Seguidores

sábado, 15 de noviembre de 2014

EL EGO DAñADO




A menos que estés hecho de acero, habrá momentos en los que alguien te dirá algo que te duela profundamente. Es posible incluso que no se trate de algo intencionado; a veces, los comentarios más hirientes son lanzados sin pensar. Sea como sea, esos comentarios ofensivos o críticos suponen una puñalada para tu ego, esa parte de ti que es determinante para tu autoestima. De carácter defensivo y reacciones desmedidas, el ego rara vez se enfrenta de una forma racional a los ataques que percibe. Sin embargo, tal y como apunta Debbie Ford, creadora del Instituto Ford para el Entrenamiento Integrador de la Universidad JFK, "o tus emociones tóxicas te utilizan a ti o tú las utilizas a ellas". 

Si aprendes a enfrentarte a un ego lastimado, podrás liberarte del dolor y de la auto-recriminación.

Pregúntale a la persona que causó el daño en tu ego por qué consideró necesario hacerlo. Posiblemente, te sorprenderá saber que realmente no puede darte una respuesta concreta. A lo sumo, es posible que recibas un balbuceante "No lo sé". Suele ocurrir que los ataques crueles tienen más que ver con la persona que los lanza que con la que los recibe. La gente tiende a atacar a los demás cuando no se siente muy segura de sí misma. Tirar por tierra a otra persona les da una sensación momentánea de poder y control, cuando la realidad puede ser justo lo contrario.


Cambia la forma de enfocar el asunto y pregúntate a ti mismo por qué dejas que un comentario te afecte. Puede ocurrir igualmente que sea tu propio estado de ánimo el que perciba dicho comentario como hiriente. Examina tu propia vida y pregúntate a ti mismo si todo transcurre de la forma en que planeaste. Si no es así, debes admitir que te vas a mostrar muy sensible ante cada una de las injusticias que percibas, desde una factura incorrecta del supermercado hasta esa luz que se vuelve amarilla justo cuando quieres cruzar la calle. Para abordar el problema de tu ego herido, debes comprender que el mundo no está tratando de hacerte daño, aunque así pueda parecerlo.



Cultiva tu poder personal comprendiendo que eres una persona valiosa, independientemente de lo que se presente ante ti. Es posible que no seas capaz de conseguir que alguien deje de atacarte, pero puedes cambiar tu forma de llevar la situación. En primer lugar, tienes reconocer que tu ego fue herido y luego debes reemplazar esa herida con el reconocimiento de tu propio valor. Redacta una serie de afirmaciones positivas para poder utilizarlas en situaciones en las que tu ego sea herido. Toma la cualidad más deslumbrante que seas consciente de poseer y reafirma su poder sobre el daño que te han ocasionado. 

Tal y como dijo Eleanor Roosevelt: 

"Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento". 

Recuerda esta frase y conviértela en tu mantra.

Mantente siempre alerta. Este será un proceso que tendrás que seguir toda tu vida. A diario surgen situaciones en las que el ego se ve comprometido y aprender a estar centrado en la forma de encarar los conflictos te será muy útil.

~ Escrito por Linda Kaban.





COMO SANAR EL EGO:

Casi todo el mundo experimenta algún tipo de crítica no deseada de vez en cuando. A veces lo que realmente puede lastimar y hacer daño a tu ego, especialmente cuando la crítica viene de alguien que te gusta o respetas. Afortunadamente, existen varios métodos para hacer frente a un ego lastimado que puede crear crecimiento personal simultáneo también.

Usa la crítica como un método para el crecimiento personal y mejorar. Es rara vez fácil escuchar acerca de lo que has hecho mal y cómo podrías haberlo hecho mejor. Sin embargo, conocer tus defectos es a menudo una manera eficaz de cambiar las cosas y convertirte en una persona mejor. Así que en lugar de enojarte o sentirte triste, trata de ver el potencial de crecimiento positivo y haz los ajustes necesarios.

Comprende que nadie es perfecto y que todo el mundo tiene defectos, no estás solo en este sentido. Es importante darte cuenta de que quien ha criticado tiene sus propios problemas también. Como resultado de ello, trata de no tomarte las cosas demasiado personales.


Ten en cuenta el carácter transitorio de un ego lastimado. Recuerda que no importa lo que te suceda, es sólo temporal y pasará pronto. Incluso si te sientes terrible por un corto período, sólo piensa en que las emociones negativas pasarán y serás feliz de nuevo. Una vez que tu mente y el ego lo comprendan, se hace mucho más fácil para hacer frente a los conflictos de la vida diaria y mantener un enfoque positivo.

Desarrolla un nivel de confianza que te permita no sentir la necesidad de alardear de tus logros. A menudo, las personas que reciben la mayoría de las críticas son las que actúan pomposamente y presumen cada pequeño logro. Es por eso que por lo general es mejor creer en ti mismo en voz baja. Si lo haces, atraerás menos atención cuando cometas un error.

Sé responsable de tus acciones y asume cuando hagas algo mal. Si alguien te señala después de haberte comportado inadecuadamente, por lo general es más productivo admitir tus defectos. Trata de no enojarte o estar a la defensiva, sino utilizar la situación para construir tu integridad en su lugar.

~ Escrito por Nick Mann.


*Fuente, autoria y cortesia de la nota: ehowenespanol.com

Publicar un comentario