Seguidores

viernes, 21 de agosto de 2015

SOÑAR CON ANGELES, SIGNIFICADO Y MI EXPERIENCIA PERSONAL



SOÑAR CON ANGELES....

Hoy quiero compartir con todos ustedes un sueño que tuve, hoy en la madrugada, desafortunadamente un ruido exterior me desperto abruptamente y no logro recordar del todo el sueño completo, solo recuerdo vagos detalles del mismo, pero algo quedo conmigo, el nombre de un Angel, de hecho es un Arcangel, en cuanto me levante me puse de inmediato a investigar el nombre de este bello ser de luz, su mision, su significado... Dato curioso es que breves instantes antes de despertarme de este sueño yo repetia incesantemente "RACHIEL, RACHIEL, RACHIEL", el nombre del Arcangel es RAZIEL, pero al parecer se pronuncia "Rachiel". 

El Arcangel en sueños me daba un mensaje sumamente importante porque recuerdo que el insistia que debia continuar con mi labor, sinembargo, y  tristemente no recuerdo los detalles del mismo ya que un ruido exterior me desperto abruptamente, pero me quede con la hermosa sensacion de la luz y el amor de este Arcangel.

Aqui comparto lo que encontre de este Arcangel....


Soñar con ángeles:

En general, los sueños con ángeles involucran algún tipo de mensaje, ya sea cifrado o evidente. 

Recordemos que la palabra ángel proviene del latín angelous, que significa "mensajero".


Significado de soñar con ángeles:

Soñar con ángeles puede tener muchos significados,  indica que has emprendido una nueva andadura en tu evolución personal en la  vida. Se te están presentando unas posibilidades diferentes para realizarte, que son perfectamente compatibles con tus ocupaciones actuales.  También puede indicar limitaciones económicas a corto plazo, pero éxito en los proyectos a largo plazo. Si sueñas con ángeles, te abres a nuevas perspectivas.  Es posible que se produzca un cambio de orientación profesional o social.  Cierta tendencia a la soledad, pero no como sinónimo de tristeza y abandono, sino en el sentido  de crecimiento personal. Proyección muy positiva.

La aparición de ángeles en los sueños, generalmente, es un signo positivo, si el ángel se ve limpio, bello y transmite felicidad y quietud. Puede anunciar  tiempos favorables en los que sentirás como si te protegieran y te llegaran cosas buenas, de tener la conciencia en paz.

Si en el sueño vemos a un ángel, pero no recibimos ningún mensaje, podemos razonar que se trata de una aparición que simboliza la bondad, la pureza, la protección y el consuelo. No obstante, los sueños con ángeles casi siempre involucran un mensaje, aunque no resulte evidente a simple vista. 

Soñar uno o más ángeles de vez en cuando es por lo general un buen presagio, pues indica alegría, felicidad, protección y ayuda constante en todos sus asuntos.

Este sueño equivale a ver al ángel de la guarda, cuyo símbolo actúa a largo plazo, es decir durante toda la vida del soñante.

Cuando el ángel aparece luminoso y volando, pero sin alejarse, insinúa que el soñante está destinado a gozar de éxito y fortuna en el curso de su vida.

Cuando en el sueño aparece un ángel cercano, severo y estático, es un reproche por la conducta indebida del soñante, y si además aparece con una espada, es una condenación con amenaza de serio castigo.

Cuando en el sueño aparecen varios ángeles discutiendo, y peor si entran en pelea, insinúa que los asuntos del soñante marcharán muy mal, y si ya están en terreno judicial indica el riesgo de perder el pleito.

Los sueños de ángeles tienen algunas variantes; por ejemplo, si se les sueña con exagerada frecuencia y en actividades diversas y poco definidas, suelen revelar que existen alteraciones psíquicas que lo mismo pueden ser por su propia culpa o por una acción ajena.

Cuando se sueñan ángeles con mucha frecuencia y se goza del sueño (se recibe con alegría y desea que se repita) indica que el soñante tiende hacia el misticismo.

En cambio, cuando el sueño produce una sensación desagradable suele referirse a mala salud de parientes o amistades. 

