Seguidores

miércoles, 29 de mayo de 2013

MADRE KWAN YIN


"AMADA MADRE KWAN YIN"

Nombre chino: Quan Yin, Kuan Yin, Guanyin o Koon Yum
Nombre japonés: Kannon, Kwannon o Shokakanzeon Bosatsu
Nombre tibetano: Chenrezig o Tara
Nombre sánscrito: Avalokitesvara
Nombre coreano: Kuan-Te Am Bosa, Kwanseum Bosal o Kwan Um
Nombre vietnamita: Quan'Am o Quan-Te Am Botat
Flor: Loto
Incienso: Loto
Color: Violeta
Piedra: Lapislázuli
Animal sagrado: Dragón
Representa: Misericordia y Protección
Símbolos: Loto de 5 pétalos, cántaro de agua, rama de sauce, etc.

Historia:

Kwan Yin, es la manifestación del principio femenino, la Madre o Matriz Cósmica. Voy a explicar que en verdad, Kwan Yin no es solamente una Diosa, es al mismo tiempo diosa y bodhisattva (que quiere decir “ser iluminado”).

Ella es la Diosa de la Compasión, la Misericordia, el Perdón, la Piedad, la Protección y la Sabiduría. Encarna estas cualidades en perfecta unión, y se manifiesta como la actividad salvadora y protectora. Dirige la Llama de Misericordia, Compasión y Perdón y su servicio a la humanidad es Misericordia y Sanación. En su templo, arde la llama de la Misericordia y de la Compasión. Ella está a cargo de ejercer actividades de sanación sobre la humanidad en la tierra. La leyenda dice que no descansará sino hasta liberar a todos los seres humanos del sufrimiento.

Es generosa, meditativa y sanadora. Nos enseña la meditación, la misericordia y la bondad. Irradia luminosidad y paz con su sola presencia y más aún, con su invocación.

La Maestra Ascendida Kwan Yin, es la Madre Misericordiosa, la Voz Divina del Alma, es el aspecto femenino de Kwan-Shih-Yin, el Logos, el Verbo de la Creación. Ella es “la Voz del Espíritu” en el hombre. Es también conocida por varios nombres como la “Diosa del Amor”, “Diosa de la Misericordia”, “La Reina del Oeste”, “Hsi Wang Mú”, “Blanca Tara”, “Dolma”, “La Diosa que Vigila al Mundo”, “Madre Dorada” o “La Guardiana Misericordiosa”, es ampliamente venerada en China. En este lugar es donde tiene su hermoso templo, llamado “Templo de la Misericordia”, su hogar, que se localiza “etéricamente” cerca de Pekín, y esta rodeado de 12 pequeños templos, donde habitan todas las legiones de seres que están a su servicio. En este templo, arde la Llama de la Misericordia, el Amor, la Comprensión y de la Compasión para la Tierra y todas sus evoluciones; ella magnetiza esta llama desde el mismo Corazón de Dios, y la proyecta en la atmósfera inferior de la Tierra en donde temporalmente se experimentan las aflicciones de alma, mente y cuerpo.

Según la creencia popular de China, Kwan Yin vive en la isla de Pu-tuo-shan (El Mundo de Lapislázuli), donde está el palacio sagrado de la diosa.

La leyenda que rodea a la isla relata numerosas apariciones y milagros realizados por Kwan Yin quien se cree que se revela a sus fieles en una gruta de la isla. También se la conoce como la Patrona de Pu-tuo-Shan, Señora del Mar del Sur y Patrona de los pescadores. Se la suele representar cruzando el mar sentada o parada sobre un loto o con sus pies sobre la cabeza de un dragón. En China se la considera que es la responsable de la honestidad e integridad entre la gente china.

Es la protectora de los niños y las mujeres, especialmente de las embarazadas. Patrona de las mujeres y del parto. Kwan Yin, escucha las oraciones de todos aquellos que desean tener hijos. Es la diosa de los que desean ser padres. Es la guardiana de todos los hogares y orfanatos. Brinda su amorosa protección a las madres solteras y sus hijos ilegítimos, así como las futuras madres, sean estas ayudadas o no por el padre de la criatura, acogiéndose a su amorosa protección, se han evitado abortos y suicidios.

Es la Diosa de la Misericordia para el budismo chino y el Buda de la Compasión para el budismo tibetano. Guardiana del mundo, ayuda a toda persona en peligro que la invoque.

Forma parte del Tribunal Kármico, como miembro de la Junta Kármica (grupo de Seres Divinos que por Misericordia y Compasión nos ofrecen sus servicios a todos los que vivimos en la tierra), que es el que se encarga de examinar todo lo que hay en el mundo del aspirante a encarnar, evaluarlo, y así destinar esa alma a la esfera donde recibirá instrucción y ayuda entre una reencarnación y otra.

