Seguidores

viernes, 9 de octubre de 2015

LOS ANGELES QUE NOS ASISTEN EN UNA RUPTURA AMOROSA


LOS ANGELES NOS BRINDAN SU ASISTENCIA 

En el caso de una ruptura sentimental al separarnos, sin importar la causa, se pierde nuestro equilibrio interno. Nos embarga la ira, la tristeza y la incertidumbre; perdemos el balance de nuestra vida porque desaparece lo que era nuestra realidad.

Después de un tiempo individual para el dolor, tenemos que aceptar que debemos tomar las riendas de nuestra vida, sin permitir que las emociones nos gobiernen. Tomar conciencia del deseo de superar la crisis y tener fe en que alcanzaremos nuestra armonía.

Para eso contamos con el ARCANGEL ZADKIEL, su nombre significa "Justicia de Dios". Es un arcángel de liberación, otorga los sentimientos de perdón y transmuta las energías negativas. Es el patrón de la perseverancia y la comprensión. Gobierna el séptimo rayo de color violeta, él es el Ángel de la Alegría.

Con ZADKIEL trabajamos el perdón. Es una limpieza espiritual, una expresión de amor que se basa en la aceptación. Aceptación implica dejar ir el dolor y continuar la vida.

La falta de perdón inhibe el progreso personal, pues nos mantiene atados a una persona o situación no perdonada. Lo primordial es perdonarnos a nosotros mismos por no haber respondido al ideal y cuando nos perdonamos, nuestra autoaceptación se extiende a otros.

El perdón es una tarea individual y debe realizarse en el hogar, sin nada que nos interrumpa.

Comenzamos revisando los últimos tiempos. Damos gracias por lo bueno y observamos lo aprendido por los errores y el dolor. Luego escribimos las situaciones compartidas en pareja y las visualizamos. 

Según sea el caso, perdonamos o pedimos perdón. Sentiremos que somos guiados por una fuerza interior y que estamos acompañados por ZADKIEL, quien dirige nuestro proceso de limpieza a través del perdón y la llama violeta.

Esta lista de situaciones debe hacerse sin obviar ningún detalle. Al terminar la carta, es momento de hacer una meditación, invocamos: 

Arcángel ZADKIEL, ángeles de la alegría, ayúdenme hoy a perdonar...
(luego lees la carta en voz alta).

Perdónate a ti mismo asumiendo corregir las equivocaciones del pasado. Reconoce cada error como una lección de vida para crecer y acéptate tal cual eres. Visualiza la Llama Violeta y envíala a quien te haya ofendido, concéntrate en inhalar perdón y exhalar todas las heridas y angustias. Déjalas ir, no las atraigas de nuevo, no las vuelvas a revisar. Al terminar la meditación, quemaremos con fuego liberador la carta y soltaremos las cenizas al viento. Así nos desprendemos de las ataduras del pasado, de preocupaciones, problemas y creencias negativas del propio Yo. 

Debemos mantener una actitud positiva, pues todo lo que se mantenga en la mente de manera persistente, como una creencia o un concepto arraigado, es lo que se manifiesta en nuestra vida.

ZADKIEL nos recuerda, liberarnos de toda crítica, condena y juicio hacia los demás. Al degradar a las personas con tu mente o tus palabras, liberas energía negativa y eso es consecuencia de baja autoestima. Este tipo de acciones crea vínculos que te atan a la otra persona y te impiden ir ligeros de equipaje para poder volar con los ángeles.


 LOS ANGELES DEL AMOR

Una vez liberados, se eliminan las barreras para acceder al amor;

barreras que muchas veces son impuestas por nosotros mismos, para ello contamos con dos ángeles poderosos: CHAMUEL Y ANAEL.

CHAMUEL, cuyo nombre significa Aquel que busca a Dios, junto a sus legiones de ángeles se encargan de traer el don del Amor Divino. Es el Regente del Amor universal hacia lo que nos rodea y hacia nosotros. Gobierna el rayo Rosa, bajo cuya luz toda alma cansada logra la sensación de paz.