A menudo los "mensajes" se encuentran en los sitios más insospechados. Estos "mensajes" no suelen ser genéricos, sino que tienen un sentido bastante concreto. El Inconsciente rara vez se preocupa de algo ajeno a sí mismo, de modo que si recibimos un "mensaje para la humanidad" deberíamos intepretarlo como un velo más que esconde un consejo para nosotros mismos. 

Adicionalmente, los sueños con ángeles suelen producirse en instancias inusuales de la vida, frente a un problema perturbador o una situación angustiante en la vida del sujeto.

Es importante notar que los ángeles soñados casi nunca hablan, y si lo hacen es para ofrecer un mensaje circunscripto a unas pocas palabras, y a menudo a una frase ambigua. 

Si el ángel del sueño modifica su fisionomía, es decir, si alterna entre lo angélico y lo inquietante, entonces estamos frente a un arquetipo de intenciones más bien dudosas.

El significado de soñar con ángeles es menos importante que sus intenciones prácticas. La mayoría de los sueños con ángeles se producen frente a un problema puntual del sujeto, aunque a veces pueden ser explicados como un manifestación de culpa frente a una idea o un acto censurable.

Si, en cambio, el sujeto sueña que es un ángel, o bien que se convierte en un ángel, a no preocuparse. La muerte no nos aguarda a la vuelta de la esquina. Estas metamorfosis son una especie de beneplácito onírico acerca de un sentimiento benéfico o caritativo que hayamos tenido durante la vigilia. En otras palabras, una recompensa.

Otra posibilidad dentro de los sueños con ángeles es soñar que alguna persona fallecida, un familiar o un amigo, se nos aparece como un ángel. En estos casos, tan comunes como los anteriores, siempre debemos estar atentos a captar cualquier tipo de mensaje dentro del sueño.

En cierta forma, los ángeles pueden ser "vistos"; es decir, son una manifestación divina que no prescinde de las formas. Casi nadie sueña que ha visto a Dios, sin embargo, son muchos los que han atestiguado encuentros con sus mensajeros.

A menudo los ángeles del sueño portan algún tipo de rollo o pergamino ilegible. Es importante que el soñador no adopte una actitud pasiva frente al ángel. Ninguna pregunta formulada durante el sueño es irrelevante. Muchas veces al recordar un sueño nos interrogamos acerca del significado de lo que vimos y oímos dentro del sueño, dejando de lado las preguntas y palabras que nosotros mismos formulamos.

La respuesta puede estar implícita en la pregunta.

Tal vez por eso los ángeles de los sueños suelen desaparecer frente a un soñador insistente, o frente a alguien que quiera tocarlos o acercarse demasiado. Cuando esto sucede, la función del ángel como portador de un mensaje ya ha sido cumplida, solo que no hemos sido capaces de descifrarlo correctamente.


EL ARCANGEL RAZIEL:

Quién es este misterioso ángel Raziel?

"Raziel es el “Arcángel de los misterios”, el que mejor conoce, de entre todos los ángeles, las verdades más ocultas sobre el universo, la naturaleza de Dios y el destino del alma, entre otras cosas. Es a él a quien se le atribuye haber escrito un libro con 1500 claves ocultas, capaces de otorgar gran poder y sabiduría."

Raziel, cuyo nombre significa “Secreto de Dios”, es el “Árcángel de los misterios”. También llamado “Suriel”, “Raciel”, “Ratziel”, “Saraquel” o “Galizur”, este ángel es conocido en el misticismo judío y en la tradición cabalística por su papel como guardián de los secretos.

En efecto, Raziel posee profundas y ocultas verdades acerca de Dios, el alma y el universo, entre otras cosas. En consonancia con ese rol, es famoso por ser el supuesto autor de un libro en el que yacen unas 1500 claves que compendian lo esencial del conocimiento celestial y terrenal. Así, no es de extrañar que, en el Árbol Cabalístico de La Vida, él sea quien presida la segunda Sephirah: Hochmah, la esfera de la Sabiduría (la mayúscula índica que representa un aspecto de la Divinidad).

