Seguidores

sábado, 4 de junio de 2016

LUNA NUEVA EN GÉMINIS Y LA GRAN CRUZ MUTABLE 3-4-5 de Junio 2016


LUNA NUEVA EN GÉMINIS Y LA GRAN CRUZ MUTABLE 

3-4-5 de Junio 2016, Por Cristina Laird.

Aquí vamos hacia la Luna Nueva en Geminis, y qué Luna Nueva!!!

Esta será una de esas que no olvidaremos fácilmente, ya que esta lunación se forma a 14º de Géminis y siendo una luna nueva, significa que el Sol y la Luna están en exactamente el mismo grado y signo. Estas dos luminarias activan de alguna forma la T-cuadrante mutable que venimos viviendo desde Noviembre del año pasado y que se intensificó a partir de Marzo. Una T-cuadrante, como sabemos se forma de dos cuadraturas es decir dos ángulos de 90º y una oposición 180º. En este caso en particular es Júpiter en Virgo  que opone a Neptuno en Piscis y ambos forman ángulos de 90º a Saturno en Sagitario. Todo esto a unos 13º-14º de cada signo. Una T-cuadrada o cuadrante en signos  mutables nos trae grandes desafíos mentales y sobre todo toma de decisiones sobre proyectos que todavía viven en nuestra mente y están buscando expresión. 

El planeta que hace las dos cuadraturas el llamado el planeta Apex o ápice,  es el punto de más tensión de esta formación. Siendo en este caso Saturno que bien sabemos que representa las instituciones, el sistema, nuestras limitaciones, el orden, etc,  muchos de nosotros nos encontramos ante la disyuntiva de cómo realizar o hacer realidad nuestros proyectos y la toma de consciencia de que de alguna manera, hagamos lo que hagamos debemos confrontarnos con el sistema. 

Me viene a la mente, el juicio de Messi, que comienza hoy, por haber “evitado” o “evadido” el pago de impuestos. Esto es sólo una de las expresiones de este aspecto cósmico.

La tensión que genera la T-cuadrante, a menudo encuentra una salida en la “pata” que falta para completar la Gran Cruz, es decir, planetas en Géminis. Pues ahora es lo que obtenemos. Sol-Luna-Venus en Géminis, formando la Gran Cuadratura, o Gran Cruz a la T-cuadrante que ya nos moviliza. Estos aspectos nos impulsan a la acción, con inconvenientes que parecen llegar desde afuera. Concretamente, las ideas que podamos tener hacia algún proyecto que nos gustaría fuese de larga duración o de gran importancia en nuestras vidas, parecen encontrarse con la opinión de otros que contrasta con la nuestra. 

Las instituciones no parecen ayudar, sino que por el contrario nos ponen límites y obstáculos para que podamos llevar a cabo, lo que estemos planeando o estudiando. Siendo Júpiter y Neptuno los que se encuentran con Saturno, que curiosamente se pasea por el signo regido por Júpiter, nos sentimos impulsados desde lo más profundo de nuestra psiquis a iluminar la sociedad y proponer nuevas ideas y sistemas que mejoren todo aquello que tenga que ver con la ley y la educación, sobre todo. Nuestra propia vacilación y dudas se encuentran con dificultades y obstáculos que nos fuerzan a pensar una y otra vez, diferentes formas de llevar a cabo, eso que queremos hacer.

Lo más curioso de estas formaciones es que siempre parecemos estar en situaciones donde nos ubicamos en una punta de la T-cuadrante y nos encontramos con los otros extremos expresado por otros. Por ejemplo: si estoy del lado de Júpiter y mis ideales y fé en nuestras posibilidades se disparan, entonces encontramos a Saturno en aquél que nos dice, o nos pregunta: “Pero es que realmente puedes hacer esto? Estás capacitado para ello? Que estudios tienes?” Si nos ponemos del lado de Neptuno y nos encontramos con Saturno, entonces pareciese como si de repente la realidad se vuelve insoportable y nuestros sueños tienden a convertirse en la queja víctima, que nos dice: “Es que no importa cuanto haga, esto nunca se hará realidad pues el mundo no está preparado para ello”. Si nos vamos al lado Saturnino, entonces nos convertimos en unos “aguafiestas ” que criticamos las ideas y sueños de los demás con un exagerado realismo sin ofrecer una alternativa. Suena familiar?