ANAEL es un ángel de Venus y del amor. Es uno de los siete Arcángeles de la Divina Presencia y uno de los regentes de la Luna. Junto con sus legiones protegen el amor de pareja, bajo su Rayo Rojo, fortalece la armonía y la comprensión en las relaciones. Rige el amor, el matrimonio, las artes, la música, los placeres, la gente joven, la belleza, el lujo, la alegría, los bailes, las reuniones sociales y los días Viernes.

Estos ángeles, a través de nuestras oraciones, peticiones o decretos, nos enseñan a valorar nuestras habilidades, a reconocer nuestras limitaciones y a corregir lo que altera nuestra armonía interior. Debemos tener presente que somos una fuente de amor, es nuestro el poder de proyectarlo a toda actividad que realicemos y a las personas que nos rodean.

Comenzamos a conocer todos los aspectos de nuestro ser, los oscuros y los luminosos, y aprendemos a amarnos. Enmendamos errores, cambiamos actitudes desfavorables, nos perdonamos y lo más
importante de todo: nos ACEPTAMOS tal cual somos.

En el caso de las relaciones de pareja, el secreto está en un principio básico, todos amamos amándonos, es decir, al amarme lo reflejo en mi pareja y ese sentimiento retorna a mí como un eco. Es un error pensar que el centro de una relación es el otro, el centro de la relación soy yo mismo, yo soy la fuente de amor que me proporciona armonía y equilibrio. Si mi relación termina, dolerá mucho, pero no debe restar balance a mi vida.

Lo ideal es proyectar amor, es la forma en que podemos recibirlo. Sentir amor nos brinda confianza en todos nuestros aspectos cotidianos. Nada puede dañarnos mientras tengamos amor, es nuestro refugio principal y escudo contra la decepción, la desolación y la desdicha. Es ahí donde recurrimos a la ayuda de estos ángeles.

Con CHAMUEL oramos para ser un canal del amor de Dios, para que fluya en nosotros esa energía inagotable en todo. En ese momento de unidad con CHAMUEL, prendemos una vela de color rosa y nos visualizamos inmersos bajo su Aura Rosa. Si practicamos esto continuamente, notaremos como nuestra vida se torna simple y fluida, sintiéndonos en un manantial del Amor Divino y nos será fácil recomenzar una vida amorosa. Comprendemos que la relación pasada es un aprendizaje. Ahora conocemos nuestros límites, sabemos que podemos aceptar y que no y las conductas que debemos evitar. Estamos listos y nos sabemos merecedores de ser amados.

Con ANAEL trabajamos para mantener esa magia que sentimos junto al ser amado. Le pedimos para que una relación amorosa crezca, madure y tenga sabor a futuro. Las peticiones son más favorables si se hacen un viernes, acompañadas con velas de color rojo. Todo aquello que se pide de corazón los viernes de luna llena a las 10 de la noche llega directamente a este ángel y se cumplen.

Trabajemos con estos Arcángeles día a día, tengámoslos presentes y no dudemos en expresar en voz alta todo aquello que nos inquieta, ellos están dispuestos a ayudarnos, pero debemos ser nosotros quienes los invitemos a formar parte de nuestra vida, y les demos un lugar en nuestro corazón. 

Reserva un momento y un lugar para tus oraciones, peticiones, decretos y visualizaciones. Crea un espacio de comunicación con los ángeles, y llénate de esa poderosa energía de Dios que ellos traen para ti.


GRANDES ESPERANZAS

Este es el momento perfecto para reconciliarte con la vida y el objetivo ahora es encontrar el balance, para sentir una paz verdadera y hacer del optimismo nuestro estado mental natural. Pediremos ayuda a distintos ángeles en nuestras oraciones diarias, así como también, su compañía y apoyo en todo momento. Tendremos presente el ser conscientes cuando pedimos, es importante recordar que para que se cumplan las peticiones, estas deben ser compatibles con el Plan Divino, sin ser perjudiciales para nadie y hacerlas en el tiempo adecuado.


La oración que nos sirve de guía sería así: 

"En el nombre de Dios Todopoderoso y Eterno, saludo al ángel ________ y te pido _________,
para que si está en Ley, me sea cumplido de manera perfecta, bajo la Gracia, en armonía para todo el mundo, de acuerdo con la Voluntad Divina. Deseo que tu Infinito Amor y Bondad acepten mi más grande agradecimiento por estos favores que sé seguro vas a concederme en el nombre de Dios Todopoderoso."