En tanto nombre (admitiendo ligeras variaciones), fue mencionado por primera vez en el Segundo Libro de Enoc o “Enoc Eslavo”,  con el nombre de “Raguel o Rasuel”. En su mención dentro del Tárgum (traducción de la Biblia hebrea al arameo u otros idiomas hablados por el pueblo judío), se nos dice que todos los días, desde el Monte Horeb, Raziel proclama los grandes secretos a toda la Humanidad, y su voz resuena por todo el mundo, aunque no todos la escuchan.

Sobre su rango, se cree que preside el coro angélico de los querubines, aunque a su vez es el líder de los Ofaním. Sin embargo, hay algo de obscuridad en este asunto (esto casi siempre sucede con los ángeles), pues los ofaním, descritos alegóricamente como ruedas luminosas y cubiertas de ojos que impulsan el Carro de Dios, son equiparados a los Tronos, tercer coro en la jerarquía convencional de los ángeles… Por otro lado, existe la leyenda de que el rango de Raziel era menos elevado antes, y por eso su nombre era distinto: se llamaba Jeremiel, que significa “Misericordia de Dios”, ya que presidía sobre las almas en espera de la resurrección.

En todo caso, los expertos en ángeles coinciden en que Raziel es capaz de proveer de revelaciones, sin necesidad de estudios, al hombre correcto y honesto, más aún si nació entre el 01 de mayo y el 10 de junio, pues ese es el período de regencia del ángel. Estas revelaciones fundamentalmente conciernen a profundas verdades espirituales o filosóficas, y generalmente se manifiestan como intuiciones espontáneas. No es que Raziel descienda y le hable personalmente al individuo, aunque los llamados “canalizadores” afirman recibir revelaciones personales, verbales y explícitas por parte de los ángeles, incluyendo a Raziel…

Dentro de su papel de ángel revelador, Raziel es definitivamente el Ángel de la Magia. Patrono de los alquimistas, magos y clarividentes, Raziel es el ángel ideal para quien busque ayuda angélica en tareas vinculadas a la astrología, la creación de amuletos, la adivinación, la comprensión de teorías esotéricas y ese tipo de cosas; siempre y cuando, cabe aclararlo, no haya magia negra o cosas oscuras de por medio.


Raziel es un arcángel, pero también un miembro ilustre de los Ophanim, una casta de ángeles que custiodia el trono de Dios; y jefe de los Erelim; una raza angélica incorruptible.

En algunos textos Raziel es llamado Galizur, el "revelador de la roca"; y se lo ubica como el príncipe regente del segundo cielo, esto es, la "realidad" inmediatamente inferior a la que orbita sobre Dios.

Raziel es, sobre todo, un ángel del conocimiento. Siempre aparece relacionado con alguna revelación a los hombres. Algunas tradiciones incluso sostienen que Raziel es el único confidente de Dios, es decir, la única criatura en el universo a la que Dios se atreve a comentarle sus designios. 

Adicionalmente, Raziel asiste a todos los Hayythot, las "criaturas sagradas" que sostienen la creación; para algunos, una estirpe de ángeles estructurales, para otros, fuerzas primordiales que el Señor ha colocado para gobernar las leyes físicas que sostienen el universo.

Según el mito, Raziel estuvo al lado de Dios cuando Adán y Eva comieron del árbol prohibido. Aquella transgresión fue castigada con el exilio del Edén, pero Raziel, que amaba sinceramente a Adán y a Eva, apeló la sentencia divina y le solicitó a Dios que le permitiese ayudarlos en la ardua tarea de sobrevivir en una tierra extraña y llena de peligros.

Dios accedió a este pedido, y le preguntó a Raziel de qué forma pensaba ayudar a Adán y a Eva. Una de las condiciones del exilio, aclaró, era la total ausencia de asistencia directa. El ángel, cuya tarea hasta entonces consistía en escribir cada discurso y palabra de Dios y que, por lo tanto, era el ser que mejor conocía las encrucijadas y grietas del pensamiento divino, sugirió que la mejor forma de ayudar a Adán y Eva sin contravenir el castigo era mediante un libro.

Así nació El libro del ángel Raziel. En sus páginas se esconde un secreto que solo Dios, Raziel y un puñado de locos y profetas han logrado descifrar. El libro es, en definitiva, un mapa para encontrar el camino de regreso hacia el Edén, pero sobre todo un sistema filosófico para entender el pensamiento de Dios.

