Seguidores

martes, 18 de abril de 2017

19 DE ABRIL, SAN EXPEDITO, SANTO DE LAS CAUSAS JUSTAS, URGENTES Y DESESPERADAS


SAN EXPEDITO, SANTO DE LAS CAUSAS JUSTAS, URGENTES Y DESESPERADAS, SU ONOMASTICO: DIA 19 DE ABRIL.

No se conoce a ciencia cierta la fecha de su nacimiento, pero si la de su muerte. El dato más exacto de la existencia de este Santo Mártir corresponde a un Martiriológico Romano, de la ciudad de Melitene (hoy Malatya), situada en la actual Turquía. En este documento, está asentada su decapitación, el día 19 de abril del año 303, junto a cinco militares cristianos que se rehusaron a seguir la religión politeísta de Imperio. Estos mártires fueron Hermógenes, Caio, Aristónico, Rufo y Gálatos.

Ellos padecieron junto a San Expedito, la pena de la flagelación y la decapitación por haberse convertido a la nueva religión. Si bien se desconocen muchos datos de su vida, se han descubierto los rastros fundamentales que nos develan los hechos más significativos de su existencia.

Por un lado, gracias a su nombre se sabe con certeza que Expedito era un joven soldado perteneciente al Imperio Romano, dado que el término Expeditus, se utilizaba para designar a los soldados pertenecientes a la fuerza ligera de aquél ejército, los expedití. Esta fuerza de infantería se diferenciaba de las otras tropas, porque utilizaban armamentos livianos para facilitar el ataque en las batallas. Los historiadores presumen que la tropa de San Expedito era un cuerpo de infantería expedití, porque en aquella época los apellidos de cada persona se derivaban de la actividad o profesión que practicaban.

Según la tradición, la Legión Fulminante que dirigía Expedito estaba en guerra contra los pueblos Bárbaros en la región de Germania, que abarcaba el actual territorio de Armenia y Turquía. Los soldados del Imperio Romano se encontraban ya sin ánimo de ganar la batalla porque se habían quedado sin provisiones. San Expedito, intentaba a toda costa darles esperanza para ganar la lucha, pero los soldados a su cargo padecían de hambre y sed. Esta situación, podía más que las palabras de su General de División.

La Fulminata se encontraba en peligro, porque habían sido cercados por sus enemigos, ya no tenían escapatoria y todos morirían, a menos que ocurriera un milagro. Los soldados conocían que los cristianos se arrodillaban y con los brazos abiertos en dirección al cielo se ponían a rezar, y Dios les enviaba milagros. Ellos habitualmente perseguían a los cristianos por estas prácticas, pero jamás las habían experimentado en carne propia.

Mientras tanto, los Bárbaros se acercaban amenazantes a los soldados comandados por Expedito y viendo que esto era el fin, todo el ejército romano se arrodilló y comenzó a rezar, pidiéndole a Dios una solución inmediata, ante la amenaza de los Bárbaros. Los enemigos, perplejos por contemplar a 6,821 soldados del Imperio Romano arrodillados rezando, se quedaron inmóviles, mientras demoraban su ataque.

Unos instantes después, el cielo se tornó gris y comenzó a soplar un intenso viento, que desató sorpresivamente una gran tormenta. Cada vez la lluvia era mayor, convirtiéndose finalmente en una gran tempestad. Esto provocó una gran confusión en el enemigo. Los soldados de Expedito, juntaron agua con sus cascos y calmaron su sed mientras recobraban sus fuerzas. Al cabo de unos instantes, la situación se había revertido y la Fulminata salió victoriosa en la batalla.

Este episodio milagroso dio lugar a que todos los hombres de la Fulminata reflexionaran acerca de la verdad de las palabras de los cristianos. Ellos habían rezado al Dios de los Cristianos y habían sido escuchados. Fue así como la mayoría de los Legionarios se convirtieron a la nueva religión que adoraba a un único Dios, creador y salvador, que amaba a todos los hombres por igual.