Pues es muy divertido ver este patrón, cuando hay encuentros entre políticos  en la televisión, tratando de hacerse con el poder. Las ideas Neptunianas y Jupiterianas pueden parecer demasiado versátiles, alocadas e inconsistentes para los Saturninos. Y los Saturninos parecen demasiado críticos y chapados a la antigua para los otros dos. Entonces, cual es la solución? Quizás debamos esperar a que Júpiter se aleje de esta formación planetaria más hacia Agosto y Septiembre. Pero esta Luna Nueva ofrece la posibilidad de encontrar algunas respuestas en esa conjunción Sol-Luna -Venus en Géminis durante los días 3-4-5 de Junio. Esta lunación junto al planeta de Belleza y la Creatividad y el Amor, en un signo como Géminis, nos hablan de mantener la mente abierta, seguir buscando información y opciones en varios diferentes frentes.  

Esta formación planetaria en signos mutables nos habla sobre cómo mantenernos fiel a nuestros ideales y añoranzas, pero siempre con los pies en la tierra y buscando el balance de todo ello en nuestro interior. Es la forma que le hemos dado  a nuestro proyecto, la  correcta? Es posible que debamos RE- estructurar todo ello, más a tono con nuestras posibilidades y talentos? Está este proyecto alineado con nuestros valores más profundos? Buscábamos algo que no se corresponde con nuestras habilidades y nuestra ética? Está el proyecto impregnado de amor y beneficio para la comunidad o es algo que sólo satisface nuestro ego? Todas estas son preguntas relevantes en estos momentos y todos obtendremos las respuestas que necesitemos o que podamos comprender. Sea cual sea la respuesta, no debemos olvidar que Neptuno en Piscis nos viene hablando de la unidad universal, del hecho de que todos, aunque de culturas diferentes, somos de la raza humana. Debemos tratar de trabajar la dificultad que nos significa, mezclarnos y aceptar a aquellos de culturas no afín a la nuestra. 

Aunque hablemos idiomas diferentes, con gastronomía diversas y costumbres diametralmente opuestas, en el fondo nos aquejan los mismos problemas y sufrimos por cosas muy parecidas. Quizás el mensaje de Géminis sea el de abrazar la diversidad, dar la bienvenida a aquello que no conocemos y abrir el corazón a aquellos que nos asustan y nos desafían. Si estamos todo el tiempo con gente que piensa como nosotros, nuestra mente se acomoda en una serie de hábitos cada vez menos variados y terminamos convirtiéndonos en seres bi- dimensionales, amargados y cínicos. El contacto con otras culturas nos enriquece y  agrega dimensiones a la vida. 


Júpiter forma un trígono a Plutón en Capricornio y a Mercurio en Tauro, y algo nos dice que la solución está en lo más profundo de nuestra psiquis, que debemos seguir buscando. Marte en Escorpio otra vez,  también forma un trígono a Quirón, lo que sugiere que este no es momento para victimizarnos y abandonar la lucha, sino todo lo contrario, debemos pensar que este viaje de la vida es el único que tenemos y que las posibilidades están allí, al alcance de quien pueda verlas y tenga el coraje de lanzarse a ellas. La comodidad mata la creatividad. La vida es constante riesgo y las T-cuadrantes son el perfecto ejemplo de ello.


*Fuente, cortesia y autoria de la nota: Cristina Laird, para  Astrología Arquetípica 
Publicar un comentario