Adán recibió El libro del ángel Raziel y lo leyó junto a Eva. Pero el ángel, feliz de haber intervenido venturosamente en la tragedia, le comentó la existencia del libro a un grupo de ángeles menores, que se sintieron celosos de que Dios les haya entregado ese faro de conocimiento a dos mortales que habían contravenido sus órdenes. 

Los ángeles atacaron el campamento de Adán y Eva y arrojaron el libro a un pozo sin nombre. Dios se enteró de la osadía pero no castigó a los usurpadores, tampoco a Raziel; en cambio le ordenó al ángel Rahab que restituyera el libro a Adán y a Eva, aunque algunas páginas se perdieron irremediablemente en la oscuridad.

El libro del ángel Raziel pasó de generación en generación hasta llegar a Enoc, quien además de denunciar los hechos escandalosos de la Segunda Guerra de los Ángeles, llamó a Raziel bajo el nombre Metatron. Al morir Enoc el libro le fue entregado a Noé de manos del arcángel Rafael, cuya sabiduría fue utilizada para construir el Arca, y finalmente terminó en poder del rey Salomón.

Podemos pensar en El libro del ángel Raziel como una especie de manual de supervivencia. 

Efectivamente, al ser expulsados del Edén, tanto Adán como Eva desconocían las leyes naturales que rigen sobre el mundo. En el Paraíso, todo les era dado de forma natural, pero fuera de sus confines las cosas se tornaron mucho más difíciles. El libro del ángel Raziel les permitió -según la tradición- entender las leyes espirituales que rigen sobre la vida en la Tierra, así como el ciclo de las estrellas y su influencia en las criaturas vivas de nuestro mundo.

Adicionalmente, El libro del ángel Raziel se encarga de explicar el poder de la palabra y de los pensamientos del alma aprisionada en el cuerpo físico. Las 22 letras del alfabeto hebreo funcionan aquí como complejos engranajes que, colocados en el orden correcto, son capaces de dominar cada aspecto de la creación.

Algunos sostienen que fue el propio Dios quien condenó El libro del ángel Raziel al olvido. Exégetas de probada osadía comentan que sus páginas ocultan el verdadero nombre de Dios. 


EL ARCÁNGEL QUE DESPIERTA LA CONCIENCIA

El arcángel Raziel personifica a la intuición. Por eso se relaciona con el rayo índigo del espectro de la luz; ya que, como sabrá quien ha escuchado de los “niños índigo”, el color índigo representa intuición.

A él se lo invoca para captar los misterios de Dios y despertar nuestra percepción espiritual. Él es, en el mundo angélico, quien representa el despertar de la conciencia humana, por lo que su ayuda puede ser determinante en el surgimiento de nuestras habilidades psíquicas (telepatía, visión remota, clarividencia, clariaudiencia, etc) latentes.

Un poco vinculado a lo anterior, está el rol de Raziel como ángel que vela por la originalidad y pureza de ideas, promoviendo así el que cada persona desarrolle una visión única e irrepetible; y, de ser posible, colabore con el mundo manifestando esa visión. Pero esa originalidad de visión que Raziel busca, lógicamente no hay que entenderla en un contexto de relatividad absoluta: Raziel infunde el deseo de conocimiento y descubrimiento de realidades ocultas, y hasta revela secretos en forma de intuiciones; sin embargo, en su afán por procurar que cada cual tenga una visión única de las cosas, lo que variará será el enfoque de las verdades descubiertas, pues de lo contrario este propósito podría ser inconsistente con su función de revelador.

.
RAZIEL Y EL ÍNDIGO

Ya se dijo que el rayo índigo es el rayo de la intuición y que Raziel es su ángel, pero ahondemos más en esto. Para empezar, aquí hablamos de “rayo” en el sentido de una fuerza-influencia espiritual; y si le damos un color, es porque, a nivel de planos sutiles (en este caso, etérico y astral), los rayos pueden ser percibidos, por quien tenga clarividencia, como haces de luz de un color determinado: el rayo azul se percibe azul y por eso tiene su nombre, el rojo se percibe rojo, y así sucesivamente, siempre a causa de que, al igual que en el plano físico, la luz tiene una frecuencia determinada, esta frecuencia le da su color particular, y todos los rayos espirituales se manifiestan como luz sutil (esto no es un concepto científico, aunque sea comprensible bajo terminología científica). Volviendo al significado del índigo, éste también representa la conexión con el espíritu de Dios.

