Seguidores

martes, 18 de octubre de 2016

EJERCICIO PARA ALINEARTE CON EL PROPÓSITO DE TU ALMA‏


Te unvito a practicar el siguiente ejercicio para alinearte con el propósito de tu Alma…

Conéctate con tu Alma, hay un lugar físico donde reside el Alma, esa parte de ti que te define en esta vida, ese lugar es la expresión de tu verdadera esencia a través de tu cuerpo. No tiene nada que ver con tu personalidad, el Alma es tu verdadero yo, no se comunica contigo a través de la mente, lo hace a través del cuerpo. La sociedad actual occidental tiene puesta toda su energía en la mente, en el intelecto, es por eso que desconocemos la forma de alinearnos con nuestra Alma y su propósito en esta vida o en este preciso momento de tu existencia. 

Te cuento dónde reside tu Alma en tu cuerpo y te propongo un ejercicio maravilloso para que te conectes con tu verdadera esencia. Seguro que tu verdadero yo se va a poner muy feliz y después de este ejercicio, dentro de unas horas, no más tarde de mañana te vas a sentir mucho más poderoso, valioso, digno de todo lo que deseas, fuerte y animado.

Tu Alma reside físicamente en el lugar donde está la Glándula Timo, entre el pecho y la garganta. La Glándula Timo es la encargada de hacer que tu sistema inmunológico funcione. Así que podemos asegurar que es tu Alma la encargada de protegerte ante cualquier invasión, no sólo a nivel físico también a nivel emocional.

¿Te has fijado que cuando nos llevamos una sorpresa grata o justo lo contrario, cuando recibimos una noticia dolorosa solemos llevarnos las manos al pecho, justo a la altura de la Glándula Timo? ¿Sabes por qué? Porque las manos son las grandes canalizadoras de energía y tocando la Glándula Timo tanto en momentos de mucha emoción, como en momentos de gran tristeza, regulamos y equilibramos dicha glándula, y por lo tanto, regulamos y equilibramos el sistema inmunológico y por ende, nuestra alma, para que el impacto de la emoción sea lo más suave posible.

Pero además, el Alma sirve para alinearte con tu propósito en esta vida, por eso te propongo el siguiente ejercicio:

Pon las manos en la misma posición que esta imagen, lo puedes hacer de pie o acostado, y las manos las puedes poner como en la imagen o apoyadas sobre las palmas, como más cómodo te sientas, cierra los ojos y visualiza tu Alma físicamente, tu Alma mide entre 2,5 centímetros y 5 y puede dilatarse hasta 4,5 metros durante la meditación:


Tu Alma es como una estrella, un foco de Luz que se proyecta en todas las direcciones a la vez, dentro de esta maravillosa Estrella de Luz se encuentra el mayor anhelo de tu Ser, todo lo que anhelas hacer, experimentar y tener. Como ves en la imagen, una mano se posa sobre la Sede de Tu Alma y la otra más abajo, sobre la Sede de Tu Poder Personal, que no es otro que el Chakra Sacro, ahí reside tu Poder, tu Sol, físicamente es como una bola de goma, y hueca, en este lugar reside un tono, una vibración, una nota, que es tuya y sólo tuya, todos tenemos nuestra propia y única vibración individual y personal, esta nota se comunica directamente con la vibración y con el tono de la Tierra, se conecta instantáneamente con toda la energía y la propia nota de la Tierra, materializando rápidamente lo que deseas aquí en la Tierra.

“Recuerda que vives en un Universo de vibración, de música y de matemáticas. Todo se crea a través de las notas, las vibraciones, los números y la geometría”. Ahora visualiza tu Sede del Alma, Tu Estrella. Visualízala, siéntela y deja libre la mente para dar espacio a cualquier emoción que quiera presentarse. Tu Alma puede llorar de emoción por tenerte con ella o puede hacerte sentir una inmensa alegría, o puede hacerte sentir cualquier otra emoción, sé libre, siéntete libre, no premedites nada, no proyectes ninguna expectativa, simplemente visualiza Tu Estrella, tu Alma y verás como cada vez brilla con más intensidad, puede que la veas más grande o que la veas moverse de manera distinta según avanza la meditación, envíale Amor, Ternura y Gratitud. 

Haz este ejercicio cuantas veces desees durante el tiempo que quieras.

¡Feliz Conexión con tu Alma!

Un almabrazo,


*Autora de la nota: Ruth Carrillo.
Publicar un comentario