Seguidores

martes, 11 de febrero de 2014

LAS PERSONAS TOXICAS


Las personas toxicas:

juegan juegos para robarte la energía que tienes que utilizar para lograr tus sueños y metas, así como para vivir en armonía contigo mismo y con los demás despojándote de la paz que tienes como derecho experimentar y vivir.

Las personas toxicas, no saben que son toxicas, están enfermas y enferman a los demás, pero no tienen consciencia de su grado de toxicidad.

Las personas toxicas, hablan todo el tiempo, no valoran el silencio, la meditación, la oración, no pueden hacerlo por que como tóxicos al fin necesitan desesperadamente la energía que tu les proporcionaras para que sus vidas puedan tener algún sentido, y si juegas el juego ellos se energizaran a tus costillas, y quedaras completamente desfallecido de un intercambio energético completamente inadecuado e inútil, para la evolución y el crecimiento personal, de todos los involucrados.

Sabrás que te encuentras con personas toxicas cuando la conversación del día se basa en descalificar, criticar, abierta o sutilmente, o enmascaradamente, a personas presentes y ausentes, de tal forma que mermen la autoestima y el sentido del valor del sujeto, al menos para su concepto y forma de ver la vida que obviamente no coincide de manera alguna con la tuya.

Las personas toxicas, no les gusta aprender de los demás, puesto que para ellos no hay nada que asimilar, de los demás, en sus mentes piensan que son los demás los que tienen que aprender de ellos aun cuando vivan vidas miserables.

Las personas toxicas pretenden armonía, felicidad, prosperidad y salud, discutiendo, provocando conflictos, hablando de la infelicidad que le producen las circunstancias externas, de la escasez, de la muerte y de la obscuridad, sin entender que existe un solo camino hacia la evolución personal y es a través de la luz, de la buena voluntad, y del reconocimiento humilde de los errores cometidos para que puedan ser corregidos, entre otras.
Publicar un comentario