Seguidores

miércoles, 2 de julio de 2014

MANDALA MULADHRARA, PARA ELIMINAR EL MIEDO DENTRO DE TU SER


Mandala significa círculo en sánscrito. Esta palabra es también conocida como rueda y totalidad. Más allá de su definición como palabra, desde el punto de vista espiritual es un centro energético de equilibrio y purificación que ayuda a transformar el entorno y la mente. También se le define como un sistema ideográfico contenedor de un espacio sagrado.

Los mandalas son utilizados desde tiempos remotos. Tienen su origen en la India y se propagaron en las culturas orientales, en las indígenas de América y en los aborígenes de Australia. En la cultura occidental, fue Carl G. Jung, quien los utilizó en terapias con el objetivo de alcanzar la búsqueda de individualidad en los seres humanos. Jung solía interpretar sus sueños dibujando un mandala diariamente, en esta actividad descubrió la relación que éstos tenían con su centro y a partir de allí elaboró una teoría sobre la estructura de la psique humana.

Según Carl Jung, los mandalas representan la totalidad de la mente, abarcando tanto el consciente como el inconsciente. Afirmó que el arquetipo de estos dibujos se encuentra firmemente anclado en el subconsciente colectivo.

En el mundo agitado en el que nos encontramos, alcanzar la armonía espiritual para muchos cada vez resulta más complicado, de allí que muchas personas se abocan a diversas terapias alternativas para alcanzar el auténtico equilibrio de su cuerpo y mente.

La meditación y la relajación en muchos casos resultan fundamentales, para conectarse con el yo interno, y complementarse con el entorno exterior de una forma más armónica y espiritual.

Los Mandalas han sido utilizados desde la antigüedad para meditar, concentrar diversas energías, que proporcionan el equilibrio necesario frente a diferentes desórdenes provocados por el medio en el que nos relacionamos a diario.

Según la Psicología, el mandala representa al ser humano. Interactuar con ellos te ayuda a curar la fragmentación psíquica y espiritual, a manifestar tu creatividad y a reconectarte con tu ser esencial. Es como comenzar un viaje hacia tu esencia, te abre puertas hasta ahora desconocidas y hace que brote tu sabiduría interior. Integrarlas a tu vida te dará centro y la sensación de calma en medio de las tormentas.

El trabajo de meditación con mandalas puede consistir en la observación o el dibujo de éstos. En el primer caso, con sólo sentarte en un lugar cómodo, lograr una respiración rítmica y profunda, y disponerte a observar algún mandala de tu elección, puede llevarte a un estado de relajación y te sentirás más alerta ante los hechos que suceden a tu alrededor. El proceso de observación puede durar entre tres y cinco minutos.

Este es un trabajo que puede hacer cualquier persona, sin importar su edad o religión. Es una práctica sencilla que redundará en beneficios personales y en la consecución del equilibrio interno. 

Muladhrara- El fin de los Miedos:

El presente mandala nos asiste en el proceso para eliminar los miedos que no nos permiten evolucionar, y desarrollar nuestro maximo potencial en la vida, con la presente nota aprenderas a utilizarlos puntualmente, ya que en ello podrás encontrar una forma diferente de ver las cosas, y te ayudará a encontrar la verdad, mediante su claridad, amplitud y neutralidad. Los Mandalas estimulan en ti, todos los seres vivos que nos rodean integrando y totalizando los hechos cotidianos que vivimos a diario.

Significado de éste Mandala:

Que hayas hecho contacto con este MANDALA MULADHRARA significa que llegó el momento de sentirte seguro. Llego la hora de rodearte de todo lo imprescindible para la vida, de vivir la vida a plenitud. La tierra te recibe y te brinda lo mejor de sus frutos, en abundancia!. La tierra te protege y te contiene, te cobija y te acuna. La tierra todo te lo da como una madre amorosa y dedicada Pero hasta ahora, no lo ves. Valora la protección que si tienes. Revaloriza tu existencia. Comienza a querer lo que tienes, para luego mágicamente tener lo que quieres.

Objetivos del Mandala Muladhara – El fin de los Miedos

Asistir, desbloquear y sanar a las energías de sostén y soporte con las que contamos los seres humanos.
Activar el Bija Mantra: LAM. Sonido primordial, sonido semilla que despierta la energía del poder de satisfacción, de necesidades básicas humanas.

Activar el símbolo o Yantra, representante de la energía que nos ancla a ala tierra y nos permite vivenciar que la tierra es el lugar seguro por excelencia de mi existencia.

Recuperar la fe y la confianza en la tierra, su contención y protección perpetua. Vivencia a la madre tierra.


*Parte de esta nota proviene de: "Método de Meditación: Mandalas & Mantras", de Andrea Marinelli 
Publicar un comentario