáscara está compuesta de arena.


Los Rumanos han creado un museo con estas piedras el cual se encuentra en la región de Valcea al sur de Rumania. Este recinto fue abierto en el año 2006 y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Las piedras se encuentran dentro y fuera del museo. En esta colección se pueden apreciar trovants de todos los tamaños, desde pequeñas muestras hasta de grandes dimensiones.

Este museo es una de las atracciones más importantes  de este país, ya que atrae este fenómeno a grandes masas de turistas  de todo el mundo.


EL GRAN MISTERIO DE GOBEKLI TEPE:

Gobekli Tepe es una ciudad antigua que se remonta a más de 12.000 años en el tiempo, redescubierta en 1994 en el sureste de Turquía, un descubrimiento sorprendente, donde se encontraron 19 piedras con un peso que oscila en unas 100 toneladas.

Las piedras están tallas con inusuales animales que pueden haber existido en aquellos tiempos, pero como siempre surgen las mismas preguntas ¿Cómo se construyó? ¿con que herramientas o tecnología?, ya que para crear esta ciudad con piedras cuya dureza daría problemas a las maquinarias actuales.

Los arqueólogos saben que desenterraron el 90 por ciento de los restos de Gobekli Tepe, ya que el radar de tierra sugiere que todavía pueden verse estructuras circulares subterráneas y por lo tanto la ciudad aun puede ser más grande y más antigua de lo que se pensaba originalmente. Gobekli Tepe es la civilización más antigua jamás descubierta hasta la actualidad.

En esta ciudad se encuentran pilares en forma de “T” que varían entre 40 a 60 toneladas de peso, lo que nos deja rascándonos la cabeza en cuanto a cómo los antiguos lograron tal hazaña monumental, en un momento en que las herramientas manuales más simples eran difíciles de conseguir.

Es un enigma arqueológico saber como llevaron estos bloques hasta allí y cómo los levantaron, en un momento de la historia en la cual la sociedad aun no conocía la agricultura, ya que era el mundo de sólo cazadores y recolectores, como desarrollaron la complejidad de los diseños de los planos desarrollados para estos templos, representan un enigma para los arqueólogos, ya que este descubrimiento cambia la historia de la civilización.

Inevitablemente por su construcción y las raras figuras que fueron plasmadas en piedras de gran dureza, con un peso que la imaginación de los ingenieros modernos no alcanza a determinar como pudieron ser manipuladas, todas estas y muchas pautas más hacen que se instale en estas ruinas la “teoría de los antiguos astronautas”.


STONEHENGE, POR SIEMPRE UN MISTERIO:

Los arqueólogos creen que Stonehenge fue construido alrededor de 3000 AC. y que sus constructores al parecer lo crearon sin el uso de la rueda y sin ningún tipo de ayuda, por lo cual representa un de los misterios más antiguos de la humanidad.

Estos arquitectos megalíticos fueron capaces de llevar las piedras cuyo peso oscila hasta las 50 toneladas, a través de kilómetros de distancia hasta donde llevaron a cabo la construcción. Aunque esta situación solo es uno de los misterios, es el que desvela a más de un ingeniero en la actualidad.

Continuando por como hicieron no solo para darle la postura vertical, sino para depositar en la parte superior como travesaño horizontal semejantes columnas de granito natural, pero a la vez trabajado y otra gran pregunta es ¿con que propósito?.

Algunos especialistas teorizan en que Stonehenge es un antiguo cementerio y a la vez se utilizaba con fines religiosos, pero otros plantean que es un calendario solar y en realidad lo es, pero ¿por qué se construyó de forma tan difícil y por que en ese lugar?.

Los estudiosos de la ovnilogia y de la teoría de los antiguos astronautas simplemente consideran que su construcción en realidad no fue tan difícil con la utilización de algún tipo de tecnología extraterrestre, así como otras teorías combinan el esoterismo con la inclusión de personajes místicos como el famoso mago Merlín, a quien se le atribuye participación en la construcción con su varita mágica, un instrumento capaz de hacer levitar las piedras para colocarlas en su lugar.

Continuando con el sin número de teorías, otra plantea el uso la levitación acústica o sea con el uso de las ondas sonoras capaces de llevar a cabo la levitación, que hoy en día se logra en laboratorios en pequeña escala. Pero cualquier haya sido la tecnología empleada, quien la enseño o llevó a cabo, hombres, dioses o simplemente seres extraterrestres, la cuestión es que Stonehengue está allí y alguien se ocupo de perpetuarlo en el tiempo y dejar así constancia de la capacidad de los antiguos.


*Fuente, cortesia y autoria de la nota: destinoytarot.com

Publicar un comentario