Seguidores

miércoles, 3 de junio de 2015

MERECES UN AMOR, FRIDA KAHLO


MERECES UN AMOR....

"Mereces un amor que te quiera despeinada, con todo y las razones que te levantan de prisa, con todo y los miedos que a veces no te dejan dormir. Mereces un amor que te haga sentir segura, que pueda comerse al mundo si camina de tu mano, que sienta que tus abrazos van perfectos con su piel. Mereces un amor que quiera bailar contigo, que visite el paraíso cada vez que mira tus ojos, y que no se aburra nunca de leer tus expresiones. Mereces un amor que te escuche cuando cantas, que te apoye en tus ridículos, que respete que eres libre, que te acompañe en tu vuelo, que no le asuste caer. Mereces un amor que se lleve las mentiras, que te traiga la ilusión, el café y la poesía."

~ Frida Kahlo.


La mujer de las flores en la cabeza, los bordados coloridos, la ceja prominente. Aquella que encontró en el arte la mejor salida a una mente acelerada y un cuerpo agotado por el dolor. La mujer que todo lo sintió de más.

Que se sometió a más de 32 operaciones pero que reunió fuerzas para seguir adelante. Aquella que sufrió como tantas otras a causa del amor; de un amor enfermizo y volátil. Hablamos, por supuesto, de Magdalena Carmen Frida Kahlo y Calderon: Frida Kahlo.

La pintora mexicana autodidacta representa hoy en día empoderamiento y libertad. Inteligencia y personalidad. Es la feminista que se vistió del orgullo de ser mexicana toda la vida. Del orgullo de ser mujer pasional y soñadora.

Hoy se le reconoce como una de las más grandes de la pintura mexicana, y su obra, documento metafórico casi exacto de su vida, representa uno de los trabajos más valorados y admirados no sólo en México, sino internacionalmente.


En esta ocasión no vamos a recordar sus obras de arte, vamos a recordar las frases más célebres de la pintora, que se han encontrado en diversos documentos como notas, recados, dibujos o cartas personales.

FRASES CELEBRES DE FRIDA KAHLO:

“Cada (tic-tac) es un segundo de la vida que pasa, huye, y no se repite. Y hay en ella tanta intensidad, tanto interés, que el problema es sólo saberla vivir. Que cada uno resuelva como pueda”.

“Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas pa’ volar?”

“Si yo pudiera darte una cosa en la vida, me gustaría darte la capacidad de verte a ti mismo a través de mis ojos. Sólo entonces te darás cuenta de lo especial que eres para mí”.

“Hay algunos que nacen con estrella y otros estrellados, y aunque tú no lo quieras creer, yo soy de las estrelladísimas…”

“México está como siempre, desorganizado y dado al diablo, sólo le queda la inmensa belleza de la tierra y de los indios”.

“Donde no puedas amar, no te demores”.



“¿Se pueden inventar verbos? Quiero decirte uno: Yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida”.

“Quise ahogar mis penas en licor, pero las condenadas aprendieron a nadar”.

 “Aunque haya dicho “te quiero” a muchos y haya tenido citas y besado a otros, en el fondo sólo te he amado a ti…”

“Y tú bien sabes que el atractivo sexual en las mujeres se acaba voladamente, y después no les queda más lo que tengan en su cabezota para poderse defender en esta cochina vida del carajo”.

“Amurallar el propio sufrimiento es arriesgarte a que te devore desde el interior”.

“Yo solía pensar que era la persona más extraña en el mundo, pero luego pensé, hay mucha gente así en el mundo, tiene que haber alguien como yo, que se sienta bizarra y dañada de la misma forma en que yo me siento. Me la imagino, e imagino que ella también debe estar por ahí pensando en mí. Bueno, yo espero que si tú estás por ahí y lees esto sepas que, sí, es verdad, yo estoy aquí, soy tan extraña como tú”.


“Como siempre, cuando me alejo de ti, me llevo en las entrañas tu mundo y tu vida, y de eso es de lo que no puedo recuperarme”.

“Quizá esperen oír de mí lamentos de ‘lo mucho que se sufre’ viviendo con un hombre como Diego. Pero yo no creo que las márgenes de un río sufran por dejarlo correr”.

“Doctor si me deja tomar este tequila le prometo no beber en mi funeral”.

“Siento que desde nuestro lugar de origen hemos estado juntos, que somos de la misma materia, de las mismas ondas, que llevamos dentro el mismo sentido”.

“Lo único de bueno que tengo es que ya voy empezando a acostumbrarme a sufrir…”

“¡Quién diría que las manchas viven y ayudan a vivir? Tinta, sangre, olor… ¿Qué haría yo sin lo absurdo y lo fugaz?”


“Jamás en toda la vida, olvidaré tu presencia. Me acogiste destrozada y me devolviste íntegra, entera”.

“Quisiera darte todo lo que nunca hubieras tenido, y ni así sabrías la maravilla que es poder quererte”.

“Pinto autorretratos porque estoy mucho tiempo sola. Me pinto a mí misma, porque soy a quien mejor conozco”.

“Siento que te quise siempre, desde que naciste, y antes, cuando te concibieron. Y a veces siento que me naciste a mí”.

“Árbol de la esperanza, mantente firme”.

“El dolor no es parte de la vida, se puede convertir en la vida misma”.

“Viva la vida”.

Publicar un comentario