Seguidores

lunes, 4 de diciembre de 2017

LIBRO Y AUDIO LIBRO: EL PROBLEMA DEL SER, DEL DESTINO Y DEL DOLOR, POR DENIS LEON



Estudios experimentales sobre los aspectos ignorados del ser humano. Las dobles personalidades. La conciencia profunda. La renovacion de la memoria. La vida interior y sucesiva, etc;

Este libro fue escrito por León Denis en respuesta a las nuevas ideas desarrolladas en su época por los filósofos, y en reacción al materialismo triunfante

El titulo de la obra ya denota la trascendencia del estudio emprendido por Denis. Estudio de ardua preparación, ya que le exigió leer mucho (gran esfuerzo para sus maltrechos ojos) de muy variados autores, para así asentar su exposición en el testimonio de muchos sabios. Supo, también, redarguir con gran acierto y convicción las opiniones de los, también sabios, materialistas.

Esta obra es una aportación sólida, contundente, para comprender -desde la perspectiva

denisiana- como el Espiritismo tan bien perfilado por Kardec, puede ayudar a las filosofías a responder esas eternas preguntas:

Que somos? (“El problema del Ser”) .

 Hacia donde vamos? (“El problema del Destino”)

 Y ambas cuestiones coronadas con un estudio profundo de “Las potencias del alma” (tercera parte de esta obra).
  

Las palabras de León Denis contienen un bálsamo que reconforta, que anima, que enaltece esas situaciones de privación y desesperanza por las que todos, ayer, hoy o mañana pasaremos.

“El Problema del Ser, del destino y del dolor” es una obra imponente que merece ser rescatada de la ignorancia en que esta en muchos contextos espiritistas.


“¡Arriba los corazones, los pensamientos, las voluntades! Abramos nuestras almas a los grandes soplos del  espacio; elevemos nuestras miradas hacia el porvenir sin límites; recordemos que este porvenir nos pertenece; nuestra tarea es la de conquistarlo”. (Cap. XXVII).



 LEÓN DENIS, EL APÓSTOL DEL ESPIRITISMO

Nació el 1 de Enero de 1846 en la pequeña localidad de Foug cercana a Toul, en Francia. Hijo de José y Ana Lucía Denis, familia extremadamente humilde y con escasos medios para vivir, por lo que León Denis tuvo que ponerse a trabajar a muy temprana edad dejando de lado sus estudios. Aún así, sus ganas de aprender y su infatigable curiosidad le hizo aprovechar cada minuto para, en lugar de utilizar su poco tiempo libre en actividades más ociosas o frívolas, estudiar todo tipo de obras edificantes y enriquecedoras con lo que se convirtió en un gran autodidacta.

Su primer trabajo fue a la edad de 9 años, con su padre en La Casa de la Moneda y años más tarde, a la edad de 16 años comenzó a trabajar en una fábrica de loza, debido a que los ingresos en su casa eran insuficientes. Esto redujo sus estudios a unas pocas clases nocturnas. Le encantaba estudiar, pero sobre todo le gustaba la geografía, la historia y las ciencias naturales. Uno de sus sueños era viajar por todo lo largo y ancho del planeta, cosa que conseguiría a la edad de 18 años debido a un trabajo que tuvo como representante comercial que le obligaba a viajar constantemente por toda Francia, Italia, Suiza, Argelia.

Le fascinaba la música, sobre todo el piano. Era un apasionado de los gatos, no fumaba, consideraba el agua como la bebida ideal y era casi totalmente vegetariano. Tenía por costumbre el visitar todo tipo de librerías, hasta que un día se fijó en un libro que cambiaría su forma de ver las cosas para siempre. Encontró en una estantería “El Libro de los Espíritus” de Allan Kardec. Sin pensarlo dos veces lo compró y se fue corriendo a su casa a leerlo. León Denis se refería a este libro con estas palabras: “En él encontré la solución clara, completa y lógica, acerca del problema universal. Mi convicción se volvió firme. La teoría espírita disipó mi indiferencia y mis dudas”.

Tenía en este momento 18 años. Por aquel entonces, alrededor de 1864, estaba de moda en Francia las “Mesas parlantes” donde grupos de gente se reunían alrededor de estas mesas para hacer preguntas a los espíritus y obtener fenómenos de esta índole. Esto llamaba mucho la atención de León, pero debido al escaso tiempo libre del que disponía comenzó a hacer estudios acerca del tema por su cuenta. Estos estudios tardaron mucho tiempo en darle algún fruto, incluso llegando a desanimarse y estando a punto de dejarlos de lado aunque gracias a Dios al final no fue así. León Denis opinaba a este respecto: “Parece que lo invisible desea examinarnos, medir nuestro grado de perseverancia, exigir cierta madurez de espíritu antes de entregarnos sus secretos”.

