Seguidores

domingo, 23 de junio de 2013

NUESTROS 7 GRUPOS DE GENES ESPIRITUALES



Así como el ADN se puede activar o desactivar por actitudes, creencias, nutrición y ambiente, lo mismo ocurre con nuestro ADN espiritual, también puede ser activado. Nuestro ADN espiritual es activado cuando vivimos en congruencia con nuestro verdadero Yo – cuando, por ejemplo, estamos atentos a nuestras elecciones; cuando aceptamos comprometernos, buscando soluciones a problemas que solían desequilibrarnos y cuando en lugar de aferrarnos a la ira y al enojo, permanecemos calmos, encontrando una forma más sabia de proceder.

Cuando pensamos bien de nosotros y los demás, mejoramos varios genes que se ocupan de respuestas emocionales en particular. Cuando escuchamos, por ejemplo, la opinión de otra persona, estamos fortaleciendo el grupo de genes de Alegría y Paz Interior, que activa nuestra voz auténtica. Si aspiramos a un ascenso laboral, creyendo en nuestra propia creatividad y permanecemos aquietados, nos estamos beneficiando del grupo de genes espirituales de Poder y Presencia. Este grupo de genes nos ayuda a pacificar nuestra necesidad de controlar personas y circunstancias, sentir competitividad y todo que parezca salirse de control.
Mientras permanecemos en nuestro conocimiento interno, somos recompensados con mayor confianza en nosotros mismos sabiendo que la vida es un proceso que involucra lo justo y lo injusto, lo bueno y lo no tan bueno. La manera que lo interpretemos determina nuestra felicidad y nuestra salud. Es nuestra elección momento a momento.

Ya que nuestros grupos de genes están ligados a nuestra forma de pensar y sentir, que afecta nuestro cuerpo físico, he identificado el centro de energía apropiado o chakra que corresponde a cada uno. Varias personas están familiarizadas con los chakras, que son los pequeños centros de energía que se sitúan en el cuerpo etérico y campo magnético y están aproximadamente alineados con nuestra columna vertebral.

Estos centros de energía entrante y saliente, y clasifican la energía de nuestras creencias, actitudes, emociones y pensamientos. Todo lo que pensamos se mueve a través de estos pequeños vértices de energía rotatorios, influenciando nuestro comportamiento y nuestra salud. Esta lista identifica el chakra específico, con el grupo de genes que corresponden, y lo que el gen puede estar diciéndonos acerca de nuestra forma de vida.

Juntos, estos Grupos de Genes Espirituales nos dan una clave para vivir en armonía con la vida.

Nuestros Siete Grupos de Genes Espirituales:

7ª Chakra Sabiduría – activado a través de la unidad

Sabiduría, es el gen espiritual que nos ayuda a tomar opciones que involucran lo mejor para nosotros y los demás, o sea, no solo considerar nuestras necesidades. La sabiduría viene de nuestro conocimiento interno de que todos estamos conectados a nivel del corazón en la energía Divina. El Universo nos guía a través de éstos genes para aprender a cuidar de toda vida como si fuera la nuestra.

6ª Chakra Visión – activado a través de la percepción

Visión, es el gen espiritual que nos permite acceder al fuego de nuestro conocimiento interno, para descubrir y conocer nuestra propia guía y tener una visión profunda de nuestra vida. En lugar de dar amor y apoyo incondicional solo a nuestros amigos y familia, necesitamos expandirlo desde lo profundo de nuestro corazón…desde donde la Presencia esta guiando nuestras vidas. Al rendir nuestra voluntad egoica o personalidad a la voluntad divina, o nuestro verdadero Yo, recibimos el regalo de la Gracia. A través de la guía diaria de éstos genes, estamos mejor abiertos a realizar nuestro gran potencial de vida.

5ª Chakra Alegría & Paz Interior

Alegría & Paz Interior es el grupo de genes que nos permite conocerer la intención de nuestro auténtico Ser y usar esta energía como motivación para hablar la verdad, alineando nuestras palabras con nuestras acciones y pensamientos. Somos guiados a encontrar la voz auténtica cuando permanecemos congruentes con nuestras convicciones, sentimientos, pensamientos, palabras y acciones alineadas. Nos ayudan a enfocar nuestra intención y dar nuestra atención a lo que suma amor y compasión en el mundo. Escuchamos dentro antes de hablar.

4ª Chakra Amor & Compasiòn – activado a través de la compasión.

Amor & Compasión es el grupo de genes que nos ayudan a experimentar amor, gentileza, compasión y libertad de nuestras limitaciones. Cada momento de cada día involucra la energía de nuestro corazón, en traer nuestro amor y compasión al mundo. Nuestra pasión (lo que mueve a nuestro ser íntegro) nace de la compasión y nos permite nutrir nuestro cuerpo y nuestras emociones. Para ayudan a expandir el amor.

3ª Chakra Poder Interno & Presencia – activado a través de la verdad

Poder Interno & Presencia es el grupo de genes que nos impulsa a confiar en que para ser exitosos tenemos que usar nuestros dones y habilidades.,de manera que desarrollemos nuestra creatividad natural para que podamos contribuir con nuestro mejor esfuerzo al planeta.Nos ayudan a aprender a confiar en nuestro verdadero SER, que se llena de empoderamiento y auto confianza para que empleemos el control donde sean necesario y nos relajemos cuando sea apropiado.

2ª Chakra Intimidad & Comunidad – activado a través del balance

Intimidad & Comunidad es el grupo de genes que nos invita al equilibrio, a la estabilidad con nosotros mismos, de manera de poder crear una comunidad (común-unidad) espiritual estable con otros. Nos capacitan para sentirnos cómodos con la naturaleza de la vida, la cual cambia, y nos lleva a observar el mundo natural en donde todas las estaciones pasan para regresar de nuevo. Toda vida es cíclica y siempre se regresa al renacimiento y la renovación. Estamos aprendiendo a sentirnos completos y a conectarnos estrechamente con nuestro Espíritu para modelar nuevas relaciones cooperativas en el mundo.

1ª Chakra Abundancia – activado a través de la manifestación.

Abundancia es el grupo de genes que nos estimula a manifestar prosperidad, salud y bienestar, de manera que esos dones se expandan para compartirlos, y de regreso recibamos la gracia y gratitud que fluye desde otros corazones. Creamos un movimiento en la energía de la abundancia, permaneciendo conectados y haciendo nuestro mejor esfuerzo sin enfocarnos en los resultados. Dejamos el resultado al espíritu.

Todas las formas en que tratamos a otros tienen implicaciones, desde cómo nos interesamos en el bienestar de nuestro perro hasta cómo interactuamos con nuestro vecino.

Estamos recreando energía o dispersándola. Creamos energía poderosa cuando AMAMOS o hacemos lo opuesto. Así, nuestras acciones giran alrededor del miedo y el amor, nuestro critico interno o nuestro sanador interno.

Los grupos de genes son la forma en que podemos entender de qué manera estamos “hechos a imagen y semejanza de Dios” (Nuestra real-idad Divina).

AUTORA: Meredith L. Young-Sowers.


Publicar un comentario