Seguidores

viernes, 21 de marzo de 2014

LA ENERGIA DEL DINERO Y LA ESPIRITUALIDAD


Muchas personas han vivido creyendo que el dinero es vil y sucio, y con ello limitan sin lugar a dudas todas las posibilidades de abundancia y prosperidad.... Porque TU mismo te conviertes en el arquitecto limitado de tu realidad.

La cualidad de nuestras creencias más íntimas influye claramente en la cualidad del mundo que nos rodea, lo que sugiere que lo que creemos en nuestros corazones y mentes, puede tener un efecto en nuestro cuerpo porque se están generando ondas de energías, por eso decimos que las creencias se expresan en el corazón.

“El dinero es un instrumento creado por los hombres para facilitar el intercambio de bienes. El dinero es energía y la energía proviene de la Divinidad, entonces el dinero es energía Divina.”

Los Votos de pobreza realizados bajo ciertas creencias como la idea de que la riqueza es mala y debe ser evitada para demostrar valor espiritual, "ser dignos para que Dios nos deje entrar en el reino del cielo", están lejos de creer que el reino de los cielos está dentro de cada uno. Miles de personas en el mundo han realizado estos votos de pobreza experimentando resultados muy destructivos y dañinos para sus vidas. Estos votos matizan toda su vida, salen del inconsciente señales de pensamientos como: "yo tengo muy mala suerte", "yo nunca he ganado nada", "soy un perdedor nato". Esto hace que se repita en sus vidas, porque lo viven atrayendo debido a las imágenes que mantienen en su mente, convirtiéndose en aquello que más piensan.

El dinero es un instrumento creado por los hombres para facilitar el intercambio de bienes. El dinero es energía y la energía proviene de la Divinidad, entonces el dinero es energía Divina. El malentendido que de él se deriva proviene de confundir el medio con el fin como: manifestaciones de avaricia, violenta codicia; fábrica de armas que fomentan guerras entre los pueblos; fábricas de estupefacientes; redes de prostitución; crímenes en general.

¿Cuándo debemos aceptar algo como cierto en nuestra vida y cuándo no?

Revisemos nuestra actitud con el dinero con sabiduría y coraje:

- ¿Qué porcentaje de creencias negativas le doy al dinero en una escala de 1 al 10?

- ¿Qué porcentaje de creencias negativas asumidas de mi entorno sobre mi deseo de solicitar dinero a la Divinidadtienen valor para mí?

- ¿Qué emociones me impiden confrontar las creencias del dinero?

- ¿Creo en la condenación del dinero para vivir espiritualmente? ¿es eso verdad para mí?

Hay que elegir, dejar de aprender desde la limitación, integrando la energía del amor de Dios con la energía del dinero, vivir una vida en abundancia sintiéndonos merecedores de toda la riqueza del Universo y sin sentirnos culpable al desear adquirir dinero.

No olvidemos que el inconsciente colectivo ha sido marcado por las creencias de nuestros ancestros y que ellos asumieron las realidades de los suyos y nosotros estamos actuando con las realidades de ellos, por lo tanto hemos vivido con las creencias de otros. Podemos confrontar su validez para mí y crear mi propia realidad. No todo es como parece.

Nacimos para ser libres, para triunfar, para ser felices. Dios quiere que seamos felices, pero las creencias negativas relacionadas a esa felicidad se han afectado con nuestros pensamientos limitantes:

•Practica tu libertad económica, el dinero está respaldado por las riquezas de la tierra y honra la tierra con cada paso que des en ella.

•Ahorra desde el respeto y valor del dinero y no desde el miedo, ni temor a la carestía, recuerda que lo que mantengas en tu imaginación más lo atraerás a tu vida.

•Confía en la energía del dinero, y que éste es una energía espiritual; agradécelo en cada momento que lo tengas para el gasto.

•Incrementa la vibración para integrarlo con armonía en tu vida.

•Incrementa nuevas posturas para que se te manifieste sin desafíos por infinitos caminos sin olvidar que el dinero es energía espiritual y que al venir de Dios es energía de Amor.

Te invito a darle click en compartir. Gracias por tu apoyo♥
Publicar un comentario