En 1867 tuvo lugar en Tours un acontecimiento muy importante. Allan Kardec fue invitado por unos amigos a dicha ciudad para impartir una conferencia acerca de “La Obsesión”. León Denis quedo muy impresionado por la figura de Allan Kardec. En los años siguientes, tuvo la oportunidad de estar dos veces más con Kardec durante las conferencias que impartió en Tours. En 1870, debido a la guerra que tiene lugar por la invasión alemana, se ve obligado a aparcar sus estudios para alistarse en el ejército, donde llega a ser subteniente. Al firmar las negociaciones de paz volvió a su trabajo y en sus viajes aprovechaba para impartir conferencias acerca de la Libertad y el Patriotismo. Al mismo tiempo asistía a casa del Sr. Aguzoly donde realizaban sesiones mediúmnicas y donde León Denis comenzó a desarrollar mediumnidad escribiente y de videncia.

En estas sesiones es donde conoció al que se presentó como su guía espiritual y que estaría junto a el durante 50 años, Jerónimo de Praga. Estas sesiones continuaron semanalmente hasta 1877, mientras continuaba preparándose, estudiando e impartiendo conferencias acerca del materialismo, el alma, Dios… Alrededor de 1880, se crea en Francia “La Liga de Enseñanza”, fundada por Jean Macé, de la cual León Denis es el secretario, que luchaba por una enseñanza gratuita, obligatoria y laica. Denis realizó a propósito del tema muchos discursos por lo que fue muy conocido en Francia. Pero no es hasta 1882 que empieza su andadura como divulgador espírita. Tuvo que hacer frente a grandes obstáculos como el materialismo y el positivismo e incluso otras corrientes religiosas claramente enfrentados al espiritismo con una gran intención de ridiculizarlo. León consigue afrontar los problemas con gran ayuda por parte del mundo espiritual.

En 1885 escribió el libro “El por qué de la Vida” donde da una definición muy clara y concisa sobre lo que es el Espiritismo. En 1889 durante el primer Congreso Espiritualista Internacional impartió un discurso explicando la teoría Kardeciana, por el cual recibió una gran ovación. Presidió el segundo Congreso Espiritualista Internacional, y en el décimo Congreso ya era conocido como “El Apóstol del Espiritismo” A finales de 1890 sale a la luz su libro “Después de la Muerte” que le sitúa como escritor de primer orden, las ediciones se agotaban muy rápidamente y era solicitado por periódicos y revistas de la época.

Su tercer libro apareció en 1903, el mismo año que su madre desencarnó y se llamó “En lo Invisible” donde explica y resume el resultado de sus estudios de tantos años acerca de la mediúmnidad. En 1908 León Denis se somete a una intervención quirúrgica en la vista, debido a que cada vez la tenía más debilitada y de la cual no consigue grandes resultados. Debido a esto, aprende Braille y cuenta con ayuda de secretarias para poder continuar su correspondencia, sus libros y sus estudios. En 1911 justo cuando consigue editar su libro “El problema del Ser y del Destino” cae gravemente enfermo a causa de una neumonía de la que consigue recuperarse.

Muy interesado en la figura de Juana de Arco, escribe el libro “La verdad sobre Juana de Arco” que al reeditarse publicó con el nombre de “Juana de Arco, médium” basada en relatos históricos y completándola con comunicaciones mediúmnicas dadas por la propia Juana a León durante varios años. En 1914 estalla la primera guerra mundial, cosa que produce en él un gran dolor y tristeza. Escribe varios artículos relacionados con el tema que son publicados por la Revista Espírita, llevada en aquel momento por Jean Meyer. Por aquel entonces León estaba prácticamente ciego. Tiempo después aparece una recopilación de dichos artículos con el nombre de “El Mundo Invisible y la Guerra”.

Entre 1922 y 1924 escribió los libros “El Espiritismo y el Arte” donde escribió especialmente sobre su pasión, la música, y “El Espiritismo y las cuestiones Sociales”. A la edad de 81 años, en 1927 escribe su último libro llamado “El Genio Céltico y el Mundo Invisible” en el cual, en su parte final se encuentran algunos mensajes dados por Allan Kardec como espíritu a León Denis.

