Seguidores

domingo, 23 de febrero de 2014

INVOCACIÓN MEDITACIÓN ESENIA, PARA UNA CULTURA DE RESPETO EN EL MUNDO


INVOCACIÓN MEDITACIÓN ESENIA, Para una Cultura de Respeto en el Mundo

Desde el principio, la ciencia iniciática enseñó a todos los seres humanos y a todas las personas los secretos de la oración, la invocación y la activa meditación, para atraer fuerzas positivas a nuestro cuerpo, a nuestra vida, a la atmósfera de la comunidad donde vivimos, a la humanidad y a la tierra.

La presente es una oración-invocación-meditación, cuyo objetivo es atraer a uno mismo y al alma del mundo la presencia del Ángel del Respeto, para que todos los seres puedan ser sanos y felices.

Esta oración-invocación-meditación tiene un poder mágico que purifica el pensamiento, el corazón y el destino. Debe pronunciarse con respeto, conciencia y amor. Es adecuado adoptar una correcta actitud y procurar un estado de calma interno antes de pronunciarla.

"A través de la luz de mi despierto pensamiento, a través del calor de mi corazón, a través de la fuerza de mi conciencia, de mi intención más pura, de mi sinceridad y mi comprensión, invoco al Ángel del Respeto...

Ángel del Respeto,
servidor de la inteligencia cósmica,
aspiro a entrar en tu Escuela de devoción.
Ven y crea tu morada en mi pensamiento,
en mi corazón, en mi vida y mis obras.
Yo quiero serte fiel en amor
y sellar contigo una santa alianza.

(Hacer una breve pausa para meditación y silencio interno.)


Que el ser inmortal que habita la tierra
la hace viva e inteligente,
la usa como cuerpo para su manifestación,
pero es más grande en su esencia,
reciba mi respeto y amor.
El Yo que me anima es uno con el Yo que anima la tierra.
Es mi guía interno y mi sagrada presencia en todos los seres.
Es la esencia de mi inmortalidad.

(Meditación y silencio interno.)


Que el ser inmortal que habita las aguas
las hace vivas e inteligentes,
las usa como cuerpo para su manifestación,
pero es más grande en su esencia,
reciba mi respeto y mi amor.
El Yo que me anima es uno con el Yo que anima las aguas.
Es mi guía interno y la sagrada presencia en todos los seres.
Es la esencia de mi inmortalidad.

(Meditación y silencio interno.)


Que el ser inmortal que habita el aliento
lo hace vivo e inteligente,
lo usa como cuerpo para su manifestación,
pero es más grande en su esencia,
reciba mi respeto y mi amor.
El Yo que me anima es uno con el Yo que anima el aliento.
Es mi guía interno y la sagrada presencia en todos los seres.
Es la esencia de mi inmortalidad.

(Meditación y silencio interno.)


Que el ser inmortal que habita el fuego
lo hace vivo e inteligente,
lo usa como cuerpo para su manifestación,
pero es más grande en su esencia,
reciba mi respeto y mi amor.
El Yo que me anima es uno con el Yo que anima el fuego.
Es mi guía interno y la sagrada presencia en todos los seres.
Es la esencia de mi inmortalidad.

(Meditación y silencio interno.)


Que el ser inmortal que habita el cielo lo hace vivo e inteligente,
lo usa como cuerpo de manifestación, pero es más grande en su esencia,reciba mi respeto y mi amor.
El Yo que me anima es uno con el Yo que anima el cielo.
Es mi guía interno y la sagrada presencia en todos los seres.
Es la esencia de mi inmortalidad.

(Meditación y silencio interno.)


Que el ser inmortal que habita el pensamiento viviente
lo hace vivo e inteligente, lo usa como cuerpo de manifestación,
pero es más grande en su esencia, reciba mi respeto y mi amor.
El Yo que me anima es uno con el Yo que anima el pensamiento viviente.
Es mi guía interno y la sagrada presencia en todos los seres.
Es la esencia de mi inmortalidad.

(Meditación y silencio interno.)


Que el ser inmortal que habita el el conocimiento viviente
lo hace vivo e inteligente, lo usa como cuerpo de manifestación,
pero es más grande en su esencia, reciba mi respeto y mi amor.
El Yo que me anima es uno con el Yo que anima el conocimiento viviente.
Es mi guía interno y la sagrada presencia en todos los seres.
Es la esencia de mi inmortalidad.

(Meditación y silencio interno.)


Tú eres Aquél que ve sin ser visto,
que escucha sin ser escuchado,
que comprende sin ser comprendido,
que da sin recibir,
Tú eres el Invisible, el Supremo y Perfecto.
Yo quiero verte,
quiero oírte,
quiero comprenderte,
quiero darte la bienvenida
y ofrecerte mi respeto, mi veneración y mi amor.
Sin Ti,
nadie ve,
nadie oye,
nadie comprende,
nadie da,
nadie recibe.
En ti quiero morar,
en ti, Yo Soy.

(Meditación y silencio interno.)."



Publicar un comentario