Expedito conocía la historia de Jesús y según la tradición, él se conmovía con la historia de sus enseñanzas. El había escuchado la historia miles de veces, pero siempre ponía excusas para su conversión. Cada vez que un cristiano se le acercaba, él lo escuchaba atentamente mientras le contaban como: “Todos los creyentes estaban muy unidos y compartían sus bienes entre si: vendían sus propiedades y todo lo que tenían, y repartían el dinero según las necesidades que tenían cada uno. Todos los días se reunían en oración y en las casas partían al pan y comían juntos con alegría y sencillez de corazón. Alababan a Dios y eran estimados por todos; y cada día el Señor hacía crecer la comunidad con el número de los que El iba llamado para su salvación” (Hechos 2,43-47).

No obstante, Expedito siempre dejaba su conversión al cristianismo para otro día, ya que él era un General de División del Imperio Romano y su tarea era la de perseguir a los cristianos, por no adorar a los dioses de la religión oficial. Este motivo, era el que no le permitiría tomar la decisión de abandonarlo todo y convertirse al Cristianismo. Al contemplar lo que había ocurrido con la Fulminata el ya no tuvo más dudas, y aceptó cargar su propia cruz, siendo plenamente consiente de que está decisión lo conduciría a una muerte segura si era descubierto.

Luego de la conversión de Expedito y de lo ocurrido con la Fulminata, muchos soldados comenzaron a oponerse a participar de los ritos destinados a rendir tributo a los ídolos romanos. Los nuevos soldados de Cristo, se negaban rotundamente a postrarse ante los dioses paganos. Esta actitud del ejército disgustó mucho a Diocleciano, porque si bien, el Emperador respetaba la libertad de culto de los pueblos conquistados, no podía permitir una insurrección dentro de las tropas que representaban su Imperio.

El ejército, era la institución por excelencia que perseguía a los cristianos y no podía existir en él hombres que no siguieran a la religión oficial del Imperio Romano. Fue de este modo, como Galerio, dirigente de las Provincias Romanas que estaban ubicadas en Asia Menor y a su vez yerno del propio Diocleciano, dio la orden de matar a Expedito por ser la cabeza principal de la Fulminata.

Expedito fue martirizado, en la ciudad de Melitene, en América, el 19 de abril del año 303, con la pena que recibirían los oficiales por haberse convertido al Cristianismo. Ella consistía en pasar primero por la flagelación y luego por la decapitación. Este dato se sabe con certeza porque los cristianos que no pertenecían al Imperio Romano, eran martirizados, con muertes más cruentas que ésta.

Luego de su muerte, no hay datos exactos sobre la localización de su tumba. Por tradición se cree que su cuerpo fue sepultado por los cristianos y que por seguridad, ellos no revelaron su localización exacta.

Santo de la Causas Justas y Urgentes

Es contemporáneo de Santa Filomena, y su martirio ocurrió el 19 de Abril del año 303.

Vivió a principios del siglo IV bajo el imperio de Diocleciano, emperador que años más tarde lo mandaría a matar. Era el comandante de una legión de soldados romanos. Por orden del emperador Diocleciano, fue sacrificado en Melitene, sede de una de la Provincias Romanas en Armenia. Junto con él murieron sus compañeros de armas: Caio, Gálatas, Hermógenes, Aristónico y Rufo.

A pesar de ser un soldado romano, encargado de defender el Imperio de Roma, cierto día, la gracia de Dios tocó su corazón y se convirtió al Cristianismo. Según dicen en el momento de la conversión un cuervo trató de persuadirlo que lo dejase para MAÑANA.

Como buen soldado, san Expedito reaccionó enérgicamente aplastando al cuervo diciendo repetidas veces HOY. No dejaré nada para MAÑANA, a partir de HOY seré cristiano.

San Expedito es reconocido por el Don para resolver necesidades urgentes pero también es Patrono de los Jóvenes, Socorro de los Estudiantes, Mediador en los Procesos y Juicios, Salud de los Enfermos, Protector en los Problemas de Familia, Laborales y Negocios, dinero necesitado urgentemente, etc; pudiendo ser invocado en otros casos. Acude a el con mucha fe y seguro tu pedido sera atendido, en mi blog tengo una nota extensa de como invocar su ayuda en momentos desesperados y urgentes, en causas justas.