*ELEVA TU VIDA ESPIRITUAL:

Está comprobado que las personas que oran, practican alguna religión o buscan crecer hacia la Luz, poseen vidas más armónicas y fluidas. Crea un espacio en tu vida, en tu mente, en tu casa, para compartirlo con Dios y sus Ángeles. En un rincón de tu hogar crea un sitio sagrado, donde nada te interrumpa y donde puedas meditar, visualizar, decir tus oraciones, o simplemente sentarte en  silencio para recibir todos los mensajes de nuestros amigos alados. 

-Eth: es el ángel encargado que todo suceda a su debido tiempo. Su nombre en sí significa tiempo.

-Poteh: es el ángel del olvido. 

Deja atrás todo dolor, toda ira, libérate de toda carga que te impida volar con los ángeles. Perdona y olvida, la vida es muy corta para malgastarla en pensamientos negativos. 


*RECONCILIATE:

Crea un tiempo nuevo para ti, para recomenzar de nuevo tu vida. 

-Aladial: es el ángel que nos ayuda a superar las depresiones y la
falta de entusiasmo.

-Achaiah: su nombre significa problema, y está a cargo de dotar de
paciencia a los seres humanos.

-Itqal: es el ángel del afecto, se invoca cuando hay discusiones
familiares o de pareja para traer la paz para todos.

-Rahmiel: es uno de los ángeles de la compasión y el amor. 


*PON ORDEN EN TODO: 

Aquieta tu espíritu, deshazte del desorden en tu hogar, lugar de trabajo. Así sentirás mucho más fluido tu ser y tu entorno. Ponte un plazo de tiempo para ordenar todo y trata de cumplirlo. 

-Aziel: es el ángel que contribuye a lograr el cumplimiento de
promesas y nos protege de la envidia. 


*HAZ ALGO: 

Con tus cosas en orden, es tiempo de ver más allá. Existen infinitas posibilidades para hacer tu vida luminosa. Puede ser: aprendiendo algo nuevo, haciendo un curso, asistiendo a lugares y eventos que sean de tu gusto. Allí conocerás personas que compartan contigo y crearás nuevas amistades.

También es importante hacer algo por los demás, participa en alguna labor en tu comunidad, en tu iglesia. Ocuparse en ayudar a otros, nos libera de nuestros sentimientos negativos, de vernos como víctimas y nos refuerza nuestra identidad como seres humanos. Nunca olvides que ayudar a los demás te hará crecer.

Reconciliarte con la vida incluye crear nuevos hábitos; la lectura, salir a caminar, ir a un gimnasio, meditar u orar, hacer nuevos amigos, mantener el contacto con viejos amigos, tener una mascota, escribir un diario de tus logros, estar pendiente de la familia, hacer buenas obras sin decirlo a nadie, mantener la sonrisa ante la adversidad, no caer en la desesperanza, ser feliz.... Añade a tu día a día actividades gratificantes que conlleven alegría y balance a esa rutina, a veces, un tanto gris que nos impone la vida diaria. 

-Labezerin: es el ángel que rige el triunfo. Se le invoca a las dos de la tarde.

-Mizrael: es el ángel encargado de mantener la belleza, prolongar la juventud y asegurar la longevidad. 


*MANTENTE FIRME:

Es posible que al recomenzar tu vida, tengas momentos de flaqueza y debilidad, en donde tendemos a caer en la tristeza o la apatía. ¡No lo permitas! Los ángeles están ahí SIEMPRE, dispuestos a ayudarte, darte un abrazo y ser el viento tras tus alas para que puedas volar alto. Habla con ellos en voz alta, pide consejo y guía cada vez que lo sientas necesario y que nada ni nadie te haga perder tu ruta hacia la superación personal. 

Has preguntas o comentarios y luego guarda silencio, sólo en el silencio escucharas la voz de tu interior. 

-Oriel: su nombre significa Luz de Dios, es el ángel del destino.

-Amitiel: es el ángel de la verdad.

-Shateiel: es uno de los ángeles del silencio.



Publicar un comentario