Seguidores

jueves, 16 de febrero de 2017

PETICIÓN DE LIBERACIÓN KARMICA DE LA PAREJA


PETICIÓN DE LIBERACIÓN KARMICA DE LA PAREJA

“Llevo todos nuestros recuerdos dolorosos al centro de mi Corazón Sagrado y los envuelvo y sello para siempre con las llamas del amor divino, la sabiduría divina y el poder divinos. Con estas llamas del fuego sagrado te libero, y me libero.

Aquí y ahora invoco la llama violeta de la transmutación de Arcángel Zadkiel y decido perdonarme y perdonarte. Me perdono y te perdono y pido una liberación y sanación completa de los dos y de todos los involucrados, en todas las direcciones del tiempo.

Pido la liberación kármica para nosotros en todos los niveles de nuestro ser físico y espiritual para que yo nunca más sea afectado, distraído, retrasado o herido por tus acciones, ni tú por las mías.

Aquí y ahora Yo invoco la luz blanca del Altísimo Dios del Universo para que llene mi corazón y el tuyo.

Cualesquiera que sean las lecciones que acordamos aprender uno del otro, en esta encarnación y en cualquier otra, decreto y afirmo que estoy dispuesto a aprenderlas de forma amorosa, y pido porque tú también aceptes el amor, la alegría y la sabiduría de este aprendizaje.

Aquí y ahora invoco la llama rosa del amor divino de Arcángel Chamuel y con ella nos envuelvo y te perdono y me perdono por todos los momentos en que me he sentido traicionado por ti. Te perdono y me perdono por todos los momentos en que me he sentido herido por ti.

Te perdono y me perdono por todas las ocasiones en que he dejado salir lo peor de mí como consecuencia de tus actos.

Te perdono y me perdono por todos los pensamientos de baja vibración que he dirigido hacia ti. Te perdono y me perdono por todas las intenciones no amorosas que te he mandado. Te perdono y me perdono por todos los pensamientos, palabras y acciones despectivos que he tenido hacia ti. Te perdono y me perdono por todo el dolor que he ocasionado y pido que me perdones y me liberes como yo a ti.

Aquí y ahora Yo Soy invocando el rayo rojo rubí de Cristo Maitreya para que nos transforme de pies a cabeza, en todas las direcciones del tiempo, y pido que los dos seamos perdonados y liberados de toda lucha de poder, de todo dolor, todo trauma, toda distracción de la luz, todo retraso en la evolución y toda separación que nos hayamos causado el uno al otro. En nombre de la presencia Crística en mí y en ti, que el rayo rojo rubí transforme en paz nuestra realidad de dolor en esta y en cualquier otra encarnación y en todas las dimensiones del tiempo y la realidad.

Te agradezco de todo corazón que me hayas escogido para enseñarme y aprender las lecciones más difíciles, que no hubiéramos podido aprender o enfrentar de otra forma.

Te honro por aceptar este papel en mi vida porque eso implica un gran amor entre nosotros aunque aún no podamos entenderlo.

Te agradezco y respeto infinitamente por toda la energía y tiempo que has invertido en nuestra interacción y enredo kármico.

Yo Soy aquí y ahora entregando y soltando completamente este enredo kármico a Dios Padre/Madre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo y pido una limpieza y purificación completas de todas nuestras interacciones, y pido que sus efectos dolorosos sean borrados en todas las direcciones del tiempo y dimensiones de la realidad para todos los involucrados.

Cualquier cosa que suceda entre nosotros de aquí en adelante, lo entrego de antemano a la Triple Llama Sagrada del Amor Divino, la Sabiduría Divina y el Poder Divino de Dios.

Aquí y ahora pido ver a Dios en ti y en mí y pido amarte como me amo a mí mismo. Pido verme y saberme merecedor de Dios, de ser uno con Dios y de encarnar a Dios de la mano contigo.

Tú eres un reflejo de mi mismo; eres la parte externa de mi ser; lo que está dentro de ti, está dentro de mi; lo que te envuelve, me envuelve, y mientras nos unimos y purificamos en el amor y la compasión, nuestra separación y nuestros conflictos se acaban. Ya no hay más oscuridad entre nosotros porque ahora te llevo en mi corazón. Te llevo en la Unidad con Dios y te agradezco por todos los actos pasados y futuros, sin importar sus causas ni la forma en que se hayan interpretado para el desenvolvimiento de nuestra realidad compartida.

Le ofrezco a Dios esta cercanía que tenemos y ahora llamo y acepto la voluntad divina para ti y para mí.

Aquí y ahora Yo Soy invocando, decretando y afirmando que me acepto a mí mismo como merecedor de llevar la Unidad de Dios dentro de mí, Dios dentro de Ti, sin más separación ni lucha entre nosotros de aquí en adelante.
Y esto está hecho en el nombre de la Divina Presencia Yo Soy Dios en mí y en ti.
Amén.”


*Recomendaciones:  Realiza la presente oracion com mucha fe por 40 dias consecutivos, enciende una vela de color violeta o morado, mientras dure la oracion, apagala con tus dedos humedos, y enciendela diariamente mientras dices la oracion.
Publicar un comentario