Seguidores

viernes, 28 de junio de 2013

LOS OCHO SIMBOLOS AUSPICIOSOS

Los ocho símbolos auspiciosos nos dan prosperidad y tranquilidad, estos representan las ofrendas hechas por los dioses a Buda Sakyamuni después de que él logró la iluminación. Las primeras noticias sobre ellos se remontan a textos sánscritos. Es muy común encontrarlos en muros y columnas de monasterios tibetanos.


EL JARRON PRECIOSO:


Representa el cuello de Buddha, y su simbolismo tiene que ver con la sabiduría, la enseñanza y principios de Dharma. La ofrenda del jarrón precioso es el anhelo de que todos los individuos obtengan y adopten el conjunto de enseñanzas de Buddha:


LA SOMBRILLA PRECIOSA:



Representa la coronilla de Buddha. El parasol o sombrilla puede simbolizar el resguardo de las dificultades, del desconsuelo y de las fuerzas perjudiciales.


LOS PECES DORADOS:


Los peces dorados representan los ojos de Buddha, estos simbolizan la libertad, el albedrio, la abundancia. La ofrenda de los peces dorados representa el anhelo de que los individuos abandonen la ignorancia, el atraso y alcancen el conocimiento.


EL LOTO:


El loto simboliza la pureza, la honestidad especialmente en nuestros pensamientos, y nos recuerda y nos insta a dejar atrás nuestro atraso y nuestra ignorancia para convertirnos en un ser puro. Su ofrenda es para aspirar tener la misma capacidad del Buddha de ayudar a todos los individuos.


EL CARACOL DE CONCHA BLANCA:


Simboliza que el sonido del Dharma pueda escucharse tanto lejos como cerca al igual que las enseñanzas del Buddha. Se espera que el Dharma aparte a los individuos del sufrimiento que ocasiona el apego y la ignorancia.


EL NUDO INFINITO:


También se le conoce como el nudo sin fin por su forma sin principio ni final al igual que la sabiduría del Buddha que es sin límites, su forma nos recuerda que todo esta unido en un ciclo de causas y efectos , y de que los limites no existen, el amor debe ser infinito.

EL ESTANDARTE DE LA VICTORIA:


Representa la victoria de Buddha sobre los cuatro Maras que encarnan los cuatro impedimentos del camino a la iluminación. El estandarte de la victoria simboliza el triunfo del cuerpo y la mente del discípulo sobre las dificultades que interfieren en su camino.

LA RUEDA DEL DHARMA:


La rueda tiene ocho radios que simbolizan el camino óctuple que son la visión correcta, la contemplación correcta, el habla correcta, la correcta conducta, la forma de vida correcta, el esfuerzo correcto, el pensamiento correcto y la concentración correcta. Su forma redonda simboliza la perfección. El centro representa la disciplina para seguir el Óctuple Noble Sendero.


Publicar un comentario