Oraciones y Rezos a San Expedito:

Oración a San Expedito :

"Mi San Expedito de las causas urgentes e inmediatas,
intercede por mi junto a Nuestro Señor Jesuscristo,
para que venga en mi auxilio
en esta hora de aflicción y desesperanza.
Mi San Expedito tu que eres el Santo guerrero.
Tu que eres el Santo de los afligidos.
Tu que eres el Santo de los desesperados.
Tu que eres el Santo de las causas urgentes,
protégeme, ayúdame, otorgándome: fuerza, coraje y serenidad.
¡Atiende mi pedido! (hacer el pedido).
Mi San Expedito,
ayúdame a superar estas horas difíciles,
protégeme de todos los que puedan perjudicarme,
protege a mi familia,
atiende mi pedido con urgencia.
Devuélveme la Paz y la tranquilidad.
Mi San Expedito!
Estaré agradecido por el resto de mi vida
y propagaré tu nombre a todos los que tienen Fe."

Amén.

Rezar un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.


CODIGO SAGRADO NUMERICO PARA ACELERAR TUS PETICIONES A SAN EXPEDITO:


Esto lo realizas al igual que los demas codigos sagrados numericos Canalizads por Jose Gabriel Uribe "Agesta"

diariamente repite hasta ver los resultados de tu peticion, su codigo sagrado numerico: 45 45 45
(puedes decir 4, 5, 4, 5, 4, 5, o 45, 45, 45, no importa el orden sino decirlo con fe y devocion).


2 RITUALES PARA RESOLVER PROBLEMAS URGENTES DE DINERO, Y ATRAER LA PROSPERIDAD:


3 rituales para: resolver problemas urgentes de dinero, atraer la prosperidad, y para el amor:

De todos los Santos, San Expedito es el santo más receptivo. Por ello comparto estos 3 Rituales. 

* Lo que vas a necesitar para invocar a San Expedito en forma general:

1. Una estatua o una estampa o estampita religiosa de San Expedito, (también puedes usar una tarjeta con la novena dedicada a él).
2. Una veladora roja de 7 días.
3. Un vaso con agua.

(Más adelante te diré como situar cada elemento correctamente en un altar)

En general, el mejor día para llamar a San Expedito es el MIERCOLES, y su onomastico se festeja el 19 DE ABRIL (miércoles debido a que es el día dedicado a Mercurio, el Dios mensajero de los Romanos).

Muy Importante:

Cuando San Expedito haya cumplido tu pedido, DEBES ofrecerle algo como ofrenda. Si no lo haces, él podrá quitarte todo lo que te ha concedido. 

Te haré algunas sugerencias en cuanto a las ofrendas, puedes prometerle una o todas ellas. Si bien, lo que le ofrezcas será tu decisión, la última ofrenda debes cumplirla obligatoriamente:

- 5 centavos o 5 monedas.
- 5 trozos de panque dulce.
- Una rosa roja.
- Un vaso de vino tinto.

Lo más importante es que DEBES anunciar al mundo que San Expedito te ayudó. Por ejemplo en un blog puedes publicarlo allí. También puedes crear un video en YouTube o te ofrezco éste espacio para que publiques tú comentario. Un simple anuncio será suficiente en forma de agradecimiento.

- Algunas páginas de internet proponen que coloques a San Expedito boca abajo. Yo te diré desde ahora que NO lo hagas. Es una gran falta de respeto a nuestro santo.
- No pidas a San Expedito nada con intenciones maliciosas. Él te devolverá todo el daño cuasado.
- Asegúrate de recompenzarlo con lo que le has prometido.
- Anuncia al mundo que San Expedito te ha ayudado.


PROBLEMAS URGENTES DE DINERO:

Si los problemas económicos son muy urgentes, esta ceremonia será una eficaz ayuda.

Elementos:

1 imagen de San Expedito, en ultito o una estampita con su imagen
1 de la Virgen (en estampita o bultito)
1 vela blanca
1 cajita de cartón
3 monedas
Papel y lápiz

Ritual:

Disponga la vela y las imágenes a modo de altar en un lugar tranquilo de su casa. Luego, escriba la suma de dinero que necesita. Doble el papel y guárdelo en la cajita junto con las monedas (pueden ser de cualquier valor).
A continuación, rece la Novena a San Expedito (nueve días seguidos).  Recuerde encender la vela al comenzar y apagarla al terminar. Si su pedido es justo, el santo lo ayudará a solucionarlo.