Diosa china física y espiritualmente bella, su nombre significa “La que escucha y atiende los lamentos del Mundo (de todos los seres)”. Kwan Yin atiende y responde a todas las oraciones que le son enviadas. El Señor Gautama Siddhartha (el Buda) fue su Maestro. Los bodhisattvas pueden convertirse en Budas, pero el amor que Kwan Yin siente por la humanidad es tan profundo que, después de haber logrado llegado a la iluminación (estado de “nirvana”), en lugar de ascender a la condición de Buda eligió conservar la forma humana y permanecer en el "samsara", El mundo de las Ilusiones, hasta que todos los seres individuales sobre la tierra hayan logrado su Ascensión (Iluminación) también y se liberen del ciclo de nacimiento, muerte y reencarnación (Samsara).

Se dice que la mera pronunciación de su nombre garantiza la protección de todo mal.

"Nunca buscaré ni recibiré salvación individual, exclusiva; nunca entraré a la Paz Final sola, sino que para siempre y en todo lugar, viviré y pugnaré por la redención de cada criatura en el mundo de la Ilusión de la existencia condicionada" - Kwan Yin. Es posible que cuando ella está cerca se vea el color rojo; por ejemplo, unos destellos de luz roja o una bruma rojiza que surge de la nada.

Su atributo particular es su misericordia, que le hace accesible a todos. Rescatará a cualquiera que acuda a ella en momentos de crisis. Especial poder se le atribuye ante los peligros producidos por el agua, los demonios, el fuego o las armas. Comprende la naturaleza del temor y la angustia y responde a ellos con compasión. Ella es todo amor y la encarnación de la gracia y la belleza. Nacida con un rosario de cristal blanco en su mano derecha y un loto en su izquierda.

En Vietnam, es invocada como protectora en tiempo de desastres naturales, y patrona de aquellos cuyas vidas dependen de los elementos, por lo cual a menudo se la encuentra en los altares de granjeros y pescadores. Muchos importantes monumentos budistas de Vietnam están dedicados a ella: La Montaña de Mármol, Pagodas, Altares, etc.

Hay muchas leyendas que dan cuenta de los milagros realizados por Kwan Yin para socorrer a aquellos que buscan su ayuda. Tales historias siempre realzan su compasión para con todos los seres, su santidad, su iluminación, su amor incondicional y su accesibilidad. Esa accesibilidad se manifiesta también en su adoración y en la meditación sobre ella, casi exenta de dogma o ritual. No es una deidad distante. Ese estándar de simplicidad, amor y bondad es el que ha de impulsar a sus devotos a ser más compasivos y amorosos. Un profundo sentido de servicio a los seres sintientes seguirá naturalmente a cualquier devoción a Kwan Yin. De esta forma de pensar y actuar, deberá devenir inevitablemente un mundo mejor.

Sus manos en posición ahuecada ofrece a veces la forma del Yoni Mudra, simbolizando la matriz como la puerta de entrada a este mundo a través del principio universal femenino. También es una Diosa vinculada a los parajes silvestres, o es una Diosa virgen que protege a las mujeres siendo propicia tanto a las que optan por una vida religiosa retirada como a aquellas que desean matrimonio y descendencia.




Su regalo es un Bello Loto Púrpura que Ella coloca en el corazón de quien desea perdonar y sentir Misericordia por todos, y energiza cada vez que es llamada para recordarnos que la Misericordia, la Compasión y el Perdón son indispensables para alcanzar una mejor calidad de vida.

El budismo se refiere a Kwan Yin como "Padmapâni". El siguiente texto explica quién es ella en realidad:

El chakra del corazón tiene varias capas de pétalos, y suele representarse como un bello loto que se va abriendo paulatinamente, hasta que pueden manifestarse sus pétalos más internos: la Llama Trina en nuestro corazón, la chispa divina en nuestro interior.

No es que Kwan Yin sólo tenga en sus manos una joya, sino que Ella misma es una manifestación de nuestra propia Joya en el Loto, nuestro Cristo interno.

Ella es también la Voz de nuestra Alma, la cual sólo puede ser oída después de haber logrado un gran silencio interno. Ella es "la Voz del Silencio".

Kwan Yin es considerada por varios cultos como la primera mujer santa del mundo. Además se menciona que es la misma reencarnación de la virgen María del cristianismo, la diosa Isis de Egipto, Tara del budismo y Sakti del hinduísmo.

Publicar un comentario