Seguidores

jueves, 10 de diciembre de 2015

FRASES DE "EL PRINCIPITO" PARA REFLEXIONAR (LIBRO EN FORMATO PDF).


"EL PRINCIPITO"

En 1943, mientras se hospedaba en un hotel de Nueva York, el escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry escribió El Principito (Le Petit Prince), el libro francés contemporáneo más leído del mundo.

Píldoras contra la sed. "Era un vendedor de píldoras perfeccionadas que calman la sed. Se toma una por semana y no se siente más la necesidad de beber.

- ¿Por qué vendes eso? – dijo el principito.

- Es una gran economía de tiempo – dijo el vendedor. – Los expertos han hecho cálculos. Se ahorran cincuenta y tres minutos por semana.

..."Yo" - se dijo el principito: - Si tuviera cincuenta y tres minutos para gastar, caminaría lentamente hacia una fuente...'"

“Todas las personas mayores fueron al principio niños. (Aunque pocas de ellas lo recuerdan.)”

“Las personas mayores nunca son capaces de comprender las cosas por sí mismas, y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones.”

“Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer.”

“Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.”

“Pero nosotros, que comprendemos la vida, nos burlamos de los números.”

“A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: “¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?” Pero en cambio preguntan: “¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?” Solamente con estos detalles creen conocerle.”

“Es una cuestión de disciplina, – me decía más tarde el Principito -. Cuando por la mañana uno termina de arreglarse, hay que hacer cuidadosamente la limpieza del planeta.”

“Conozco un planeta en el que vive un señor muy colorado. Nunca ha olido una flor. Nunca ha contemplado una estrella. Nunca ha amado a nadie. Nunca ha hecho otra cosa que sumas. Se pasa el día diciendo, como tú: “¡Soy un hombre serio! ¡Soy un hombre serio!”, lo que le hace hincharse de orgullo. Pero eso no es un hombre, ¡es un hongo!.”

“Es tan misterioso el país de las lágrimas…”

“No se debe nunca escuchar a las flores. Sólo se las debe contemplar y oler. La mía perfumaba mi planeta, pero yo no era capaz de alegrarme de ello.”

“Si yo ordenara -decía frecuentemente-, si yo ordenara a un general que se transformara en ave marina y el general no me obedeciese, la culpa no sería del general, sino mía”.

“Se debe pedir a cada cual, lo que está a su alcance realizar.”

 “Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante.”

“Lo hermoso del desierto es que en cualquier parte esconde un pozo”

“Los hombres ocupan muy poco lugar sobre la Tierra… Las personas mayores no les creerán, seguramente, pues siempre se imaginan que ocupan mucho sitio.”

“No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo.”

“Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores.”

“Si alguien ama a una flor de la que sólo existe más que un ejemplar entre los millones y millones de estrellas, es bastante para que sea feliz cuando mira a las estrellas.”

“Sólo se conocen bien las cosas que se domestican”

“No se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”.

“Tú no eres para mí todavía más que un muchachito igual a otros cien mil muchachitos. Y no te necesito. Tampoco tú tienes necesidad de mí. No soy para ti más que un zorro entre otros cien mil zorros semejantes. Pero si me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo…”

“Y cuando te hayas consolado (uno siempre termina por consolarse) te alegrarás de haberme conocido”

“¿Y de qué te sirve poseer las estrellas?

-Me sirve para ser rico.

-¿Y de qué te sirve ser rico?

-Me sirve para comprar más estrellas.”

“Me creía rico con una flor única y resulta que no tengo más que una rosa ordinaria”

“Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya”

“Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser dichoso”

“Únicamente los niños saben lo que buscan. Pierden el tiempo con una muñeca de trapo que viene a ser lo más importante para ellos y si se la quitan, lloran…”

Siempre es tiempo de leer “El Principito”, aunque lo esencial es invisible a los ojos.


~ Antoine de Saint-Exupéry.



En el link de abajo encontraran el libro "EL PRINCIPITO", para descargarlo directamente a su computadora, que lo disfruten!


Publicar un comentario