El 12 de Marzo de 1927 desencarna León Denis a causa de una neumonía. Sus últimas palabras fueron para su secretaria Georgette indicándole que enviara su último libro a Meyer para su publicación. El entierro se realizó en el cementerio de La Salle en Tours, de forma modesta y humilde a petición del propio León.



NECESIDAD DE ORDEN MORAL

"La persistencia de los recuerdos acarrearía la persistencia de las ideas erróneas,de los prejuicios de casta,tiempo y lugar.En resumen,traería toda herencia mental,provenida de un conjunto de visiones y cosas que nos costarían mucho mas modificar,cambiar,cuanto mas vivo estuviera esos en nosotros.Ofrecería así muchos obstáculos a nuestra educación,a nuestros progresos.Nuestra capacidad de juzgar se encontraría muchas veces adulterada desde la cuna.El olvido,al contrario,nos permite aprovechar mas ampliamente de los estados diferentes que una nueva vida nos proporciona,ayudándonos a reconstruir nuestra personalidad en un plano mejor.Nuestras facultades y nuestra experiencia aumentan en extensión y en profundidad.

Otra consideración ,mas grave aún.El conocimiento de un pasado corrupto,manchado,como debe sucederle a gran parte de nosotros,sería un fardo pesado.Solo una voluntad de rígido carácter puede ver,sin vértigo,el desarrollo de una larga serie de faltas,de desfallecimientos,,de actos vergonzosos,de crímenes tal vez,para pesarle las consecuencias y resignarse a pasar por ellas.La mayor parte de los hombres actuales son incapaces de tal esfuerzo.El recuerdo de las vidas anteriores sólo puede ser provechosa al espíritu extremadamente evolucionado,muy consciente de si para soportar el peso sin flaquear y contemplar con serenidad el espectáculo de su historia,revivir los dolores que padeció,las injusticias que sufrió,las traiciones de los que amó.es un privilegio doloroso conocer el pasado,pasado de sangre y lágrimas.

Las visiones que se le vinculan,serían en la mayoría de los casos,fuente de inquietudes para el alma débil.Si nuestras vidas precedentes fueran felices,las comparaciones entre las alegrías que nos daban y las amarguras del presente,tornarían éstas últimas insoportables.

El conocimiento integral de las vidas pasadas presentaría inconvenientes temibles,no exclusivamente para el individuo sino también para la colectividad,pues introduciría en la vida social elementos de discordia y odio que agravarían la situación de la humanidad obstaculizando el progreso.

Todos los criminales de la historia,reencarnados para expiar,serían desenmascarados,las vergüenzas,las perfidias,los engaños,las iniquidades de todos los siglos serían de nuevos expuestas ante sus ojos.El pasado acusador,conocido de todos,vendría a ser causa de profunda división y de vivos sufrimientos."



LEON DENIS.EL PROBLEMA DEL SER Y DEL DESTINO.

                       *****************************

 EL GRAN ENIGMA, DIOS y el Universo .

Un lazo misterioso une a lo visible con lo invisible. Nuestro destino se desarrolla en la cadena inmensa de los mundos y se traduce en engrandecimientos graduales de vida, inteligencia y sensibilidad. Pero el estudio del Universo oculto no se nos presenta sin dificultades. Allí, como aquí, el bien y el mal, la verdad y el error se mezclan, según el grado de evolución de los Espíritus con los cuales entramos en relación.

De ahí la necesidad de abordar el terreno de la experimentación con una extrema prudencia, después de los estudios teóricos preparatorios. El Espiritismo es la ciencia que regula estas relaciones. El nos enseña a conocer, atraer y utilizar las fuerzas bienhechoras del Mundo Invisible, a apartar las malas influencias y, al mismo tiempo,a desarrollar las potencias ocultas, las facultades ignoradas que duermen en el fondo de todo ser humano.   

Las palabras de León Denis contienen un bálsamo que reconforta, que anima, que enaltece esas situaciones de privación y desesperanza por las que todos, ayer, hoy o mañana pasaremos.

“El Problema del Ser y del Destino” es una obra imponente que merece ser rescatada de la ignorancia en que esta en muchos contextos espiritistas.


“¡Arriba los corazones, los pensamientos, las voluntades! Abramos nuestras almas a los grandes soplos del  espacio; elevemos nuestras miradas hacia el porvenir sin límites; recordemos que este porvenir nos pertenece; nuestra tarea es la de conquistarlo”. (Cap. XXVII).


LIBRO EN FORMATO PDF PARA DESCARGAR:


AUDIO LIBRO:




Publicar un comentario