Ya a nivel físico, se supone que cada rayo, pese a ser esencialmente luz sutil, puede ayudarnos con determinadas cuestiones de salud. En el caso del rayo índigo de Raziel, serían las siguientes:


  • sanar la glándula pituitaria
  • fortalecer los huesos
  • mejorar o curar males oculares
  • disminuir la sinusitis
  • calmar dolores
  • mejorar problemas respiratorios, como el asma y la bronquitis
  • contrarrestar el insomnio
  • contribuir a la desintoxicación del organismo
  • calmar migrañas de origen psicológico
  • ayudar con los tumores
  • mejorar la función renal
  • mejorar problemas vinculados a la espina dorsal


También a nivel psicológico-emocional, y esto es mucho más creíble que la ayuda del índigo en cuestiones de salud, este rayo puede ayudarnos para:


  • apaciguar una emoción intensa
  • concentrarnos en nuestros asuntos personales
  • conocernos mejor a nosotros mismos
  • entender mejor nuestro lugar en el mundo
  • volvernos más estables y armónicos
  • liberarnos de obsesiones


Ahora, y esto es ampliamente sabido, el rayo índigo puede ayudarnos más que nada en asuntos psíquicos y espirituales. Entonces, para hacer que la energía índigo de Raziel nos ayude en algún asunto espiritual-psíquico, psicológico o incluso de salud, podemos efectuar la siguiente meditación, elaborada y practicada entre quienes saben de Angeología. Veamos:

Relaja todo tu cuerpo y respira profundamente. Cierra los ojos y deja ir la tensión en cada parte de tu cuerpo. Cuando estés  relajado, pide a Raziel que te acompañe, rezando una oración o simplemente pidiendo su presencia como te nazca hacerlo.

Expresa mentalmente o en voz alta lo que deseas.

Con los ojos cerrados, imagina que el color índigo llena todo el ambiente en que te encuentras.

Procura sentir su energía.

Respira e imagina que inhalas la energía índigo que está a tu alrededor. Visualiza que tu cuerpo se llena de esa energía, siéntela si puedes.

Exhala, visualizando que dejas salir el color índigo por la boca.

Continúa inhalando, exhalando y sintiendo el color índigo durante el tiempo que quieras.

Cuando termines, deja que el color índigo se disipe poco a poco hasta que solo respires luz blanca (visualiza todo esto). Has esto sin apuros, poco a poco, relajado.

Da las gracias a Raziel por su contribución

Si quieres ampliar la duración de los beneficios, utiliza alguna prenda de vestir de color índigo, o enciende una vela de ese color, preferiblemente en el lugar donde realizaste el ejercicio.


ORACIÓN A RAZIEL

"Yo te saludo, amado Raziel

guardián de la bondad, de la creatividad y de las ideas puras.

Príncipe amado de los querubines,

dame fuerza para trabajar,

para revelar la verdad y dar coraje a las personas

con mis sentimientos más nobles de bondad.

Haz de mí un instrumento para tus experimentos angelicales.

Quiero siempre vivir con base en el amor,

en la bondad, en la caridad y en la sabiduría.

Que eso sea una constante en mi vida.

Ilumíneme para continuar digno y fuerte, siempre,

para prestar en nombre de Dios

los servicios de la pureza.

Dame tu protección.

Hónrame con tu luz,

amado Raziel.

Amén."


Mi plegaria personal al Arcangel Raziel:

"Arcangel Raziel, te pido amorosamente que me bendigas con la habilidad de recibir y comprender todos los mensajes espirituales y la Guia Angelical que me es enviada, que mi mente sea clara, mis oidos agudos y mi corazon dispuesto y dichoso de recibir para dar a mi projimo. Gracias Amado Angel por tu luz, guia  y amor conmigo y toda la humanidad."

AMEN.


Sin lugar a dudas, algo sumamente interesante, leyendas o no, soñar con Angeles es una experiencia bellisima que deja dentro de tu ser una sensacion de paz, y amor sublime....


Publicar un comentario