Novena a San Expedito:

"Señor, ten piedad de mí. Jesucristo, ten piedad de mí.  San Expedito, fiel hasta la muerte, ruega por mí. San Expedito, que todo perdiste para ganar a Jesús, ruega por mí. San Expedito, que pereciste gloriosamente por la espada, ruega por mí. San Expedito, que recibiste del Señor la Corona de Justicia, ruega por mí. San Expedito, auxilio de los que pierden cosas, ruega por mí. San Expedito, salvación de los enfermos, ruega por mí. San Expedito, consolador de los afligidos, ruega por mí. San Expedito, apoyo fiel de los que esperan en vos, ruega por mí. San Expedito, yo te suplico, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, ven a mi auxilio. Que mi voz llegue a ti, Señor. Amén."


PARA DESTRABAR CAMINOS Y ATRAER LA PROSPERIDAD:

En caso de estancamiento psíquico, este ritual puede resultar altamente positivo.

Elementos:

1 imagen de San Expedito
1 de la Virgen María
1 vela blanca
1 billete actual
1 llave vieja
1 pequeño cuenco
1 puñado de sal gruesa
3 granos de café

Ritual:

Disponga la vela y las imágenes en un altar, rompa el billete y mezcle los pedazos con los otros elementos en el cuenco. Colóquelo cerca de la puerta de entrada sin que nadie lo toque.

Rece la Oración por la mañana, cada día durante tres semanas.

Finalmente, rompa el cuenco y entiérrelo junto a un árbol, pronto la buena fortuna llegará a usted y a los suyos.

Oración:

"Glorioso San Expedito, mártir, protector nuestro. Sabiendo que eres por Dios escuchado, venimos a presentarte nuestras súplicas. Tú conoces nuestras necesidades más urgentes. Las ponemos en tus manos. [Decir la intención o lo que se pide]. Esperamos que nos alcances una pronta solución. Deseamos sentir hoy mismo tu protección. Lo suplicamos por Jesucristo, nuestro Señor.  Amén."


RITUAL PARA EL AMOR:

Para ello necesitarás los siguientes materiales:

Una vela roja o blanca
cerillos de madera (no utilices encendedor)
Una estampita o bultito de San Expedito
1 vasito de vidrio con agua
Un lugar donde puedas armar un altar
Un incienso de mirra

Procedimiento:

Coloca en el lado derecho del altar la estampa o bultito de San Expedito. Coloca la vela blanca o roja en el centro, detras de la imagen de San Expedito, y a su lado izquierdo coloca el vasito con agua, y a un lado el incienso, enciénde la vela y el incienso.

Visualiza a la persona que quieres enamorar y si no tienes a nadie en especifico, visualizate enamorad@, feliz y bien correspondid@, concéntrate mirado fijamente la llama de la vela durante algunos minutos.

Enciende el incienso de mirra y paséalo por el cuarto para ambientar el espacio.

Inmediatamente repite cualquiera de las siguientes oraciones a San expedito:

#1
"Glorioso San Expedito, patrón de las causas justas y urgentes. Atiende mi pedido de amor desesperado, haz que (dí el nombre de la persona amada) se interese por mi para que juntos encontremos la felicidad y prosperidad."

#2
"San Expedito, abogado de las causas urgentes, intercede en mi pedido, en mi ruego de amor, para llenar este corazón de cariño y que la felicidad llegue a mi vida. Te suplico tu misericordia y tu benevolencia con los que más te necesitamos. Cumple mi ruego de amor. Amén."

#3
"Santísimo San Expedito, muchos han sido los méritos de tu inquebrantable fe, trae a nuestros corazones, el amor la paz y la armonía. Concédeme el milagro del amor y haz que (dí el nombre de la persona) se enamore de mi. Amén"

Elige una de las oraciones, y repítela tres veces seguidas.

Apaga la vela y el incienso y repite el ritual durante tres noches seguidas.


*No olvides de ponerle sus ofrendas en cuanto te cumpla tu pedido, esto es sumamente importante.

Publicar un comentario